lunes 10 de mayo de 2021

Salario mínimo: los gremios preparan un pedido de fuerte suba en medio del deterioro de los ingresos

El gobierno convocó a las centrales obreras para fin de mes, donde discutirán en nuevo valor del mínimo, vital y móvil. En charlas informales, se piensa un aumento “significativo” que derrame a todos los sectores. Un informe alerta sobre la caída del valor de este salario. Los municipales piden ingresar a la mesa de discusión para crear un “ingresa comunal de referencia”.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Con un decreto firmado por el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, el gobierno nacional confirmó la convocatoria al llamado Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil, que entre otras cuestiones fija el ingreso mínimo del país. Todos los años, este espacio que reúne a empresarios y gremios donde se discuten cuestiones relacionadas al sector. Para este año, la convocatoria es para el 27 de abril, y por los trabajadores se sentarán representantes de la CGT y las dos CTA, la de los Trabajadores que lidera Hugo Yasky y la Autónoma, que comanda Ricardo Peidro. En los últimos años, el deterioro del salario mínimo fue marcado, por encima de lo que sucedió con los ingresos reales de los trabajadores.

En este sentido, un informe del Observatorio del Derecho Social estableció que la caída en una década del sueldo mínimo es de casi al 40 por ciento. Si bien ese nivel, más la inflación, parece difícil de intentar recuperar, para los gremios es prioritario ir por una suba por encima de la inflación oficial, que está presupuestada en el orden del 29-30 por ciento. La semana que viene, los municipales buscarán ser parte del consejo, para poner al mínimo como referencia salarial en todo el país.

Moroni, convocó al Consejo del Salario esta semana, que comenzará con la plenaria ordinaria del organismo, que se realizará de forma virtual desde las 15 del 27 de abril. La segunda plenaria, convocada a partir de las 16.30, deberá consensuar -o en su defecto laudará la cartera laboral- el nuevo monto del mínimo, vital y móvil, y los valores mínimo y máximo de la prestación por desempleo, según los artículos 135, incisos A y B, de la Ley 24.013 y sus modificatorias, respectivamente, según la Resolución laboral.

El año pasado, la convocatoria se demoró por la cuarentena y la imposibilidad de realizar encuentros, por lo cual recién n octubre hubo acuerdo. Una vez llamado, hubo acuerdo entre sindicalistas y empresarios, que consensuaron un nuevo monto mínimo de 21.600 a partir de marzo de 2020, lo que representó una suba del 28 por ciento, que finalmente se abonó en tres tramos.

Ese acuerdo significó el aumento del mínimo en un 12 por ciento en octubre, un 10 en diciembre último y un 6 por ciento en marzo de este año, lo que totalizó ese valor actual. Este fue el primer acuerdo alcanzado por la mesa, ya que en los años previos (2017, 2018, 2019) la suba se fijó unilateralmente por la cartera laboral, ante la falta de consenso de las partes.

Pensando en las negociaciones que se iniciaran a fin de mes, en los gremios esperan una “importante suba”, ya que el deterioro salarial durante la pandemia se aceleró, en especial en los últimos meses, con un espiral inflacionario que marcó un pico en marzo, con un incremento del 4,8 por ciento del IPC. “No sabemos cómo será la discusión, entendemos que hay que lograr una recomposición importante, que genere mejoras reales en el sector asalariado”, le dijo a Gestión Sindical una fuente cercana a Azopardo.

La misma fuente recordó que la inflación “hoy está estimada en torno del 50 por ciento”, por lo cual es muy difícil mantener la expectativa del gobierno, de paritarias en torno al 29-30 por ciento. “Ya se están viendo acuerdo por encima de esa cifra, con cláusula de revisión, el mínimo no puede ser la excepción”, agregaron.

Los datos que manejan las centrales obreras es que el salario mínimo cayó en promedio más que el salario real. El informe del 2020 del mercado laboral realizado por el Observatorio del Derecho Social, entidad de la CTA Autónoma, afirma que “un análisis similar puede realizarse al evaluar la evolución del Salario Mínimo Vital y Móvil, que en 2020 volvió a retroceder en términos reales, acumulando una caída del 37,8 por ciento desde el año 2011, ubicándose en niveles similares a los del año 2004”.

En cuanto a la evolución del mínimo en los últimos años, el observatorio recordó que luego de estar años congelado en 200 pesos, un 25 por ciento del promedio salarial, el gobierno de Néstor Kirchner “rompió con esta lógica y lo utilizó para impulsar al alza la negociación salarial”. “Luego de diversos aumentos acordados a partir de 2004 el mínimo pasó a representar entre el 40 y el 45 por ciento del promedio salarial.

En otras palabras, las actividades de menores ingresos tenían el piso muy cerca, lo cual servía como garantía a la hora de negociar”, agregó el informe. Pero a partir de 2012 “esta lógica empezó a resquebrajarse y el salario mínimo comenzó a perder posiciones lentamente”.

Para este año, puede haber como novedad la incorporación de un sector importante de los trabajadores asalariados públicos, que desde el 2005 piden ser parte de la mesa de negociación. Se trata de los trabajadores municipales, que buscan formar parte de la discusión del mínimo, a través de un proyecto que reforma la Ley de empleo, que rige al consejo.

La propuesta, que está en el Congreso presentada por el diputado nacional Walter Correa, busca sumar a los empleados de comuna, para que tengan al mínimo como una referencia salarial en todo el país. Según le explicó a Gestión Sindical el titular de la Confederación de Trabajadores Municipales (CTM) Rubén García la iniciativa es que los empleados de las comunas no puedan ganar menos del mínimo, vital y móvil, cosa que hoy está muy lejos.

“Hoy hay provincias donde se cobran salarios conformados más bajos, como en el NEA, donde no hay un valor de referencia y el poder político paga lo que quiere. La nueva ley haría que nadie cobre por debajo del salario mínimo”, recalcó el dirigente. Como ejemplo, se contó que en Jujuy un municipal cobra un sueldo de 15 mil pesos, cuando el mínimo, sin la actualización de abril, está en 21.600 pesos.

El proyecto de Correa –diputado del Frente de Todos de extracción sindical, que es parte de la Corriente Federal –se basa en una iniciativa presentada hace años por la CTM a comienzo de los 2000, y ahora cuenta con aval de varios diputados del bloque oficialista. La propuesta es similar a la que rige en la provincia de Buenos Aires, donde los gremios lograron que la nueva ley de paritarias garantice salarios por encima del básico, aunque muchos de los intendentes no lo cumplen, ya que antes deben firmar un Convenio Colectivo nuevo.

“Hoy tenemos en territorio bonaerense firmados 68 convenios sobre un total de 135 municipios, sigue una convicción de tener a los trabajadores sin las garantías de la ley”, se quejó García, que también lidera la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FESIMUBO).

También podría interesarte

Sólo autorizarán obras si los trabajadores hacen un curso sobre género

Avance: para frenar el acoso, en un municipio sólo autorizarán obras si los trabajadores hacen un curso sobre género

Se trata de un distrito de Mendoza donde se le exigirá a los trabajadores de …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *