27 de Junio
de 2022
Actualidad.

Trabajadores de Cresta Roja en alerta por el default anunciado por una de las empresas gerenciadoras

08. 12. 2017

Esta semana se confirmó que Ovoport anunció la cesación de pago, lo que podría derivar en una quiebra del consorcio empresarial que manera la firma avícola. El argumento es el incendio de una planta incubadora. Pero los empleados sostienen que el evento “fue sospechoso”, y hablan de una medida “especulativa”. Los gremios se mantienen expectantes, y no descartan medidas de fuerza antes de fin de año. Paro en una de las plantas por “mala liquidación” de los salarios.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

El año cierra sin buenas novedades para los trabajadores de Cresta Roja, la avícola que se volvió símbolo de la frustrada reactivación laboral propiciada por el oficialismo, que anunció el fin del conflicto con la llegada de un grupo de empresas gerenciadoras, y terminó siendo una piedra en el zapato de la política oficial. Esta semana, una de estas firmas anunció el inminente default, paso previo a la quiebra, lo que despertó la alarma entre los trabajadores de las dos plantas que tiene la empresa. El nuevo traspié en la reactivación de la que supo ser la principal firma del sector puede terminar con sepultar el futuro inmediato de la nueva conducción empresarial, y de los más de 500 empleados que hoy están ocupados. Por estas horas, hay sospechas de maniobras “poco claras” de la firma, incluyendo el incendio intencional de una incubadora. La interna gremial entorpece la realización de un plan de lucha, reclamado por las bases.

Con una carta enviada a la Bolsa de Comercio, Ovoport, una de las empresas que forman la nueva gerenciadora Proteinsa, informó que no podrá hacer frente a sus obligaciones, e ingresará en default. La nueva conducción de la firma está en manos de un consorcio de tres firmas, la mencionada Ovoport junto a Tanacorsa y La Suerte Agro. “Por la presente les informamos que a Sociedad (Ovoport) se ha visto impedida de realizar la transferencia de los fondos necesarios para realizar el pago de la quinta cuota de intereses correspondientes a la serie IV de las Obligaciones Negociables PYME, cuyo vencimiento operaba el día de la fecha, debido a situaciones excepcionales y extraordinarias informadas anteriormente”, informó la firma la carta enviada a las autoridades bursátiles y el juzgado que entiende en la causa de la quiebra de Cresta Roja.

A partir de esto, en las dos plantas de la firma, los trabajadores se pusieron en alerta. Si bien por el momento no se habló de tomar medidas de fuerza, ayer martes hubo asambleas para informarse de la situación, y para analizar los pasos a seguir. Uno de los puntos que más preocupa a los empleados es la inminente quiebra de Ovoport, que vinculan con “una maniobra especulativa”. Es que en los argumentos para declarar la cesación de pagos, se habla de un incendio que afectó en julio pasado la planta de incubación de Proteinsa en San Miguel del Monte. Pero los empleados creen que fue “un incendio intencional”. “No tenemos pruebas, pero sabemos que el incidente fue cuanto menos sospechoso. Quieren aprovechar esta situación para no hacerse cargo de los pagos, tanto a la justicia como a los trabajadores”, le dijo a Gestión Sindical una fuente cercana a los gremios que actúa en la firma en estricto off. Esta situación se suma a una enorme cantidad de cheques rebotados que tienen las tres empresas, que hizo que hace unos meses se volviera a hablar de una “inminente quiebra”.

Los problemas de Cresta Roja se multiplican en los últimos meses, y las empresas que ahora comandan la firma no logran salir de la situación actual. Hace unas semanas, un grupo de trabajadores realizaron una medida de fuerza, por la falta de pago. Se trató de empleados afiliados al gremio rural UATRE, que hacen trabajos de cría de animales, que reavivaron el conflicto sindical. Con estas nuevas noticias, los tres sindicatos que operan en el sector volvieron a mostrar las diferencias. La interna que mantienen el sindicato de la alimentación (STIA) y el de la carne generaron cortocircuitos durante este largo conflicto. El primero fue acusado de “no respetar las bases”, y evitar un plan de lucha. “Las bases fueron las que impusieron los planes de lucha, los gremios están en su propia pelea, y se ven obligados a salir a la calle por presión. Son burócratas”, criticó una fuente de la firma, ante la consulta de Gestión Sindical. La misma fuente aseguró que por el momento no se plantean medidas de fuerza, a la espera que el default tenga algún efecto práctico en el trabajo cotidiano de la avícola.

La empresa gerenciadora llegó con la promesa de invertir más de 120 millones de dólares, pero hasta el momento acumula fracasos Según información oficial, en sus cuentas del banco provincia acumula casi 400 millones de pesos en cheques rechazados. En este contexto, el tema de la reincorporación de trabajadores sigue estando pendiente. Según una fuente consultada, todavía quedan unos 500 cesanteados que no fueron reubicados en sus cargos, entre ellos algunos activistas sindicales. “Hay mucha persecución política a los activistas, los gerentes puestos por la empresa y el gobierno no quieren a quienes llevamos adelante la lucha. Por eso estamos proscriptos”, le dijo a Gestión Sindical uno de los trabajadores marginados por las nuevas autoridades.

En tanto, en una de las plantas de la firma –ubicada en la localidad de Esteban Echeverría –los trabajadores lanzaron un paro de actividades hoy jueves, por “mala liquidación de salarios”. Si bien la situación sólo afecta a algunos de los trabajadores, los empleados exigen el pago de las deudas indemnizatorias que grupo empresarial Proteinsa mantiene con los trabajadores desde que asumió la administración. “Tenemos descuentos arbitrarios por parte de la patronal, en algunos casos compañeros que cobraron 50 por ciento menos de lo que corresponde”, manifestó un trabajador. Además, denunciaron una “política de vaciamiento”, y la relacionan con la deuda con proveedores y el inminente default anunciado por una de las firmas del consorcio. “Están preparando el marco para un conflicto de enormes dimensiones, los trabajadores denunciamos esta maniobra y manifestamos que vamos a defender nuestros puestos de trabajo y todas las conquistas”, agregaron desde la planta paralizada.

Temas relacionados
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales