26 de Septiembre
de 2022
Actualidad.

Yasky: «A las paritarias podríamos ir con un número cercano al 33%»

12. 01. 2016

En estos términos se expresó el secretario general de la CTA de los Trabajadores.También propuso una revisión salarial cada seis meses.

El secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, consideró que 2015 cerró con una inflación cercana al 33 por ciento y que por lo tanto ésa podría ser la cifra que la central llevaría a las paritarias, aunque aclaró que también están evaluando exigir una cláusula de «revisión» salarial «a los seis meses».

«El cierre de 2015 va a estar en una franja cercana al 33. Estamos terminando de definir pero esa sería la cifra con la que tendríamos que ir a las paritarias, y al mismo tiempo exigir una cláusula de revisión a los seis meses, porque la posibilidad de que la inflación sea del 40 o del 45 en 2016 es bastante grande», puntualizó el dirigente sindical en una entrevista con NA.

A la vez, consideró que «un techo del 26 por ciento» obligaría al sector trabajador a acudir a la paritaria «de rodillas» y denunció que el objetivo de la Casa Rosada es «bajar el poder de compra de los asalariados».

«Los trabajadores no somos la prioridad de este gobierno», lanzó Yasky, que se manifestó en contra de la propuesta gubernamental para reeditar un acuerdo económico y social. A continuación, los principales pasajes de la entrevista:

– Prat Gay sugirió que los trabajadores deberían priorizar las fuentes de trabajo por sobre sus pretensiones de aumento salarial. ¿Cómo toma esos dichos?
– Creemos que subyace una suerte de extorsión en las palabras del ministro. El ministro comete el error de subestimar a los dirigentes sindicales que tienen un mandato claro, que es no convertir en términos contradictorios el empleo y el salario.
Hay grupos de empresarios muy poderosos que con dos dígitos de desocupación en el país estarían más tranquilos porque, efectivamente, si uno va a discutir con mayor desempleo, la presión de los sindicatos disminuye.
No queremos volver a eso.

– El Gobierno manifestó que quiere impulsar un consejo económico y social para discutir metas de inflación. ¿Esto es viable en la Argentina?
– Es muy difícil discutir eso porque los precios ya aumentaron. La flecha que ellos dispararon está en el aire y ya no va a ir para atrás. Entonces sólo nos queda discutir el único precio que todavía no se definió que es el precio de la fuerza de trabajo, porque todavía las paritarias todavía no se hicieron.

– El Ministerio de Economía dejó trascender que el objetivo es una pauta salarial en torno al 26 por ciento.
¿Que cifra tiene en mente usted?
– Un techo del 26 por ciento es tan bajo que casi nos obligaría a ir de rodillas a la paritaria. El ministro no tiene en cuenta que en noviembre hubo casi 4 de inflación y en diciembre casi 5 por ciento. El 26, 27 o 28 por ciento hubiera sido razonable si la inflación del año hubiera cerrado en torno a los 25 puntos que era lo que se esperaba hasta octubre.

De acuerdo a lo que estamos viendo con cifras de Eduardo Basualdo, de Miguel Bein y del propio Rogelio Frigerio, el cierre del 2015 va a estar en una franja cercana al 33. Estamos terminando de definir pero esa sería la cifra con la que tendríamos que ir a las paritarias, y al mismo tiempo exigir una cláusula para revisar dentro de seis meses, porque la posibilidad de que la inflación sea del 40 o del 45 en 2016 es bastante grande.

– ¿Usted augura un escenario de pérdida de poder adquisitivo del salario para 2016?
– Sí. Nosotros teníamos un esquema de un modelo social que consistía en la paritaria libre, la movilidad jubilatoria, el Consejo de Salario mínimo vital y móvil y el pleno empleo. La recuperación del poder adquisitivo coexistía con una inflación que generaba ruidos pero siempre se estaba por lo menos empardando la inflación.

Desde el 2003, y a excepción de un solo año, siempre logramos recuperar salario dos o tres puntos por encima de la inflación. Hoy el esquema que aplica el gobierno está inspirado en otro modelo social. Para ellos, bajar el poder de compra de los asalariados es el requisito para reducir la presión inflacionaria. Es lo que ellos llaman «enfriar la economía».

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales