27 de Mayo
de 2022
Actualidad.

Por las “malísimas condiciones de seguridad e higiene”, hoy hay paro en la línea Sarmiento

28. 07. 2016

Los trabajadores decidieron realizar un paro total de actividades que afectará los servicios que une el oeste del conurbano con la Capital Federal. Es por la suspensión de 70 empleados, que reclamaron por las condiciones laborales. Trenes Argentinos defendieron la medida, y le apuntaron al dirigente Rubén Sobrero. No se descartan nuevas medidas de fuerza la semana que viene.

Luego de una asamblea realizada en la cabecera Haedo, los trabajadores de la línea de trenes Sarmiento decidieron realizar hoy jueves un paro total de actividades, que mantendrá interrumpido el servicio que une capital federal con el oeste del Gran Buenos Aires. La medida se tomó en contra de la suspensión de unas 70 suspensiones en el sector limpieza, luego de que se denunciaran problemas de seguridad e higiene. La seccional, que lidera la lista clasista Bordó, votó el plan de lucha, que podría extenderse hasta la próxima semana. “Para la empresa la seguridad es un gasto, y por eso la recorta”, denunciaron. Desde Trenes Argentinos, que concesiona el servicio, defendieron las sanciones a los empleados, y alertaron que por la “irresponsabilidad sindical”, se verán afectados unos 350 mil usuarios que utilizan los servicios del Sarmiento. Hasta el momento, no hay negociaciones concretas para levantar la medida.

El conflicto en la línea de trenes del oeste comenzó hace unos días, cuando la empresa decidió suspender a unos 70 trabajadores del sector limpieza, que habían realizado retenciones de tareas en reclamo de mejoras en materia de seguridad e higiene. Ante esta decisión, la seccional que comanda el dirigente clasista Rubén “pollo” Sobrero decidió realizar el paro del jueves, que paralizará los servicios de trenes que unen la estación de Moreno con la cabecera Once. En las últimas horas, la dirigencia de la Unión Ferroviaria reclamó que se levanten las sanciones, y ante la negativa decidieron la medida de fuerza.

“La empresa sancionó a los compañeros de limpieza, incluyendo dos delegados, por reclamar mejoras en la higiene y la seguridad, que desde hace dos años se vienen pidiendo. Pero como para Trenes Argentinos la seguridad es un gasto, los recorta”, le dijo a Gestión Sindical el delegado Edgardo Reinoso. El dirigente recordó que la semana pasada un trabajador fue arrollado por una formación, lo que se suma a varias caídas cuando se trabaja en altura. “La gota que rebalsó el vaso fue que les pidieran trabajar sin luz en una zona inundada, como se negaron y realizaron retención de tareas, los sancionaron con cinco días de suspensión”, relató Reinoso.

Por el momento, el paro se mantiene abierto, aunque desde la dirigencia ferroviaria aseguraron que mantienen abierta la posibilidad del diálogo. “Hasta ahora no nos convocaron a dialogar, pero estamos siempre abiertos a conversar. Nunca cerramos esa posibilidad”, confirmó Reinoso. En este sentido, adelantó que si no hay respuesta a sus reclamos, no se descarta “tomar nuevas y más extensas medidas para la semana próxima”, aunque remarcó que las mismas serán analizadas y votadas en asamblea, como la que se llevará a cabo este jueves.

En tanto, desde la empresa Trenes Argentinos defendieron las sanciones, y le apuntaron a la figura de Sobrero como promotor de la medida, que dicen afectará a unos 350 mil usuarios. “La medida de fuerza fue adoptada a partir de la sanción impuesta por la empresa a 64 empleados de limpieza, quienes aplicaron un paro de actividades arbitrario y sin sustento el 24 de junio”, afirmó la empresa mediante un comunicado de prensa Además, agregó que los trabajadores sancionados “habían decidido no realizar tareas en el depósito de Castelar, con el argumento de la falta temporal de suministro eléctrico y, luego, por una supuesta falla en el funcionamiento de las canillas de los lavatorios”.

Ante esto, “la empresa aplicó una suspensión de cinco días a cada empleado, luego de considerar que ni el gremio ni los delegados notificaron de manera formal la existencia de algún reclamo y, además, porque no siguieron las instancias obligatorias de conciliación para la resolución de cualquier conflicto”. “La irresponsable actitud de los delegados sindicales del Sarmiento provocará la interrupción total del servicio”, concluyó Trenes Argentinos.

“Los irresponsables son ellos, los empresarios”, refutó Reinoso. “En el Sarmiento hay malísimas condiciones de seguridad, los trabajadores deben utilizar vestuarios que no cumplen condiciones mínimas de higiene, y desde hace dos años la empresa no da respuesta. Por eso nosotros decimos que acá no hay grieta: el gobierno anterior y el actual van contra los trabajadores”, concluyó Reinoso.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales