23 de Mayo
de 2022
Actualidad.

Toma en Educación: sigue el conflicto y acusan a Bullrich de querer “vaciar” el ministerio

31. 12. 2016

A los 400 despidos de distintas áreas se suman las cesantías de unos 2.600 tutores virtuales, que dejarán de trabajar en el programa Nuestra Escuela. Acusan al ministro de intentar “vaciar de contenidos” los programas, y de buscar “disciplinar a los trabajadores”. Amenazan con pasar Año Nuevo en la sede tomada de la Avenida Santa Fe.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Como sucedió hace unos días en el Ministerio de Ciencia y Tecnología, trabajadores del Ministerio de Educación tomaron uno de los edificios de la cartera, y amenazan con pasar Año Nuevo en ella si no se resuelve la situación de los casi 3 mil despedidos que se generaron en las últimas horas. La toma, que se inició este miércoles, fue en repudio al despido de 400 empleados, a los que se sumaron más de 2.600 tutores de un programa online. La medida cuenta con el apoyo de gremios estatales y de docentes, que criticaron con dureza el accionar del ministro Esteban Bullrich. En la tarde del viernes la cartera educativa confirmó la medida, por lo que al cierre de esta edición se realizaba un corte de calle y una asamblea para definir los pasos a seguir. “Es un vaciamiento”, dicen los trabajadores, que afirman que entre los despedidos hay mujeres embarazadas y personas con una década de antigüedad.

Los trabajadores y los gremios tomaron ayer jueves la sede del Ministerio de Educación ubicada en la Avenida Santa Fe al 1500, luego de una movilización para reclamar la reincorporación de despedidos de la cartera que encabeza Bullrich. Según denunciaron los manifestantes, la protesta comenzó con la baja de unos 400 contratados, a los que se le sumaron 2.600 tutores virtuales del denominado Programa Nacional de Formación Permanente Nuestra Escuela. “Este personal es el encargado de los contenidos del programa, que capacita a cerca de 380 mil docentes en todo el país, de forma gratuita”, le dijo a Gestión Sindical una fuente del sector educativo. La decisión de terminar con este plan se sumó a los despidos que se produjeron en las últimas horas, lo que generaron la toma y la protesta.

“Es un vaciamiento”, apuntaron desde el gremio ATE. Según confirman, entre los despedidos –unos 400 –hay mujeres embarazadas, empleados con 10 años de antigüedad y delegados electos del gremio estatal. “Usan los despidos para disciplinar a los trabajadores”, dijo un dirigente consultado por Gestión Sindical el estricto off, ya que temen la persecución continúe. Es que en febrero los gremios del área creen que se pueden generar nuevos despidos, ya que en muchos casos las propias autoridades admitieron que recién ese mes se sabrá “si hay otros programas de baja, o se decide mantener el personal actual”. Ante esto, tanto ATE como UPCN se mantiene movilizados y en asamblea, a la espera de novedades, que por el momento no llegan.

Una vez iniciada la toma, gremios docentes de todos los niveles se sumaron al repudio y apoyan la movilización. Desde la Federación de Docentes de las Universidades (FEDUN) y sus 33 gremios de base a nivel nacional, repidiaron los despidos y apoyaron “la lucha en defensa de la calidad educativa, como así también la movilización de todos los trabajadores y trabajadoras del Ministerio de Educación, y exigimos inmediatamente que se restituyan los cargos”. “este accionar lamentable por parte del gobierno nacional constituye una clara manifestación de las políticas de ajuste, que afectan seriamente a la educación pública”, agregó el gremio liderado por Daniel Ricci. Por su parte, la Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU)e, emitió un comunicado en el que confirmó que “participa junto con compañeros y compañeras de ATE, de la toma del Ministerio de Educación de la Nación como medida de acción frente a los 3 mil despidos: 2.600 tutores virtuales y más de 400 trabajadores y trabajadoras de distintas áreas, programas y modalidades”. A su vez, el secretario general del gremio UTE, Eduardo López, dijo que “a principio de año el ministro se comprometió a que no iba a haber despidos en los programas socioeducativos, hasta firmó un documento”. “Entre los trabajadores despedidos existen delegados de ATE, dato que agrega ilegalidad al salvaje ataque antiobrero de Bullrich”, advirtió.

En tanto, el bloque de Diputados del Frente para la Victoria, encabezado por Héctor Recalde, manifestó su solidaridad con el personal despedido y en un comunicado pidió “al gobierno nacional que dé marcha atrás con la decisión de despedir a 3.000 trabajadores de esa dependencia”. “A esta nueva avanzada del gobierno de Macri contra la educación pública, de por sí repudiable, se le suma la perversidad de que se hace en medio de las fiestas de fin de año, dejando a 3.000 familias sumidas en la más absoluta incertidumbre”, señaló.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales