martes 26 de enero de 2021

Coto despidió a 26 empleados y tensa más la situación con el gremio, que amenaza con parar todas las sucursales de zona oeste

Fue tras el reclamo de un bono en reconocimiento por la tarea esencial que brindaron los trabajadores. La decisión tomada por la empresa quedó en suspenso por la conciliación obligatoria que dictó el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires. Pero la empresa ya expresó su intención de no reincorporarlos, amparada en los telegramas que se enviaron que decían fueron “con justa causa”.

Un auténtico método de presión y totalmente ilegal. Eso es lo que llevó a cabo la cadena de supermercados Coto, que despidió a 26 trabajadores por haber participado de las asambleas con las que el Sindicato de Empleados y Obreros de Comercio Zona Oeste (SEOCA) reclamaba un bono en reconocimiento por la tarea esencial que brindaron. Y los telegramas que se enviaron decían -como justificativo y literalmente- que la medida fue tomada “con justa causa”.

Sin dudas fueron confeccionados de esa manera para intentar gambetear la prohibición de despidos que está vigente por un decreto presidencial. Pero las notificaciones fueron rechazadas inmediatamente por los trabajadores y por el gremio, que acusan a la cadena de inventar los motivos.

Por el momento, la decisión tomada por la empresa quedó en suspenso por la conciliación obligatoria que dictó el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires. Esto más allá de que, de manera sorpresiva, la representación legal de Alfredo Coto le pidió a la cartera laboral que levante la medida para poder avanzar con las cesantías, lo que para el sindicato “viola la buena fe negocial”.

Desde el gremio venían reclamando en las tiendas de los supermercados y mayoristas un bono de $30.000 pesos por trabajo esencial, dividido en seis cuotas de $5.000, que se sume al acuerdo que selló la Federación de Empleados de Comercio que lidera Armando Cavalieri, que es un plus de $13 mil pesos.

Además, SEOCA le reclama a Coto que incorpore a planta a los trabajadores tercerizados que cumplen tareas permanentes, que liquide los francos según estipula la ley y que actualice el monto que le corresponde a cada trabajador en concepto de descuento para compra, congelado en apenas $37. Y los mercantiles insisten en que si los mayoristas y los supermercados no dan respuestas a las demandas del gremio y pagan el bono para trabajadores esenciales habrá protestas y medidas de fuerza concretas durante el período de las Fiestas.

También podría interesarte

Grave: Soledad Acuña asegura que «como ministra no puedo garantizar la ventilación de las aulas»

La titular de la cartera educativa en la Ciudad aseguró que no supervisarán el cumplimiento …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *