viernes 5 de marzo de 2021

Denuncian que línea del conurbano amenaza a choferes del grupo de riesgo con dejar de pagarles el sueldo si no vuelven a trabajar

Se trata de la Línea 164 (ex 165) de la empresa Tomás Guido. Delegado alerta que están presionando a 40 trabajadores con enfermedades como diabetes, hipertensión, obesidad y problemas de asma.

Trabajadores de la línea de colectivos 164 (que une el sur del conurbano bonaerense con Capital Federal) denuncian que la empresa Tomás Guido comenzó a intimar a los choferes que se encuentran de licencia por la pandemia del coronavirus bajo la amenaza de que si no vuelven a sus puestos podrían dejar de cobrar su sueldo, según consignó el portal La Unión.

En total, se trataría de alrededor de 40 trabajadores los que se encuentran en esta situación. Son trabajadores con enfermedades como diabetes, hipertensión, obesidad, problemas de asma que no pueden correr el riesgo de entrar el contacto con el virus. Enfermarse para ellos podría ser fatal.

El delegado Hugo Wurtz relató que «al principio los llamaban por teléfono para que se presenten» desconociendo el decreto presidencial que protege a las personas que integran los grupos de riesgo, y que luego «cambiaron su postura y comenzaron a decir que la empresa estaba mal».

«Mienten e intentan que la gente vuelva de una manera ilegal. No lo hacen como deberían hacer, a través de un telegrama, sino todo de palabra. Nosotros ya advertimos a los compañeros de esta maniobra y les dijimos que si no los citan de manera formal no tienen por qué presentarse porque el decreto sigue vigente», contó el delegado.

En la empresa San Vicente, el grupo DOTA también citó a los choferes licenciados con una maniobra similar. Pero, según explicó el delegado, en ese caso «los choferes fueron obligados a firmar un papel donde ellos solicitaron volver a trabajar y muchos firmaron por miedo», contó.

Ante esta situación los delegados están alertas y no descartan realizar una presentación en el Ministerio de Trabajo si la Tomás Guido decide avanzar en su intento o aplicar represalias a los choferes que no accedan a volver.

En medio de todo este conflicto, Wurtz denunció algo que ya había denunciado ante La Unión en agosto de 2020. «La empresa no cumple con los protocolos sanitarios (…) no les garantizan nada a los compañeros. Quienes higienizan los coches somos los choferes. No nos brindan los elementos de sanitización, es preocupante», agregó.

El año pasado ante un brote de Covid-19 que se había registrado en la línea, Wurtz ya había alertado sobre los incumplimientos por parte de la compañía. En ese momento, el delegado le dijo a este diario que los dueños de la línea no ponían gente especializada a limpiar los coches ni contaban con los elementos de seguridad necesario.

Para él, el problema es que los dueños de la línea «no toman noción» de la situación y del «peligro» que el virus representa tanto para los pasajeros que todos los días toman cualquiera de los ramales como para los choferes y sus familias.

También podría interesarte

Sin acuerdo de los gremios mayoritarios, la Ciudad anunció el cierre de la paritaria docente

El gobierno de Horacio Rodríguez Larreta firmó con 15 sindicatos un aumento del 30 por …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *