30 de Noviembre
de 2022
Fuera de Megáfono.

Principio de acuerdo en el SENASA, con promesas de pago y “pedidos de paz”

22. 07. 2015

Los trabajadores confirmaron que está todo dado para firma el acto que pone fin al conflicto, por lo que se levantaron los 12 días de paro. Habrá una suba promedio superior al 40 por ciento, más otras mejoras. Desde el gremio estatal aseguran que hubo un pedido para evitar futuras protestas: “Soltó plata pero no quieren más quilombo”.

Luego de dos tensas reuniones, donde no faltaron los cruces entre funcionarios y dirigentes, hay un principio de acuerdo en el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), que dejó sin efecto el paro de 12 días que debía iniciar el lunes pasado, y que se dejó sin efecto por la mesa de negociación abierta. Hoy se firma el acta acuerdo que destraba el conflicto, que pone fin a un proceso que amenazaba la exportación de carne, y que generó un paro de 10 días. El aumento promedio es del 42 por ciento, según los cargos, y se incluyen las partidas necesarias para garantizar las tareas del servicio sanitario. En Economía hicieron un pedido para que a partir de esto “haya paz” y se levanten las protestas.

“El gobierno se puso un poquito duro”, le dijo a Gestión Sindical una fuente de la negociación. Durante los dos encuentros, los funcionarios de la cartera que dirige Axel Kiciloff finalmente comprometieron los fondos necesarios para destrabar el conflicto, pero con un pedido claro: levantar las protestas. “Soltó plata pero no quieren más quilombo”, agregó la misma fuente. Con este acuerdo, se levantaron todas las protestas, incluyendo el bloqueo que se tenía pensado realizar a la terminal internacional de Ezeiza, que podía en riesgo la salida de carne y otros productos del país. Una de las preocupaciones de la dirigencia era que no se reprima las protestas en el interior del país. “Cuando cortamos la Richieri van los medios, está a la vista de todos, no hay problema. Pero cuando se hace un corte en Chaco, te ‘muelen a palos’, es otra cosa”, agregó la misma fuente.

Los reclamos de los trabajadores del SENASA son varios, parte de una lista que incluye la apertura de la paritaria sectorial, equiparación de salarios con organismos afines que cumplen funciones (AFIP; Migraciones, Aduana), pase a planta permanente de todos los contratados, implementación de la banda horaria de Barreras Sanitarias, 82 por ciento móvil jubilatorio para todos los trabajadores del organismo, terminar con la precarización laboral y la privatización de las funciones, inclusión del SENASA en la tasa aeroportuaria y veedores gremiales en todas las auditorías internas y externas. “Hoy los trabajadores del SENASA están muy precarizados, no se paga antigüedad, por cualquier motivo te pueden despedir”, se quejaron.

En concreto, el gobierno acordó disponer de los fondos necesarios para las mejoras planteadas por los trabajadores, que alcanzan algo así como 187 millones de pesos. En un comunicado interno, al que tuvo acceso Gestión Sindical, la secciona SENASA de ATE admite que el acuerdo “es pobre e insuficiente”, pero se justifica a partir de la cifra comprometida por el Estado para ingresar al presupuesto anual de la entidad. “Dimos un paso en la ofensiva, sacándole algo de poder, y no a la defensiva, como muchas veces nos sucedió”, reflexionaron desde el sindicato.

Si el SENASA quedaba paralizado, se podían producir problemas en la exportación de carnes. Además, durante el primer paro de 10 días el mercado interno sufrió algunos faltantes, porque muchos frigoríficos decidieron no faenar carne ante la imposibilidad de exportar. Esto fue criticado por el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Carne y sus Derivados del Gran Buenos Aires y Zona Sur de la provincia de Buenos Aires (SICGBA), que denunció que algunas firmas, como ABC, “usan el conflicto para presionar al gobierno para la baja de las retenciones”. Durante los 10 días de paro anterior, algunas versiones indican que la carne subió un 10 por ciento.

En este sentido, el gremio manifestó que “no va a aceptar mas días de vacaciones para sus trabajadores”, que se dieron durante el primer paro del SENASA. “Decidimos ahora no aceptar más días de vacaciones y de concretarse estos 12 días de paro del SENASA solicitaremos el cobro completo de salarios por esos días perdidos. De no lograrse nuestro respuesta será el paro”, agregó el gremio, que de una manera festejó el acuerdo, ya que evita problemas en el sector.

Temas relacionados /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales