26 de Julio
de 2021
Fuera de Megáfono.

Ultimátum de los metrodelegados: si no retiran los trenes con asbesto en marzo habrá medidas de fuerza

18. 02. 2020

Desde el gremio aseguran que la empresa Metrovías y SBASE deben cumplir con la orden judicial de retirar todas las piezas con el material contaminante. Si esto no ocurre, a partir del 1° de marzo se tomarán “medidas de autodefensa”. Desde la secretaría de Salud Laboral confirman que hay unos 18 empleados con patologías vinculadas al contacto con el producto cancerígeno.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

A fines de enero de este año, la justicia de la Ciudad de Buenos Aires ordenó revisar todos los trenes y formaciones del subte, para determinar si existe presencia de asbesto, el material cancerígeno descubierto en algunos coches importados de España pero que luego apareció en varios vagones y sectores de todas las líneas. El fallo se originó ante un amparo de los metrodelegados, que desde que llegaron las primeras denuncias al Metro de Madrid insisten con un plan para retirar las piezas contaminadas, que afirman está en “todos lados”. El fallo de la jueza Elena Liberatori les dio la razón, y le dio un plazo no sólo para que comience con un pan de reemplazo de las piezas con este material, sino que además pidió una lista de los empelados expuestos. Es que desde la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP) afirman que hay al menos 18 trabajadores con patologías vinculadas al asbesto, luego de los estudios realizados en el último año. La dirigencia alertó que si no se avanza con este plan de retiro y se libera el subte del producto contaminante, se comenzarán a tomar medidas de fuerza, incluyendo paros de actividades.

La advertencia realizada por los metrodelegados apunta a que la empresa Metrovías y SBASE apuren los trabajos para retirar todas las piezas con asbesto de los vagones, para que el subte comience a estar libre del material, prohibido en el 2000 en el país e incluido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su lista de cancerígenos. Según la secretaría de Salud Laboral de la AGTSyP, en “todo el subte” hay piezas con asbesto en sus distintas formas, en especial como amianto, usado como aislante antes de la prohibición. Por eso si en marzo no hay respuestas a los reclamos de los trabajadores, no se descartan medidas de fuerza, incluyendo paros. Así se lo confirmó Francisco Ledesma, titular de la secretaría, que recordó que la principal preocupación es cuidar “la salud de los empleados y los pasajeros. “Oficialmente tenemos confirmados 18 los casos de enfermedades por neumoconiosis por exposición al asbesto y otros minerales”, le dijo Ledesma a Gestión Sindical. Los exámenes se hicieron hacer un tiempo, a pedido de los metrodelegados, y fueron parte del amparo preventivo presentado.

En cuanto a las medidas de fuerza, desde el gremio no adelantaron ni la modalidad, pero se espera que se anuncien una vez decididas. La demora en el retiro de las piezas y el cumplimiento de la orden judicial es la que generó el reclamo, y las posibles acciones “de autodefensa”. Esto ya había sido advertido hace unos días, mediante un comunicado, donde los metrodelegados advirtieron “sobre las posibles demoras en el servicio de la Línea B”. “Como consecuencia del proceso de desasbestización parcial que se está llevando a cabo por parte de una empresa contratada por Metrovías y SBASE en los trenes Mitsubishi de la línea B pueden producirse demoras en el funcionamiento de la misma”, advirtieron. El gremio afirmó que “seguimos luchando por un subte sin asbesto”.

El fallo de enero de este año de la jueza porteña empieza a cerrar el escándalo desatado por la presencia de asbesto en el subte, ya que ordena un análisis exhaustivo, tanto a Metrovías como a la firma estatal SBASE. Liberatori hizo lugar al amparo presentado por AGTSyP y dispuso una serie de medidas respecto de las denuncias que viene haciendo el gremio. En primer lugar, dispuso la prohibición de la “manipulación o contacto con piezas, materiales, componentes o lugares con asbesto, sean previamente así determinados o con sospechas de serlo”. Además, en el fallo, al que tuvo acceso Gestión Sindical, la jueza dispuso que “en el plazo perentorio de 10 días hábiles, la toma de muestras de piezas, materiales o componentes sospechados de asbesto, de las flotas Nagoya 300, 1200 y 5000, CAF 6000, CNR Almston, Fiat, General Electric, Siemmens, La Brugeoise y Materfer (Premetro)”.

“Hay asbesto en estado de descomposición en todas las instalaciones, en todas las formaciones y los sectores”, sostuvo Ledesma. Además, el fallo determinó que tanto Metrovías como SBASE deberán entregar en 10 días hábiles un listado de “trabajadores que han desempeñado tareas en el ámbito del subte, en el período de 40 años previos a la promoción de la demanda”. La misma debe tener “la ‘hoja de ruta laboral’ (lugares, secciones o funciones desarrolladas), incluyendo los actuales y los que por cualquier causa hayan cesado, indicando en su caso fecha y causa de baja y último domicilio registrado, todo bajo apercibimiento de astreintes”. Según el cálculo que hizo Ledesma, este listado debería contemplar un número de 4.100 empleados y ex empleados”. “Si deciden incluir a personal administrativo, supervisores y gerentes, la cuenta sube a 5.300”, remarcó el dirigente sindical.

Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales