07 de Octubre
de 2022
Actualidad.

En una década, la conflictividad laboral en el país generó 11 mil paros y multiplicó por 14 el promedio mundial

22. 09. 2022

Son datos de un estudio con cifras aportadas por el Ministerio de Trabajo y la OIT. Los empleados públicos tuvieron 16 veces más conflictos que los privados.

Entre el 2010 y el 2020, la Argentina tuvo una de las décadas con mayor conflictividad laboral, con 200 paros cada 100 mil habitantes. De esta manera, con los datos oficiales, el país tiene 14 veces mayor cantidad de conflictos que el promedio mundial.

El trabajo fue realizado el mes pasado por el Instituto de Instituciones Económicas de la Bolsa de Comercio de Córdoba, que a partir de estadísticas obtenidas por el Ministerio de Trabajo nacional y la oficina local de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) elaboró este índice.

Según reportó, el sector estatal lleva la ventaja en materia de paros y protestas, y es 16 veces más conflictivo que el sector privado. Las proyecciones de este año no son optimistas, ya que el aumento de la inflación y el deterioro de la situación económica y social hace que se aceleren los conflictos, los paros y las protestas.

Esta semana, no sólo hubo anuncio de paro de estatales nacionales, sino que además marchan enfermeros y médicos. También se reaviva la tensión en planta del grupo Techint.

El informe del instituto cordobés analizó los paros con protesta del sector público y privado por 10 años, y los comparó con países de la región y el mundo. «La Argentina fue 14 veces más conflictiva que el promedio mundial. En el país, con 200 paros cada 100 mil habitantes en este período, Santa Cruz fue la provincia más conflictiva», concluyó el reporte, al que tuvo acceso Gestión Sindical.

De cara al 2023, Peretta recorre la Ciudad para escuchar las demandas de los vecinos

Además, el país registra, según datos oficiales, «un alto nivel de conflictos en el ámbito laboral y, en promedio, entre 2010 y 2020 cada trabajador perdió casi una jornada laboral por año debido a paros mientras que en el resto del mundo, fue solo media hora».

En concreto, en el período de estudio del Instituto de Instituciones Económicas «hubo 27 mil conflictos laborales en el país, de los que 11 mil derivaron en paros».

La explicación de estos datos se encuentra en varias cuestiones, pero se centra en los últimos años en «el deterioro del salario real frente la inflación explica ese comportamiento». En 2019, por ejemplo, «35 por ciento de los conflictos privados fueron a nivel nacional, la cifra más que se duplicó (73 por ciento) en los últimos dos años».

En cuanto a la ubicación geográfica, la provincia de Buenos Aires «fue la que concentró más conflictos con 1.800 paros registrados». «El pico fue en el período 2012-2015, con una elevada injerencia del sector público provincial. Sin embargo, el nivel de conflictividad que presenta respecto a su población es de los más bajos del país», aclaró el informe.

«Otras jurisdicciones como Mendoza, la Ciudad de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba, también cuentan con una cantidad de conflictos cada 100 mil habitantes debajo del promedio del país: 9, 18, 19 y 21, respectivamente. Santa Cruz es la provincia más conflictiva en términos relativos, con 208 paros cada 100 mil habitantes. En esta provincia, 500 de los 700 paros de la década fueron en el sector estatal», se detalló.

El Estado, en conflicto

Uno de los datos más notables del informe es que el sector público tuvo en este tiempo 16 veces más conflictos y paros que el sector privado. El trabajo de Fabio Ventre y Valentina Vijarra admite que el sector «cuenta con mayor nivel de protección».

«En la década analizada, en promedio, un empleado estatal perdió 2,3 jornadas de trabajo por año, 16 veces más que un privado. En comparación con el mundo, el argentino es 38 veces más conflictivo», según el informe.

La administración pública, con 3.600 paros en 10 años fue la más conflictiva en el área estatal. Siguieron la salud pública con 1.900 y la educación, con 1.300. En estos días, ATE anunció un paro para el 27 de este mes, mientras que habrá una gran marcha del sector salud este 21 de septiembre.

Jerárquicos de la industria del gas piden que se termine el «injusto» Impuesto a las Ganancias

«La situación es realmente indignante. Tenemos básicos por debajo de la línea de pobreza, no nos incluyen en la ley e profesionales de la salud, y firman con sus socios sindicales una nueva carrera que miente hablando de equiparación salarial, cuando en realidad propone cuotas hasta el 2025 sin llegar ni al 50 por ciento del salario que nos corresponde», denunciaron los enfermeros de la ALE. En tanto, la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA) tendrá junto a gremios provinciales su Jornada Nacional de Lucha.

Privados, más ordenados

En cuanto al sector privado, si bien tiene menos conflictividad, en el último tiempo aparecieron cuestiones vinculadas a salarios y condiciones laborales que aumentaron las protestas, en un sector donde los despidos tienen una mayor incidencia.

Según el reporte, «un empleado perdió en promedio una hora de trabajo por año; entre dos y tres veces más arriba que el mismo cálculo a nivel mundial». «La única actividad privada que tuvo un nivel de conflictividad equivalente a la estatal fue la del transporte, con 1.400 paros; la industria contabilizó 900», agregaron.

El sector industrial, en especial en manufacturero, tuvo durante la gestión de Mauricio Macri un repunte en los conflictos, y ahora, con la recuperación del empleo, se estabilizó. Aunque se arrastran algunas situaciones, como sucede en Tenaris Siat, la planta del grupo Techint en Lanús. Allí, hace unos días, se denunciaron despidos de varios trabajadores, en el marco de las tareas involucradas en el Gasoducto Néstor Kirchner.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales