24 de Junio
de 2022
Actualidad.

Críticas a la conducción de la UTA por la suba salarial firmada: “es una burla”

09. 04. 2016

Delegados de la línea 60 aseguraron que el acuerdo salarial homologado por el gremio y el gobierno “no está a la altura que necesitan los trabajadores”. Además, cuestionaron el aval de Roberto Fernández al tarifazo del transporte público: “vemos con vergüenza ajena el papel que cumplió el secretario general”.

El mismo día que el gobierno nacional anunció la suba de las tarifas del transporte público, se dio a conocer el cierre de una de las paritarias más complejas, la de los choferes de colectivos. Junto al Ministro de Transporte Guillermo Dietrich estuvo el titular de la Unión Tranviaria Automotor (UTA), Roberto Fernández, que confirmó la suba salarial promedio del 29 por ciento, más el pago de sumas no remunerativas, que un par de días después fue homologado en el Ministerio de Trabajo. El acuerdo fue criticado por sectores que no están alineados con la UTA, que lo consideraron “una burla”. Además, cuestionaron la presencia de dirigente el día del anuncio: “nos dio vergüenza ajena”. El impacto del aumento del boleto en el servicio, una de las preocupaciones de los trabajadores.

La UTA firmó una suba salarial del 29 por ciento, para todo el año, retroactivo al 1º de abril, y el pago de sumas fijas de 2 mil pesos remunerativos en abril y mayo, y otra de 1.500 pesos por mes no remunerativas, entre agosto y noviembre. Esto llevará en diciembre de este año el salario inicial de los choferes a 21 mil pesos. “Es una burla”, dijo el delegado de la Línea 60, Esteban Simonetta. En diálogo con Gestión Sindical, el dirigente recordó que “en estos días estuvimos realizando asambleas, y la opinión general es que el acuerdo es malo”.

Simonetta y los integrantes de la comisión interna de la empresa MONSA –dueña de la tradicional Línea 60 –están enfrentados hace un tiempo a la conducción de Fernández. Sobre el convenio salarial 2016, mostraron sus diferencias. “El acuerdo es en cuotas, lo que significa que recién a fin de año vamos a llegar a cobrar ese 29 por ciento, cuando desde noviembre del 2015 hasta estos días ya tuvimos devaluación y mucha inflación. No podemos estar conformes con este aumento”, agregó Simonetta. Además, cuestionó que no se haya consultado a los afiliados de la UTA y los choferes en general sobre el acuerdo: “no se llamó a asamblea ni a congreso de delegados, no se consultó a nadie. El convenio está muy alejado de las necesidades de los trabajadores”.

Para los delegados, generó malestar la presencia de Fernández el día del anuncio del “tarifazo” del transporte. “Vemos con vergüenza ajena el papel que cumplió el secretario general del sindicato, que salió a bancar un aumento de tarifas y condiciones para los empresarios más que buscar firmar un acuerdo digno para los trabajadores”, dijo Simonetta. También hablaron de una especie de alianza con el gobierno, que permitió este movimiento. “Es una alianza con el gobierno, con sectores del transporte que la década pasada se hicieron millonarios con el negocio de los subsidios. Fernández cómo ‘jugo’ en los últimos 10 años en este tema, no está en condiciones de negociar libremente ningún acuerdo salarial”, graficó el delegado.

La suba del boleto comenzó a regir hoy viernes, y en los colectivos de la zona urbana alcanza el 100 por ciento, llevando el boleto mínimo a 6 pesos. Para los delegados de la Línea 60 todavía “no se puede sacar una evaluación, pero obviamente que tendrá un impacto negativo, sobre todo entre los trabajadores más precarizados, que tienen que viajar todos los días”. “Incluso entre nosotros va a tener un impacto doble, primero porque nuestras familias viajan en colectivo y después porque el aumento que vamos a recibir recién se completa en diciembre, y no está a la altura en porcentaje de la suba de las tarifas”, concluyó Simonetta.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales