martes 26 de enero de 2021

Visitadores médicos y una paritaria récord: el salario del sector no será menor de $90 mil

Lo acordó la Asociación de Agentes de propaganda Médica y las cámaras empresariales. Además, se creará una comisión para discutir el año que viene las condiciones de trabajo, en especial por las restricciones impuestas por la pandemia. El convenio no incluye como el año pasado cambios en las leyes de profesionalidad, un viejo anhelo de los laboratorios y que el gremio que conduce Ricardo Peidro resiste con tenacidad.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

En los últimos años, la paritaria de los visitadores médicos y las cámaras que representan a los laboratorios productores de medicamentos es tan compleja que incluso en tres años no hubo acuerdo, una pelea feroz por sostener las condiciones de trabajo, ante el avance de los intentos de flexibilizar el convenio laboral. La semana pasada, luego de tres tensos encuentros, se logró firmar el acuerdo salarial del 2020, que hace que ningún trabajador del sector cobre menos de 90 mil pesos. El convenio es uno de los más altos del año, en un sector como el farmacéutico que fue uno de los pocos de la industria que tuvo números positivos en medio de la pandemia, gracias a la venta de medicamentos e insumos, vinculados y no a la lucha contra el coronavirus. La paritaria no la firmó un sector minoritario de la federación nacional, que desde el 2016 se separó de la conducción y que aceptó alguno de los cambios que intentaron imponer desde los laboratorios. Con este acuerdo, los visitadores médicos se ubicaron entre los principales acuerdos del año, en un momento donde la mayoría de los sectores tuvieron un retroceso en las condiciones laborales y el valor de los salarios.

El acuerdo firmado por la Asociación de Agentes de propaganda Médica (AAPM) con las cámaras empresariales CILFA (laboratorios nacionales), CAEME (multinacionales) y COOPERALA (pymes y cooperativas) logró cerrar la paritaria luego de tres encuentros. Según la información que envió la entidad, se acordó un básico de 66 mil pesos, más un pago por comercialización de 12 mil pesos y un pago por tenencia de muestras de 12 mil pesos, lo que completa un sueldo mínimo garantizado de 90 mil pesos.

La grilla salarial tendrá vigencia desde el 1° de diciembre de 202 al 30 de noviembre de 2021, pero en el mes de mayo de 2021 se prevé una actualización. En las reuniones previas, el pedido de la AAPM fue un aumento del 40 por ciento en la grilla salarial, teniendo en cuenta “el deterioro salarial en el básico de convenio, ya que no se cumplió con la actualización pautada en el acuerdo 2019”. Además, para llegar a ese número “se tuvo en cuenta el aumento de la facturación de la industria farmacéutica que demuestran tanto los datos oficiales del INDEC”.

Además, se acordó crear una comisión para discutir las condiciones de trabajo del sector en 2021, por las cuestiones vinculadas a la pandemia y a los cambios que quieren realizar los laboratorios en las leyes que rigen la actividad. En este sentido, desde la AAPM le informaron a Gestión Sindical que “en febrero llevaremos las propuestas sobre teletrabajo, presencialidad y otras cuestiones”.

Hasta el momento, los visitadores mantienen el trabajo a distancia “aunque en algunos laboratorios se acordaron algunas formas de trabajo presencial”. “Los médicos quieren que los trabajadores vuelvan a los consultorios, para tener las muestras de medicamentos. Pero se van a cuidar las condiciones sanitarias para evitar contagios. Eso se discutirá en la comisión que se acordó formar”.

Por otro lado, las mismas fuentes confirmaron que el acuerdo se logró a última hora, luego que se complicara la discusión, desde el Ministerio de Trabajo nacional hablaron directamente con Daniel Funes de la Rioja, referente de la UIA, para buscar un acuerdo, y como un gesto a Ricardo Peidro, titular de AAPM y la CTA Autónoma.

Además, el gremio destacó que el acuerdo mantuvo otra vez como en los últimos años las leyes de profesionalidad, que son las normas que regulan la actividad de los trabajadores del sector, y que la industria farmacéutica busca hace tiempo flexibilizar. En este sentido, esta pelea generó una interna en la Federación Argentina de Agentes de Propaganda Médica (FAAPROME). Se trata de un grupo minoritaria con sede en Córdoba –menos rio Cuarto –y Rosario, que dejó la estructura nacional y tiene acuerdos muy cercanos a las empresas.

“En 2016 aceptaron las reformas que los visitadores médicos de todo el país rechazamos y resistimos, como la posibilidad que los supervisores ingresen a las entrevistas con los trabajadores”, le dijo a Gestión Sindical otra fuente del sector.

Pese a firmar en 2016 el convenio, el resto de la federación mantuvo su rechazo, y estuvo tres años sin acuerdo salarial. En ese tiempo, AAPM hizo una consulta a sus afiliados para respaldar su lucha, y por una abrumadora mayoría se aprobó seguir con el plan de lucha, que el año pasado concluyó con la firma de una paritaria record sin modificar las condiciones laborales.

Por sus condiciones especiales –los medicamentos forman un mercado inelástico, es decir, que son productos que no están atados a la oferta y demanda por ser esenciales para la salud de las personas –la industria farmacéutica tuvo este año números bastante parejos, lejos del desplome general de la industria en su totalidad.

En este sentido, en su último informe el INDEC estableció que la industria farmacéutica en Argentina alcanzó en el tercer trimestre del año una facturación total de 87.440,3 millones de pesos (996,4 millones de dólares), lo que representa un incremento interanual del 46,3 por ciento, informaron este jueves fuentes oficiales. Según indicó en un informe del organismo, esta variación surge por los aumentos del 6,5 por ciento en la facturación por venta de medicamentos de producción nacional y del 45,8 por ciento en la reventa local de medicamentos importados.

La evolución de las ventas en términos porcentuales estuvo por encima del índice general de precios al consumidor, que al cierre del tercer trimestre fue del 36,6 por ciento en términos interanuales. De acuerdo al informe oficial, en las ventas de medicamentos de producción nacional se observaron incrementos del 45,9 por ciento en las ventas al mercado interno, que totalizaron 37.908 millones de pesos (432 millones de dólares), y del 51,9 por ciento en las exportaciones, que ascendieron a 4.606,1 millones de pesos (52,5 millones de dólares).

También podría interesarte

Larreta confirmó que las clases en la Ciudad volverán el 17 de febrero y que los docentes serán testeados cada 15 días

El gobierno porteño anunció la vuelta a la presencialidad y dio a conocer detalles del …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *