21 de Septiembre
de 2021
Actualidad.

Antes de irse al gabinete nacional, Ferraresi firma una paritaria que denuncian “es ilegal”

15. 11. 2020

Acordó con un grupo de gremios la suba de los salarios de los empleados de la comuna hasta abril del 2021. Pero el Sindicato de Trabajadores Municipales de Avellaneda (STMA) no participó, y asegura que es el único con personería gremial para firmar paritarias. Además, hay bronca por la municipalización del servicio de la recolección de residuos.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

En el que fue el primer cambio fuerte del gabinete nacional, esta semana se confirmó la salida de María Eugenia Bielsa del Ministerio de Desarrollo Territorio y Hábitat. Como reemplazo, el presidente Alberto Fernández anunció que el intendente de Avellaneda Jorge Ferraresi, que este viernes pidió formalmente licencia en el Concejo Deliberante, que lo aprobó sin inconvenientes. Antes de dejar su cargo, el jefe comunal anunció un acuerdo para los salarios de los trabajadores locales, que se extiende hasta abril del 2021. Pero un gremio denuncia que la paritaria “es ilegal”, ya que no estuvo presente la única organización con personería gremial, que según la ley es la única entidad habilitada a esa tarea.

“Es un acuerdo trucho”, dijeron desde el Sindicato de Trabajadores Municipales de Avellaneda (STMA), que recordaron que no es la primera vez que sucede esto en el distrito. El futuro ministro es acusado de “correr” al histórico gremio de las discusiones laborales, y hacerlo con organizaciones “afines”. Además, en estos días volvieron a cruzarse por la municipalización del servicio de recolección de resoduos, que incorpora a la planta municipal a empleados con salarios del convenio de Camioneros.

La semana pasada, Ferraresi firmó un acuerdo salarial parta otorgar incrementos escalonados a los municipales hasta abril del 2021. El convenio se alcanzó con los representantes del Sindicato Unificado de Municipales de Avellaneda (SUMA), ATE, UPCN, la Asociación Médica de la República Argentina (AMRA) y la agrupación de Trabajadores Municipales 17 de Noviembre.

Según el acta, al que tuvo acceso Gestión Sindical, el aumento incluye una suba del 7 por ciento para noviembre (sobre los salarios de agosto), y un 7 por ciento de “bonificación retributiva”. Además, en diciembre se aumentará un 5 por ciento (y otro 5 por ciento para la misma bonificación), un 8 por ciento en febrero de 2021 y un 7 por ciento de suba en abril del 2021. Según el documento, con este acuerdo se totalizará un 32 por ciento de aumento salarial para todo el año 2020, más las sumas del año que viene.

“Es una paritaria ilegal”, remarcaron desde el STMA, que no fueron parte de la mesa de negociación. Es que la organización, la más antigua del distrito, es la única que tiene personería gremial, es decir, según la Ley de Asociaciones Sindicales es la única habilitada a firmar acuerdos salariales y convenios colectivos de trabajo.

Desde la organización recordaron que un reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación ratificó este artículo de la ley, rechazando planteo de entidades con inscripción simple (como las que figuran en el acta de la paritaria de Avellaneda) para poder acordar este tipo de cuestiones. El gremio ratificó su rechazo a la maniobra del ahora ex intendente, que irá a nación a ocupar un cargo en el gabinete nacional. Esta es la tercera vez que la gestión comunal realiza este tipo de maniobra, dejando al sindicato fuera de la mesa de discusión. Incluso, un año el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires instó al gobierno local a que cumpla con la ley.

Además de esta cuestión, antes de irse Ferraresi dejó otro tema polémico. A fines de octubre, los concejales de Avellaneda aprobaron el proyecto del oficialismo que municipaliza el servicio de recolección de residuos. La medida fue impulsada por el ejecutivo, y contó con el apoyo del Frente de Todos –oficialismo –y la oposición, que respaldó que a partir de ahora esa tarea estará a cargo de la comuna. Como sucede en otros lugares donde se intentó esto, el gran problema surgió con los empleados que hasta ahora estaban haciendo las tareas, que bajo el convenio de Camioneros cobran salarios muy superiores a los de los municipales.

“En la Municipalidad de Avellaneda hay salarios básicos por debajo de 20 mil pesos, mientras algunos camioneros ganan 80 mil. Si van a equiparar esto van a gastar más plata de la que se ahorran”, ironizó un referente del oficialismo, asegurando que las diferencias “se mantendrán”. El problema parece ser que una parte de las tareas de recolección la hacen corporativistas, que quedarán muy debajo en sus ingresos que sus compañeros recientemente municipalizados.

La aprobación de la municipalización se confirmó a fines de octubre, luego de varias semanas de rumores y negociaciones. La propuesta estuvo fundamentada en la necesidad de bajar los costos del servicio, y controlar mejor el servicio. En este sentido, fuentes de la comuna confirmaron ante la consulta de Gestión Sindical que a partir de este cambio “se ahorra 539 millones de pesos por año ya que no paga IVA, Ingresos Brutos y otros gastos administrativos que sí abonaba a la cooperativa”.

Antes de aprobar la propuesta, la gestión municipal negoció con el Sindicato de Camionero, que puso como principal condición que los empleados mantengas sus salarios. En otras comunas donde se intentó este cambio, como hace unos años en la vecina comuna de Quilmes, los camioneros se opusieron, porque se perdían afiliados y estos sufrían una baja de sus salarios muy notable.

La propuesta fue apoyada por la oposición, en especial el macrismo, que confirmó la idea del ahorro como principal argumento para apoyar la cuestión. En la sesión, cuando se habló de los salarios, los ediles oficialistas dijeron que “van a trabajar en equiparar” esta diferencia, que en algunos casos puede alcanzar el 300 por ciento. Lo cierto es que la aprobación comenzó con algunos roces con los municipales, que en todo momento expresaron sus dudas.

Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales