jueves 24 de octubre de 2019
Inicio / Actualidad / Visitadores médicos se movilizaron contra despidos en la industria farmacéutica: “son un fraude”

Visitadores médicos se movilizaron contra despidos en la industria farmacéutica: “son un fraude”

El gremio que los nuclea hizo un acampe frente al Congreso, para denunciar la intención de un laboratorio de despedir a más de 100 trabajadores. Además, aseguran que el sector no vive una crisis, pese a los dichos de sus directivos. La semana pasada un fallo obligó a reincorporar a tres dirigentes sindicales en Elea-Phoenix, lo que abre a nuevas reinstalaciones.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Por dos días, los visitadores médicos realizaron un acampe frente al Congreso, para denunciar las distintas maniobras de la industria farmacéutica para despedir trabajadores, incluyendo representantes gremiales. La protesta fue parte de una semana de actividades contra la política laboral de los laboratorios, que hace cuatro años no firman paritarias, en su intento de flexibilizar las condiciones laborales. Durante la jornada, otros sindicales acercaron la solidaridad a la carpa, junto con la adhesión de legisladores y otros sectores. El principal conflicto se da en la firma Elea-Phoenix, donde se cesantearon unos 100 empleados, muchos dirigentes de la Asociación de Agentes de Propaganda Médica (AAPM).

La semana pasada, un fallo reinstaló a un grupo de delegados, lo que abre la puerta a una nueva ola de reincorporaciones. El gremio viene denunciando que la intención de la industria es debilitar la organización sindical, y apuntaron a sus “ganancias extraordinarias”. Existe polémica sobre los reales números de la venta de medicamentos, que aumentan por encima de la inflación, y que en el canal minorista pierden ventas desde hace un tiempo.

La protesta de los visitadores médicos duró dos días, y comenzó ayer miércoles en la Plaza de los dos Congresos. Allí, el gremio volvió a denunciar los “despidos fraudulentos” de más de 100 trabajadores del laboratorio Elea-Phoenix, el principal conflicto del sector, pero no el único. La actividad, que concluyó con un acto encabezado por el secretario general del gremio Ricardo Peidro, fue parte de una semana de movilizaciones para denunciar que los laboratorios hace cuatro años no firman paritarias y siguen despidiendo personal, en un intento de “flexibilizar las condiciones laborales y debilitar la organización sindical”.

En el caso de Elea, desde el gremio e recordaron a Gestión Sindical que los despidos “apuntaron a delegados e integrantes del sindicato, porque tiene una verdadera cruzada contra la AAPM”. Los casi 120 cesantías se hicieron bajo el argumento que la compra de Phoenix –un laboratorio que la familia Sielecki-Gold vendió hace un tiempo a la británica Glaxo y ahora recuperó –aumentó la plantilla de visitadores médicos.

Pero el gremio aducen que eso ex una excusa. “Quieren modificar las leyes de profesionalidad, para que los gerentes puedan entrar a los consultorios, y como lo rechazamos decidieron primero no dar paritarias, y ahora comenzar los despidos”, agregó la misma fuente.

La semana pasada, la justicia falló a favor de tres de los despedidos, lo que abrió la puerta a una posible reinstalación. El fallo de la justicia, al que tuvo acceso Gestión Sindical, ordena al laboratorio “cautelarmente, y dentro del quinto día de notificada, la reinstalación de los actores Villagra Raúl, González Pablo y Giambelluca Jorge en sus puestos y condiciones de trabajo hasta tanto se dicte sentencia definitiva en las presentes actuaciones, bajo apercibimiento en caso de incumplimiento de aplicar”.

Elea-Phoenix presentó en mayo de este año un Proceso Preventivo de Crisis con el fin de recortar 120 agentes de propaganda médica, y les ofreció un 50 por ciento de su indemnización. Desde el gremio aseguran que los tres empleados todavía no volvieron a su lugar de trabajo, pero por los feriados y días no laborables. Esperan que en breve se reincorporen, sumando nueve los trabajadores que por la vía del amparo revirtieron las cesantías de la empresa farmacéutica.

“La AAPM continuará con su plan de lucha hasta que cesen los despidos y los intentos de burlar nuestros derechos laborales y salariales. Continuaremos denunciando las actitudes anti-sindicales de los laboratorios que pretenden borrar al gremio para dejar a cientos de familias en la calle, quitarnos derechos y, así, maximizar sus extraordinarias ganancias”, ratificó el gremio mediante un comunicado.

El tema de las ganancias del sector genera controversia, ya que algunos informes aseguran que la industria farmacéutica sufre las mismas consecuencias que el resto de las áreas productivas del país, y cayó su actividad desde 2015 a esta parte. Pero los visitadores médicos insisten con afirmar que los laboratorios obtienen “ganancias extraordinarias que ponen a sus accionistas en los primeros puestos del ranking de riqueza”.

Lo cierto es que los datos afirman que existe una suba indiscriminada del precio de los medicamentos, que contribuye a estas ganancias, pero que hace que haya un verdadero problema de acceso en los sectores más vulnerables, que se cristaliza en una baja de la venta por unidades

En materia de precios, un reciente informe de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) afirma que los valores de los fármacos “se triplicaron en los últimos tres años, con picos que superan el 550 por ciento”.

El relevamiento, al que tuvo acceso Gestión Sindical, indica que “los precios de los remedios subieron más de 65 por ciento por encima de los niveles de inflación”. “La particularidad de la inflación desde 2016 es que se registra mayor dispersión entre segmentos diferenciados de productos: en mayor medida, los precios de los alimentos, los servicios públicos y los medicamentos”, insiste. Los que más sufrieron esta realidad fueron los genéricos, los tratamientos que no son de marca y suelen ser más baratos, y que crecieron de la mano de la crisis.

El informe estuvo a cargo del Observatorio de Políticas Públicas, que relevó precios sobre una canasta de 123 productos de diversas características, marcas, función y origen. El resultado muestra que esos medicamentos tuvieron un aumento del 270 por ciento en el promedio acumulado entre noviembre de 2015 y mayo de 2019. En el detalle, se destacan las subas más pronunciadas en medicamentos para las tiroides (556 por ciento), ansiolíticos (450), analgésicos antiespasmódicos (437) y broncodilatadores (430).

Esta realidad tiene un correlato en las farmacias: la caída en la dispensa de medicamentos. En abril, según datos de la consultora IQVIA y del Observatorio de la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), cuando se comparan las unidades dispensadas en abril de 2019 con las del mismo mes del año 2018, “se verifica una caída del 6,77 por ciento”. Si se analiza qué proporción de esa caída corresponde a medicamentos recetados (también llamados del mercado ético), se encuentra que es del 4,22 por ciento.

“Esto es particularmente grave porque se trata de medicamentos prescriptos para cumplir con tratamientos médicos, y que en muchos casos corresponden a tratamientos de enfermedades crónicas (cardiología, enfermedades respiratorias, ansiolíticos, diabetes, enfermedades metabólicas, entre otros)”, remarcó el informe elaborado por la COFA, que nuclea a 12 mil farmacias independientes en todo el país .en cuanto a la venta de medicamentos de venta libre, que son aquellos que no necesitan receta, el desplome es del 14,04 por ciento.

En junio de 2018, se verificó una disminución total del 14 por ciento medida en unidades, comparando con el mismo mes del año anterior. En tanto en el 2018 se promedió una caída del 5,1 por ciento.

También podría interesarte

Pepsico: dejan de fabricar las galletitas Toddy en Mar del Plata y hay temor entre los trabajadores

El producto se distribuía a gran parte de Sudamérica pero por la devaluación, la exportan …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *