sábado 15 de mayo de 2021

Repudio de los gremios a un nuevo proyecto que busca suspender el pago de la cuota sindical

El diputado del PRO Ignacio Torres quiere suspender por tres meses el pago de la cuota sindical de los gremios, para “poner plata en el bolsillo de los trabajadores”. Luego de este tiempo, se devolverá el valor de esas cuotas, a lo largo de un año. “Es insostenible”, dijo Pedro Wasiejko, de la CTA de los Trabajadores, que afirmó que se aprobarse también se afectará a las obras sociales Sindicales.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Hace unos días, el diputado mendocino Alfredo Cornejo presentó un proyecto para suspender el pago de la cuota sindical por la crisis de coronavirus. Bajo el argumento de “reducir todas aquellas obligaciones que no sean imprescindibles”, el ex gobernador de Mendoza apuntó al corazón de los recursos que sostienen a los gremios, y recibió duras críticas por parte de dirigentes y otros sectores. Esta semana, otro integrante de Juntos por el Cambio presentó una iniciativa similar, y generó polémica.

Se trata de un proyecto del diputado nacional del PRO Ignacio Torres, que esta vez usó una excusa más directa: “queremos que haya más dinero en el bolsillo de los trabajadores”, por lo cual suspende los pagos a la cuota que va a las organizaciones, como una “colaboración” en tiempos de crisis. La dirigente sindical salió al cruce de la iniciativa, y recordó que ese paso hará que además de afectarse los sindicatos, se “desfinanciarán las obras sociales”, y recordaron que en plena pandemia el sector puso a disposición del Estado su capacidad hotelera y sus clínicas que forman parte de la seguridad social.

La iniciativa del diputado Torres e conoció este lunes, y apunta a la suspensión de la cuota gremial, al igual que hizo el radial Cornejo en su momento. Además, hay un proyecto similar de Pamela Verasay en el Senado. Torres habló de “solidaridad sindical”, y propone que se suspendan “por tres meses los aportes sindicales”, y que esos montos cobren “posteriormente en cuotas durante un año”.

“El proyecto consiste en la suspensión de la cuota sindical, que varía entre el 1 y 3 por ciento del salario, dependiendo el rubro, por tres meses, que es lo que estimamos van a ser los meses donde será más fuerte el aislamiento”, explicó Torres en declaraciones a la prensa de su provincia, Chubut. El dirigente diferenció su propuesta con la de Cornejo, ya que no hace que las entidades se desfinancien. “Después de los tres meses ese débito se haría en 12 cuotas sin interés. Lo que queremos es que haya más dinero en el bolsillo del trabajador por lo que dure esta pandemia. Hay muchos casos en los cuales ha habido acuerdos implícitos entre los trabajadores y la parte empleadora para percibir mucho menos, desde un 30, un 50, y hasta hay casos que han percibido el 70 por ciento menos en sus haberes”, sostuvo.

Pese a sus palabras, la propuesta no fue bien recibida por el sector sindical, que rechazó que se deje de pagar la cuota, por los efectos que puede causar. “Esto es una propuesta imposible de sostener en el tiempo para las organizaciones sindicales”, sostuvo el secretario Adjunto de la CTA de los Trabajadores, Pedro Wasiejko. Ante la consulta de Gestión Sindical, el dirigente criticó tanto a Cornejo como a Torees, y su propuesta de dejar de pagar la cuota sindical. “Es como si una provincia deje de cobrar impuesto. Cornejo lo sabe que fue gobernador, si Mendoza no cobra impuestos no puede funcionar, los gremios deben tener recursos para cumplir con su misión”, dijo Wasiejko.

El dirigente además sostuvo que si se llega aprobando esta propuesta no sólo perjudicará las organizaciones, sino además a sus obras sociales. “Van a desfinanciar la seguridad social en medio de una pandemia”, alertó el dirigente. En los días previos, la dirigencia sindical aseguró que por los despidos y los problemas derivados de la pandemia las obras sociales sindicales redujeron un 70 por ciento sus ingresos, por lo que pidieron un salvataje al gobierno nacional.

Por su parte, desde la CTA Autónoma criticó el proyecto, pero recordó que sus organizaciones no tienen descuentos compulsivos, sino que las cuotas se pagan de forma voluntaria. “En ATE el aporte es voluntario, es decir, el trabajador decide aportar su cuota por su propia voluntad. Nosotros creemos que el aporte debe salir de la conciencia de cada compañero”, sostuvo el secretario general de la CTA Autónoma de Capital Federal y dirigente de ATE Pablo Spataro.

En diálogo con Gestión Sindical, Spataro adelantó que proyectos como el de Torres y Cornejo “afecta a quienes reciben la cuota a través del convenio, de forma compulsiva, nuestros aportes llegan por la voluntad de nuestros afiliados”. Pese a esto, no apoyan desde estas organizaciones las propuestas de los diputados de Juntos para el Cambio.

Por el momento, no se sabe si el proyecto se tratará en breve, ya que no hay acuerdo sobre la forma de sesionar del Congreso. En cuanto a la iniciativa de Cornejo, cuenta con el aval de sus pares Jimena Latorre y Federico Zamarbide (UCR -Mendoza) y busca la “eliminación del artículo 38 de la Ley N° 23.551 de las asociaciones sindicales, que establece que los empleadores están obligados a actuar como agente de retención de los importes que los trabajadores destinan a los gremios”.

Al tiempo que sostiene que “el aporte solidario será de una cuota anual y no podrá superar el medio punto porcentual (0,5 por ciento) del salario bruto del trabajador del mes en el que se deba cumplir con dicha obligación”. “Cabe destacar que actualmente, el aporte que hacen los empleados de comercio, por ejemplo, es del 2,5 por ciento del salario bruto mensual y, en el caso de los camioneros, el aporte que realizan los empleados escala al 3 por ciento sobre el total de las remuneraciones que perciben sus afiliados”, dice en sus fundamentos.

Una vez conocido el proyecto, la Intersindical de Mujeres y Trabajadores de Mendoza repudiaron el proyecto de Cornejo, que limita por seis meses el cobro de la cuota sindical. “Este proyecto de ley ataca directamente a las organizaciones sindicales y muestra las intenciones de la derecha, de debilitar la organización y defensa de los trabajadores (…) denota el profundo sentimiento antiobrero de la derecha y el acabado reflejo de la expresión antisindical”, afirman en el comunicado.

“Este tipo de proyectos nos retrotraen a las peores prácticas de la antipolítica neoliberal, el individualismo y el sálvese quien pueda. Frente a esto y en momentos de aislamiento social y de responsabilidad conjunta nosotras invitamos a tejer lazos solidarios y a la construcción de valores de otro tipo, construir organizaciones fuertes para proteger y velar por los trabajadores”, agregan desde la Intersindical.

También podría interesarte

Gremio CICOP se suma al pedido de liberar patentes de las vacunas contra el Covid-19: “Sería estratégico”

Desde la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (CICOP) se sumaron al pedido mundial …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *