21 de Junio
de 2024
Actualidad.

Carrefour anunció un bono y desató la bronca de los jerárquicos: los dejaron afuera

21. 07. 2020

También quedaron afuera los empleados con licencia por pertenecer a grupos de riesgo y los que tienen hijos menores a cargo. Sí lo recibirán quienes fueron aislados por contraer coronavirus o por ser contactos estrechos de infectados. Los tercerizados, en tanto, recibirán un bolsón de comida. La bronca de los jerárquicos va en aumento porque todavía no cerraron el aumento paritario de 2019 y tienen congelado el de este año.

Por Matías Tagliani / Director de Gestión Sindical

Hace más de un mes que Gestión Sindical venía dando cuenta de la pelea de los trabajadores de Carrefour para recibir un bono, en función de que forman parte del grupo de trabajadores esenciales que todos los días arriesgan su salud. Anteriormente, durante dos meses la empresa accedió a otorgar un beneficio de $ 5.000 pero unilateralmente lo cortó en junio, lo que motivó protestas en diferentes locales. Ahora la empresa anunció un nuevo bono que se pagará el 7 de agosto, pero no informó si se otorgará por única vez o hasta que finalice la pandemia.

Además, no todos los trabajadores quedaron conformes con el anuncio. Sobre todo, los que quedaron afuera del reconocimiento En ese grupo están los que están bajo licencia (por formar parte de grupo de riesgo o por tener menores a cargo) y, sobre todo, los jerárquicos que tienen las paritarias congeladas desde el año pasado. En tanto que los tercerizados recibirán un bolsón de alimentos.

La novedad la dio a conocer el CEO de la empresa en Argentina, Stéphane Maquaire, en un video que llegó a los empleados de toda la cadena.

https://www.facebook.com/gestionsindical/posts/3045314365538461

Según pudo confirmar Gestión Sindical, al igual que el otorgado en abril y mayo, se trata de un bono (Súper Bravo) para compras de productos de la cadena. Será de $6.000 para quienes realicen jornadas laborales de 48 horas semanales, y de $3.000 para aquellos que cumplan jornadas de 24 horas semanales. Para el resto será proporcional según la cantidad de horas que trabajen. No está claro si es por única vez o se volverá a pagar en septiembre.

Incluye únicamente a los “conveniados” y contempla a quienes fueron aislados por caso covid-19 positivo o por contacto estrecho, pero quedan afuera –como se dijo- quienes tomaron licencia por pertenecer a grupos de riesgo (enfermedades de base o mayores de 60 años) o por tener menores a cargo.

Pero peor es la situación de quienes se exponen a la enfermedad día a día y tampoco lo recibirán: se trata de los jerárquicos.

“Al ser jerárquicos, tenemos acceso a las cifras diarias. Y si bien hay locales que no están ganando lo que la empresa pretende, hay otros locales que sí. Y les está yendo bien con los números en general. Con lo cual no entendemos cual esta lógica de que, si están dando un bono, no sea para todos los trabajadores. Porque todos estamos aportando para llevar adelante el día a día”, le dijo a Gestión Sindical Gastón Gallo, secretario general de Asociación del Personal Profesional y Jerárquico de Comercio (APPyJC).

Los jerárquicos, para colmo, ya habían sufrido el mismo destrato cuando se otorgó el bono anterior. En esa ocasión, la empresa también había decidido dejarlos afuera y tras los reclamos del gremio debió incluirlos.

“Las comparaciones son odiosas. Si uno mira alrededor, entendemos que hay empresas que hoy están cerradas. Los pequeños y medianos empresarios de comercio están en una situación muy complicada, pero no es la misma situación que tienen estas grandes cadenas multinacionales que pueden surfear de otra manera la situación. Entonces entendemos que hay un aprovechamiento de este contexto para pagar lo menos posible”, enfatizó Gallo.

Para peor, los jerárquicos aun no cerraron las paritarias de 2019 y no arrancaron las de este año. “En el medio, la inflación no para. El Gobierno acaba de autorizar la suba de precios de más de 2.500 productos esenciales. Todo esto va en desmedro del sector”, graficó Gallo.

Los jerárquicos además sienten que con esta actitud la empresa no está reconociendo el gesto que tuvieron con la empresa en 2018, cuando ésta presentó el procedimiento preventivo de crisis. En esa ocasión, el CEO francés Rami Baitiéh se reunió con la Federación de Empleados de Comercio conducida por Armando Cavalieri y los jerárquicos representados por Gallo y les planteó que, debido a haber tenido tres balances negativos, la empresa consideraba dejar el país.

Tras una asamblea, los jerárquicos accedieron a resignar un aumento del 6% que tenían pendiente de cobrar de paritarias acordadas. La empresa, a cambio, se había comprometido a reintegrárselos ni bien balanceara sus números. Algo que nunca sucedió. Veremos qué sucede en los próximos días

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)

Últimas Noticias en Zonales