miércoles 20 de enero de 2021

Daniel Ricci, de la FEDUN: “Tenemos la expectativa de que en marzo logremos superar a la inflación y empezar a recuperar lo que perdimos en los cuatro años del gobierno macrista”

Entrevistado por Gestión Sindical, el líder de la Federación de Docentes de las Universidades enfatizó que “la presencialidad es irremplazable”, pero cree que “la situación se manejó de la mejor manera posible”. “Qué bueno que Alberto sea el presidente. Si teníamos a Macri no habría Ministerio de Salud, y la situación sería mucho peor. Creo que hubo una gran gestión de la pandemia y un enorme esfuerzo por sostener los puestos de trabajo”, analizó.

Por Claudio Garibotto

El secretario general de la Federación de Docentes de las Universidades (FEDUN), Daniel Ricci, dialogó con Gestión Sindical para trazar un balance del año que pasó y hablar de sus perspectivas para este 2021. Lo primero a lo que se refirió fue al acuerdo paritario alcanzado en los últimos días de diciembre, que consistió en un bono cobrado en ese mes y un aumento de 10% acumulativo en tres tramos: 2% en enero, 4% en febrero y 4% en marzo. El bono se cobró por cada cargo que tenía el docente, dependió de la dedicación y quedó establecido de la siguiente manera: 4 mil pesos para las dedicaciones exclusivas, 2 mil para las semiexclusivas y mil para las simples. “Con ese acuerdo sumamos, de enero a diciembre del 2020, un 36,5% que equiparó a la inflación. Por eso, más allá de que hay un desfasaje porque los aumentos son de enero a marzo, estamos conformes. Y con la expectativa, por supuesto, de que en marzo logremos superar a la inflación y empezar a recuperar lo que perdimos en los cuatro años del gobierno macrista”, explicó Ricci.

El secretario general de la FEDUN también se refirió al tema tan debatido de la vuelta o no a las clases presenciales, y al riesgo de contagio del coronavirus que eso significa. “Va a ser difícil volver a la normalidad hasta que no esté la vacuna a nivel masivo. Será un 2021 con un sistema dual, al menos al comienzo. Porque tal vez en algunos lugares puntuales sí pueda haber clases presenciales, ya que no es lo mismo la Universidad de Buenos Aires, donde tenés 300.000 alumnos, que una facultad chica, con 2.000 o 3.000 alumnos”, graficó.

Ricci además opinó que con las clases a distancia “se pierde la riqueza del aprendizaje en el aula y la interacción entre los alumnos. Además, en algunos temas como en la salud por ejemplo, la presencialidad es irremplazable. Yo siempre hago la misma broma: imaginate que vas a atenderte con un médico y en su diploma, que siempre está colgado en la pared, dice “recibido con clases sólo de manera virtual”. Seguro salís corriendo”. Aunque advirtió que eso “no quiere decir que hay que dejar de reconocer el enorme esfuerzo que hicieron los docentes para que este año haya clases de la manera en la que se pudo hacer”.

En el mismo sentido dijo que lo que se vivió fue “una virtualización de emergencia, como siempre digo. Y enfatizo en que fue de emergencia. Y ante eso sólo había dos posibilidades: que se dieran las clases como se hizo, o no hacer nada y que sea un año perdido. Por eso estoy conforme. Más allá de casos como decía de salud o de odontología, por poner otro ejemplo donde la presencialidad es irremplazable, creo que la situación se manejó de la mejor manera posible. Y siempre se hizo con la prioridad puesta en cuidar la salud de los docentes y de los alumnos. Hay que imaginar lo que hubiese sido una clase en el aula magna de la UBA, con 800 personas. Con una sola persona que vaya a clases contagiada ya se hacía un desastre. Además del riesgo de la movilidad en el transporte público”.

Por último, Ricci también dio su opinión sobre lo que fue el primer año de gobierno de Alberto Fernández. “Lo primero que digo es qué bueno que Alberto sea el presidente. Si teníamos a Macri no habría Ministerio de Salud, y la situación sería mucho peor. Creo que hubo una gran gestión de la pandemia y un enorme esfuerzo por sostener los puestos de trabajo”, evaluó. Y cerró, de manera contundente: “Acá hubo dos pandemias: una pandemia macrista, primero, y ahora la pandemia del coronavirus. Esperemos que este año todo empiece a cambiar y que con la llegada de la vacuna se pueda poner en marcha nuevamente el aparato productivo del país”.

También podría interesarte

UDOCBA

Según Udocba, las clases presenciales van a empezar en marzo

Miguel Ángel Díaz, titular del gremio docente bonaerense, señaló que a futuro lo que deben …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *