01 de Junio
de 2023
Actualidad. Fuera de Megáfono.

Docentes porteños rechazaron la primera oferta salarial oficial del 12% sin cláusula gatillo

20. 02. 2018

En el primer encuentro los gremios del sector se pronunciaron en contra de la oferta, similar a la que el gobierno de Horacio rodríguez Larreta cerró con los municipales. Aseguran que es “insuficiente”, y que está por debajo de las proyecciones inflacionarias del propio oficialismo. Además, reclamaron por otros temas, como la reforma educativa y la falta de vacantes.

El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires tuvo su primer encuentro con los gremios docentes, en el marco de la paritaria 2018. Casi al filo del inicio de clases, las partes se reunieron por primera vez para intentar acercar posturas. Luego de la cumbre, los funcionarios ofrecieron una suba salarial del 12 por ciento sin cláusula de revisión por inflación, lo que fue rechazado por la dirigencia sindical. La oferta es similar a la que formaron los trabajadores municipales porteños, la primera paritaria acordada por el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta. Para los sindicatos, el llamado es “tardío” y se quejaron de la falta de mejoras en el sistema público. Además, hubo un nuevo pedido por la falta de vacantes, que afecta a unos 15 mil alumnos.

En la primera reunión de la paritaria docente de la Ciudad de Buenos Aires, el gobierno porteño ofreció un aumento del 12 por ciento, sin cláusula gatillo, lo que fue rechazado por unanimidad por los 17 sindicatos del sector, que a sólo nueve días del comienzo de las clases reaccionaron en forma negativa a la primera propuesta. Ante esto, la negociación pasó a un cuarto intermedio. Según se supo, la propuesta del gobierno fue un aumento del 12 por ciento en tres cuotas sin cláusula gatillo, en la misma línea que acordaron los municipales con el gobierno porteño. Además se propuso una suba en marzo del 6 por ciento, en agosto del 3 por ciento y en octubre del 3 por ciento, de acuerdo con números oficiales, el esquema da un sueldo inicial para jornada completa en octubre sería de 31.848 pesos.

Por el momento, los números que manejan los docentes están muy por encima de las cifras ofrecidas por el gobierno porteño. La UTE, por ejemplo, concurrió a la reunión denominada Mesa de Condiciones Laborales y Salariales con un reclamo recomposición salarial del 24 por ciento, además de contemplar una cláusula gatillo como garantía ante un eventual avance de la inflación más allá de ese número. “Este porcentaje obedece a las estimaciones inflacionarias del Centro CIFRA de la CTA de los Trabajadores, cuyos pronósticos se ajustaron a la realidad de los años 2016 y 2017, y al aumento del ABL que estableció el Poder Ejecutivo municipal para 2018”, explicó el sindicato que conduce Eduardo López, y es parte de la mayoritaria CTERA.

Además, la UTE planteó la necesidad de que, para comenzar el ciclo lectivo “con todos los niños adentro de la escuela” se incluya en el sistema educativo a 15 mil niñas y niños que quedaron sin vacante en el nivel inicial. Por otra parte, se exigieron condiciones dignas de enseñar y aprender para todas las comunidades educativas, particularmente para el Isauro Arancibia y el Polo de Retiro. Al mismo tiempo, se reclamó que la creación de la UNICABA no implique el cierre de ninguno de los profesorados docentes de la Ciudad de Buenos Aires. En la reunión, la UTE denunció ante la ministra que “se agrava la falta de docentes en la jurisdicción”. En el día de ayer tras los actos públicos para cubrir cargos vacantes en las escuelas de los barrios de Villa Soldati, Pompeya y Flores Sur ya quedaron 11 grados sin maestros, remarcó el gremio.

En tanto, desde el gremio Ademys aseguraron que la convocatorio es tardía” y también se quejaron de los bajos porcentaje de aumento que se ofreció en la primera reunión. Este gremio, que conduce el dirigente Jorge Adaro, le presentó al gobierno un pliego de reclamos, que incluyeron el blanqueo de todas las cifras en negro del salario y un aumento no menor al 30 por ciento para toda la escala sin cuotas, una cifra muy lejana a la ofrecida de manera oficial. “Además del planteo salarial nos manifestamos contra la reforma educativa y exigimos que el gobierno retire el proyecto que elimina los profesorados, así como la reforma de media. Otro tema preocupante es la falta de vacantes, hay familias que aún hoy no saben si sus hijos tienen vacante ni dónde”, dijo Adaro.

Por último, el Ministerio de Educación que conduce Soledad Acuña comunicó que, ante la falta de acuerdo, en el mes de marzo liquidará una suma de 600 pesos por cargo, hasta dos cargos como adelanto de paritarias, que se suman a los 400 pesos que se abonaron durante los últimos tres meses.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales