jueves 19 de septiembre de 2019
Inicio / Actualidad / Críticas al paquete de medidas anunciado por Vidal: “Parece que se olvida que debe gobernar para todos”

Críticas al paquete de medidas anunciado por Vidal: “Parece que se olvida que debe gobernar para todos”

Gremios y otros sectores se quejaron de la falta de ayuda para sectores productivos y estatales, que no recibirán como en Nación un bono extraordinario. “Parecía que estábamos escuchando a Macri”, dijeron. Además, los municipios no recibirán ayuda para afrontar posibles pedidos de sus trabajadores, que quieren reabrir paritarias.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Casi un mes después que se desatara la crisis cambiara que afecta al país luego de las PASO, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal lanzó su propio paquete de medidas para paliar los efectos de la situación, que afecta a los asalariados y sectores más vulnerables.

Con varios días de demora, la iniciativa busca por un lado frenar el impacto que tendrá la suba de precios en jubilados y otros grupos, y además recuperar la iniciativa política, ya que pese a la dura derrota la semana que viene debe volver a la campaña, para trata de lograr derrotar en octubre al candidato opositor Axel Kicillof, lo que hoy parece toda una utopía.

Durante el anuncio, Vidal dijo que las medidas se pensaron “para paliar la crisis económica” y advirtió que se trata de normas que “no responden a ninguna coyuntura y no forman parte de ninguna campaña electoral”, aunque su relación es ineludible. A diferencia d lo que hizo el gobierno nacional, no hubo anuncio de un bono para estatales, lo que generó las críticas de los gremios.

Además, si bien se habló de mejoras y facilidades para pymes, desde el sector productivo se quejaron de la falta de una política para ellos. En los municipios también ven la ayuda como escasa, en momentos que los empleados comunales piden el pago del ya famoso bono o la reapertura de paritarias.

El paquete de Vidal apunta a más vulnerables, como jubilados y beneficiarios de asignaciones sociales, pero no incluye a estatales, docentes u otros sectores. En concreto, el gobierno bonaerense pagará un bono de mil pesos para septiembre para todas las madres con hijos menores de 5 años y embarazadas que son beneficiarias del programa Más Vida, algo que alcanza a unas 600 mil personas. Además, se decidió un aumento de los fondos destinados a los comedores de las escuelas públicas, una suba para septiembre del 10 por ciento y para octubre de un 10 por ciento adicionales.

También se incrementarán los montos que se asignan a los programas destinados a los chicos en la provincia, mediante el programa de jardines maternales que incluye una beca y que tendrá un aumento de 15 por ciento. A diferencia de Mauricio Macri, Vidal sí incluyó a los jubilados, que recibirán una suba del 45 por ciento de la mínima para los beneficiarios del Instituto de Previsión Social (IPS), que dependen del gobierno de la provincia. Se trata de unos 14 mil jubilados, afirmó la gobernadora.

Una de las críticas que más rápido se escuchó fue la falta de ayuda para los sectores productivos, más allá de los 370 millones de pesos a un programa de preservación del empleo, que ya está vigente, con el objetivo de ayudar a las pymes que están en crisis. El resto de los sectores, como el campo, no recibieron beneficios. “Ni el gobierno nacional ni el provincial hace nada por los sectores productivos, se llenan la boca de las economías regionales, de la importancia que tiene el sector, pero sin embargo no hacen nada para ayudarlo”, se quejó Gustavo Arreseygor, titular del Sindicato Argentino de Trabajadores Horticultores y Agrarios (SATHA).

En diálogo con Gestión Sindical, el dirigente dijo que “en Francia, si no fuera por los subsidios que da el Estado a la lechería, no podrían subsistir. Como pasa con otras actividades agrarias, en todos lados son subsidiadas, porque sino la producción sería muy cara. Menos acá”. Como propuesta, Arreseygor propuso que “se saque el IVA a todos los productos de la horticultura y la floricultura, además de ‘desdolarizar’ la producción, un problema que tenemos desde siempre”.

En cuanto a los estatales, la ausencia del bono de fin de año generó malestar. Desde SUTEBA dijeron que Vidal “se olvidó de los maestros nuevamente”. Los gremios que forman el Frente de Unidad emitieron un documento de cinco puntos donde además de criticar la actitud de Vidal piden mejoras concretas para el sector, entre ellas convocatoria a la Comisión Técnica Salarial; actualización de las Asignaciones Familiares; declarar la “emergencia alimentaria” y aumento de los cupos y el monto destinado al servicio alimentario escolar; resolución urgente de las graves problemáticas edilicias; y la intervención urgente de las autoridades ante el incremento de acciones autoritarias y de hostilidad laboral hacia los docentes.

Por su parte los médicos además pidieron que se solucione los graves problemas relacionados con los insumos. Como informó esta semana Gestión Sindical, desde el gremio CICOP denuncian que por la devaluación los proveedores no entregan productos básicos como gasas y hasta medicamentos, y que hubo que suspender cirugías.

En general el malestar de los gremios estuvo atado a la tardanza de los anuncios y a su tono electoralista, como el que se le atribuye al presidente Macri cuando lanzó su propio paquete. “Si la gobernadora no tuviera el pelo largo, parecía que estábamos escuchando a Macri, es una mentira tras otras, habría que recordarle que debería estar gestionando para millones de personas”, sostuvo Arreseygor, del SATHA.

Más allá de las críticas, el dirigente remarcó que esta situación no durará mucho, ya que el de Vidal “es un gobierno terminado”. “Nos van a dejar muchos dolores de cabeza, muchos temas que el peronismo deberá solucionar, y lo vamos a hacer para el bienestar de la mayoría”, agregó.

En cuanto a los municipios, la gobernadora precisó que se aumentará el fondo de Fortalecimiento de Programas Sociales que reciben. “Ese fondo exige que un 50 por ciento esté destinado a la infancia y otro 50 a otras cuestiones. Vamos a hacer que ese 50 de chicos se siga respetando y que el 50 por ciento restante los intendentes lo puedan destinar a la compra de alimentos”, adelantó durante el anuncio.

En las comunas, los trabajadores piden recibir un bono especial, y presionan a los jefes comunales. Desde la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FeSiMuBo) recuerdan que son los intendentes los que deben decidir este pago. “Los jefes comunales tienen sus propios presupuestos, lo que puede hacer la gobernadora es sugerir el pago de un bono. También podría aportar fondos, pero eso atenta contra la independencia económica”, le dijo a Gestión Sindical una fuente de esa federación. Por el momento, poco más de una docena de municipios dieron esta mejora, con cifras que van de los 3 mil a los 10 mil pesos, como sucedió en Escobar, según el cálculo realizado por la entidad que lidera Rubén “cholo” García.

En tanto, la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la provincia de Buenos Aires (FSTMPBA), enfrentada a la FeSiMuBo, presentaron una carta a la gobernadora, para que se pague ese bono en las comunas, sin tener en cuenta el tema de los presupuestos separados. “Lo hicieron para figurar, porque ellos saben que Vidal no puede ordenar eso”, remarcó la misma fuente.

También podría interesarte

Golpe a trabajadores que reciben pagos del exterior por sus servicios profesionales

Dentro del esquema de liquidación de divisas, quedaron envueltos servicios a mucha menor escala que …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *