17 de Junio
de 2024
Actualidad.

Se profundiza el conflicto por los despidos en Kimberly-Clark: los papeleros analizan un paro nacional

25. 10. 2019

La última audiencia fracasó y la empresa multinacional sigue sin dar respuesta a los reclamos de los empleados. Las autoridades dieron plazo de una semana más para buscar una salida consensuada. Los cesanteados denuncian que no le pagaron los sueldos s quienes no aceptar los retiros voluntarios o participan de las protestas. Este viernes la federación papelera se reunirá para analizar la moción de una protesta nacional realizada por los trabajadores.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Un impresionante operativo policial desplegado frente a la secretaría de Trabajo nacional fue el marco en que se realizó una nueva audiencia por el cierre de la planta de Bernal de la multinacional Kimberly-Clark, que generó el despido de 200 empleados. La gran presencia de fuerzas de seguridad impidió que los trabajadores y sus familias se instalen frente a la cartera laboral, donde por varias horas se intentó destrabar un conflicto que lleva casi un mes, y que a medida que pasa el tiempo se tensa. La falta de una propuesta por parte de la empresa norteamericana hizo fracasar nuevamente las negociaciones, que se reanudarán la semana pasada.

Para colmo, en estos días los empelados debían recibir los pagos de la última quincena trabajada, pero la firma no giró los fondos, lo que genera alarma. Luego de la última reunión, los cesanteados recibieron el apoyo de la federación de papeleros y de la Corriente Federal, que rechazan los argumentos de la empresa respecto de la supuesta crisis. Este viernes habrá un plenario de la entidad sindical, donde se tratará el pedido de un paro nacional de la actividad para apoyar la pelea de los despedidos de Kimberly-Clark. Algunos empleados decidieron aceptar los retiros voluntarios, pero los delegados dicen que se trata de “un chantaje”.

La última audiencia en la cartera laboral no tuvo mayores avances, luego de casi un mes de ocupación de la planta de Kimberly-Clark en la localidad bonaerense de Bernal. “No salió nada concreto”, sostuvo Walter Relañez, delegado de los despedidos. Según le confirmó a Gestión Sindical, las autoridades le dieron “una semana más para seguir buscando una solución”, que para la empresa es que los empleados se adhieran a los retiros voluntarios. “Le dieron una semana más para que sigan chantajeando a esos retiros, que nosotros rechazamos de plano”, sostuvo Relañez.

Según afirmó el delegado, de los 200 empleados que hay en la planta, unos 50 es personal administrativo fuera del convenio de papeleros. “Casi la mitad de los empleados están aceptando estos retiros voluntarios, pero el resto vamos a resistir esta falsa crisis”, agregó el delegado.

Desde que la firma presentó el Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC) los empleados vienen diciendo que “es trucho”, y que no hay tal crisis, ya que existe capacidad para seguir trabajando, por lo cual elaboraron una propuesta alternativa para salir del conflicto, que permita mantener los puestos de trabajo y recuperar la capacidad de producción de la papelera, que tiene otras ubicaciones en el país.
Esta semana, los empleados debían cobrar la quincena que les adeuda la empresa, pero sólo algunos recibieron los pagos. “Kimberly-Clark sólo depósito (los haberes) a una porción de los trabajadores, nosotros denunciamos que tiene que pagarnos a todos porque legalmente no estamos desvinculados”, dijo Relañez.

Luego de la audiencia, los empleados recibieron el apoyo de la Federación de Obreros y Empleados de la Industria del Papel, Cartón y Químicos, que manifestó su rechazo del PPC presentado por la empresa y advirtió que “continúa en estado de alerta y movilización reclamando la continuidad laborar de todos los trabajadores”.

La entidad que lidera José Ramón Luque alertó que “la multinacional decidió cerrar las puertas de esta planta realizando un ofrecimiento indemnizatorio a los trabajadores por encima de lo legal. Esto no representa una solución para los trabajadores porque en la calle se quedan sin jubilación ni obra social. Es por eso que exigimos la reapertura de la fábrica”.

“No es posible que una compañía de esta envergadura a nivel mundial afecte a nuestros trabajadores y les arrebate el pan de la mesa cuando ellos quieren, por el mero hecho de priorizar una reestructuración global a cualquier precio”, finalizaron los papeleros.

El apoyo recibido incluso un comunicado de la Corriente Federal que lidera Sergio Palazzo (bancarios), que estuvo junto a los papeleros en la última audiencia. “Le exigimos a la patronal que pague los salarios y al Estado que a través de la Secretaría de Producción haga uso de las herramientas legales y financieras para garantizar la continuidad de la planta cualquiera sea su forma”, afirmaron en un comunicado conjunto con la federación.

Desde que se inició el conflicto, los despedidos de Kimberly-Clark vienen reclamando que se nacionalice el plan de lucha, y hubo cruces entre los referentes de los despedidos y la federación. Incluso en la audiencia de la secretaría de Trabajo integrantes de la Comisión de Mujeres de la firma criticaron el accionar del gremio nacional.

Lo cierto es que este viernes habrá una reunión del Consejo Ejecutivo de la Federación, donde se tratará el pedido de paro nacional que hicieron los cesanteados de la planta de Bernal. Según fuentes consultadas por Gestión Sindical, existe una postura a favor de la medida, pero por el momento no sería mayoritaria.

“Se debería llamar a una protesta nacional por la situación que atraviesan varias empresas del sector, por el momento la conducción nacional no se pronunció”, remarcó una de las fuentes consultadas. Las diferencias entre los delegados –cercanos a agrupaciones clasistas –y la conducción de la federación se hicieron más notables en estas horas, y podrían verse reflejadas en la reunión de este viernes.

Temas relacionados / / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)

Últimas Noticias en Zonales