23 de Mayo
de 2022
Actualidad.

Se movilizó la CTA contra el veto de Macri: “Mostró que van a seguir despidiendo”

03. 06. 2016

Las dos versiones de la central junto a otros sectores gremiales y políticos se movilizaron a Plaza de Mayo para repudiar el veto de la emergencia ocupacional, y rechazar el modelo económico que quiere imponer el gobierno. “Si no hay respuestas del gobierno a los reclamos sindicales hay que construir un paro general”, advirtieron. Minimizaron la ausencia de las tres CGT.

Con una llovizna que por momentos fue bastante intensa como telón de fondo, las dos versiones de la CTA se movilizaron hoy jueves, en contra del veto a la ley antidespido, y para mostrar su malestar por el rumbo económico elegido por el gobierno. Acompañado por sectores sindicales vinculados con el anterior gobierno y la izquierda, más organizaciones sociales y políticas de variada raíz, el acto central reunió al núcleo duro que se opone al macrismo, y que mantiene una tensa relación con sus gobierno, ya sea en la Ciudad, la Provincia y a nivel nacional. Las columnas de manifestantes coparon cerca del mediodía las inmediaciones de Plaza de Mayo, donde confluyeron en una histórica unidad, que hacía años no se daba. Así, Hugo Yasky y Pablo Micheli encabezaron la manifestación, que no contó con el apoyo formal de ninguna de las tres CGT, pero que algunos gremios y seccionales que reportan a estas tres centrales dijeron presente. Para el dirigente docente, este es un paso más en una medida clara: la unidad de la CTA. en su discurso, Micheli adelantó que seguirán en el camino de construir “un gran paro nacional”.

La jornada de protesta se lanzó la semana pasada, luego que Mauricio Macri anunciara el veto de la ley que declaraba la emergencia ocupacional, y suspendía por 180 días los despidos. Ante esta decisión, Yasky y Micheli llamaron a esta jornada de protesta, que no tuvo el respaldo de las CGT, pero sí de algunos de sus gremios. Así, se pudieron ver banderas e la UOM (seccional La Matanza), de la Asociación Bancaria de Sergio Palazzo –que en rigor de verdad no reporta a ninguna de las centrales desde la formalidad -del Sindicato Aceitero; del Sindicato de las Telecomunicaciones, entre otras. Además, sectores clasistas se sumaron al evento, y fueron representados en el escenario por Rubén “pollo” Sobrero, el dirigente ferroviario.

“El veto demostró autoritarismo por parte del gobierno, y que van a seguir despidiendo gente”, aseguró Hugo Durán, secretario General de la CTA de los Trabajadores de Lanús quien encabezó una nutrida columna de seccionales provenientes del sur del conurbano bonaerense. En diálogo con Gestión Sindical, el dirigente dijo que la jornada “fue muy positiva por la participación de muchos gremios, incluyendo algunos que son parte de la CGT y que se sumaron de manera individual”. “Creemos que la unidad en la acción sigue vigente, acá se está aplicando un modelo que quiere implementar una estructura económica que deja afuera a los trabajadores”, agregó.

Además del rechazo al veto, un tema central de la protesta fue el tarifazo aplicado a los servicios públicos, que hizo que de la movilización participaran sectores Pymes y clubes de barrios, que en muchos casos no pueden hacerse cargo de la suba de los servicios. “Vamos encaminando en una lucha donde no sólo los trabajadores vamos a estar participando, sino otros sectores que se ven afectados por esta política”, afirmó Durán.

En tanto, durante su discurso, Micheli, aseguró que “si no hay respuestas del gobierno a los reclamos sindicales hay que construir un paro general”. El secretario de la CTA Autónoma recordó que ese proyecto de ley lo presentaron las cinco centrales obreras, y lamentó que los tres segmentos de la CGT no se unieran a esta movilización. en este sentido, Yasky aseguró que “acá estamos los que luchamos para que la Argentina tenga agenda social y se respeten los derechos de los trabajadores”. En su discurso, el titular de la CTA de los Trabajadores dijo a las CGT que están “dispuestos a retomar el camino de la unidad de acción”. “Hace apenas un mes habíamos logrado una ley contra los despidos. Hace un mes los diputados habían votado la ley que nosotros pedíamos. Teníamos despidos en el Estado, en el sector privado, vino el Presidente y con arrogancia, con soberbia, dijo ‘yo soy el que manda y mi clase es la que manda’ y mandó la ley al tacho de la basura. No resolvió nada, seguimos teniendo despidos, los compañeros del sector público siguen siendo despedidos y no hubo reincorporaciones”, remarcó.

Apoyos varios
Además de las dos CTA, se plegaron a la medida sectores de izquierda y organizaciones sociales, además de algunos gremios cercanos al kirchnerismo. Hubo algunas adhesiones parciales, como el PTS, que participó de una denominada “columna independiente”. Pese a haber logrado la mejor paritaria hasta el momento (un 38 por ciento), los aceiteros se sumaron a la medida de fuerza, y difundieron un duro documento donde mostraron su descontento por la actual política laboral y económica del gobierno. “Los más desprotegidos de nuestra clase trabajadora son quienes más sufren el impacto de las medidas implementadas por el nuevo gobierno. Con la devaluación, la apertura de importaciones, caída del mercado interno, tasas de interés usurarias, paritarias que cierran por abajo de la inflación, entre otras, se ha realizado una brutal transferencia de ingresos hacia el poder económico concentrado”, remarcaron desde la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina.

Además, la agrupación política La Cámpora se sumó a la marcha al igual que diputados nacionales del Frente para la Victoria. “Estaremos en la calle acompañando a los trabajadores que a lo largo de estos meses de gobierno vienen perdiendo capacidad de compra a raíz del espiral inflacionario. Estaremos en la Plaza para que frenen los despidos y suspensiones y para que los tarifazos y la baja del consumo dejen de provocar el cierre de comercios y empresas”, indicó la agrupación kirchnerista en un comunicado.

Por otro lado, Héctor Recalde, titular de ese bloque, adhirió a la medida, y a través de un comunicado afirmó: “Desde el Congreso generamos una herramienta para proteger el trabajo de los argentinos como fue la ley de emergencia ocupacional, pero el veto resultó un cachetazo a la voluntad popular que volvió a colocar a los trabajadores en una situación de desprotección frente a los despidos arbitrarios”.

Temas relacionados / / / / / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales