18 de Mayo
de 2022
Actualidad.

Acusan a la nueva conducción del gremio del neumático de despedir gente de la obra social

20. 07. 2016

Según denunciaron dos diputados nacionales, las nuevas autoridades del Sindicato de Neumáticos (SUTNA) redujeron el 30 por ciento del personal de OSPIN, la obra social del sector. La conducción, vinculada al Partido Obrero y que recientemente le ganó la conducción a Pedro Wasiejko, rechazó las acusaciones, y aseguran que encontraron una deuda de 18 millones de pesos.

A mediados de mayo, Alejandro Crespo derrotó al oficialismo en el Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (SUTNA), y se convirtió en el nuevo secretario general. Al frente de la lista clasista Negra-Roja-Granate, este trabajador de la multinacional FATE logró derrotar a Pedro Wasiejko, histórico titular del gremio, y secretario Adjunto de la CTA de los Trabajadores. La nueva conducción enfrenta en estos días su primera tormenta, ya que un grupo de empleados de la obra social del sector denuncia que se realizaron despidos injustificados, y reclaman su reincorporación. La dirigencia niega los dichos, aseguran que recibieron la entidad con una deuda millonaria y consideran que la denuncia es parte de una campaña difamatoria.

La polémica surgió cuando un grupo de empleados de OSPIN, la obra social de los trabajadores del neumático, se reunió con diputados del bloque del Frente para la Victoria para denunciar que fueron despedidos por la nueva conducción, encabezada por Crespo, dirigente vinculado al Partido Obrero (PO). Según pudo saber Gestión Sindical, la versión de este sector indica que “al menos el 30 por ciento de la plantilla de empleados de la entidad fue despedida, bajo el argumento de la deuda y la ‘pesada herencia’”.

La comitiva fue recibida por los diputados nacionales Andrés Larroque y Edgardo Depetri, donde se hizo pública la acusación. Bajo el argumento de ser “ñoquis”, la nueva conducción del sindicato de neumáticos despidió al menos a 22 trabajadores de la obra social, un tercio del personal. Por eso, los legisladores reclamaron al Ministerio de Trabajo que se frene esta maniobra, y se comprometieron a interceder ante los diputados del PO “para la urgente reincorporación de los compañeros despedidos”.

Desde la conducción del SUTNA rechazaron estas acusaciones, y hablaron de una “campaña política difamatoria”. Encontramos una obra social con tres meses de atrasos en los pagos, con una deuda de 18 millones de pesos”, afirmó Crespo, en diálogo con Gestión Sindical. El dirigente dijo que encontraron el gremio “en una situación calamitosa”, por el “mal manejo de los fondos”. “La obra social estaba manejada por gente que cometió varias irregularidades, era una estructura que respondía al ex secretario general Wasiejko, incluso parientes suyos”, afirmó Crespo.

Desde que ganó las elecciones, la nueva conducción comenzó a revisar algunos de los números del gremio y la obra social, y se encontró con “cajas negras”. En este sentido, Crespo afirmó que a través del SUTNA y de OSPIN “se pagaron campañas de Propuesta Política de los Trabajadores (partido del ex titular del gremio Wasiejko) y del Frente para la Victoria”. “Cuando los trabajadores del neumático votaron un cambio, lo que votaron es que se terminen estos manejos”, agregó.

Por último, Crespo aseguró que ahora “el gremio está en manos de los trabajadores”, y que las acusaciones buscan limitar el proceso iniciado en mayo. “La burocracia manejaba el gremio, dejamos atrás una conducción atada a las patronales, que usó a su antojo los fondos”, remarcó. Además, Crespo dijo que la campaña “es para afuera, para el ámbito político, porque adentro del gremio el trabajador tienen otras preocupaciones, y sabe que eligió un cambio cuando nos voto”.

Temas relacionados
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales