lunes 25 de marzo de 2019
Inicio / Actualidad / Piumato se encandenó en una comisaría para pedir libertad de empleada judicial

Piumato se encandenó en una comisaría para pedir libertad de empleada judicial

El dirigente del gremio de judiciales protesta contra la detención “arbitraria” de una empleada que protagonizó “un incidente menor”.

El secretario general de la Unión de Empleados Judiciales de la Nación, Julio Piumato, se encadenó en la entrada de la Comisaría 43, del barrio porteño de Floresta, para reclamar por la inmediata liberación de una empleada judicial que se encuentra detenida desde este mediodía. Según explicó en su cuenta de Twitter, la mujer, llamada Vanesa Bertelegni, “está detenida por un incidente callejero mientras su madre discapacitada está librada a la buena de Dios”.

El sindicalista agregó en su tuit un mensaje al fiscal Néstor Maragliano, a cargo de la causa: “que se dedique a buscar chorros y corruptos y no a gente honesta”. En diálogo con el canal Crónica TV, Piumato dijo que se mantendrá encadernado “hasta tanto se ordene la inmediata liberación” de Bertelegni, que pertenece al gremio de judiciales.
“Estamos reclamando que la liberen ya, que mañana vaya a declarar, pero que la liberen ya. Es una causa absolutamente pueril”. “Fue una cosa de todos los días, una pelea entre vecinos, y la arrestaron 24 horas”, agregó el gremialista y referente de la CGT.

“No tienen la menor idea de lo que es el respeto a los derechos humanos. “No se puede privar de la libertad a una persona sin antecedentes ni nada”, dijo Piumato, quien relató que Bertelegni iba con su madre, que se encuentra en silla de ruedas, y tuvo una discusión con un automovilista que estacionó su auto en una rampa de acceso.
Según el sumario, al momento en que las autoridades policiales llegaron al lugar “Bertelegni agredía con golpes en el rostro de la otra femenina identificada como Silvia Normal Gallini”.

“Se deja constancia que la imputada propina golpes sobre la carrocería del vehículo de la damnificada”, agrega el informe. Bertelegni “no pudo bajar por la bajada porque estaba bloqueada por el auto, hubo un incidente menor con la persona que bloqueaba la bajada”, dijo Piumato desde la comisaría, con las manos encadenadas a un caño en la entrada.

“Fue un incidente menor que terminó con esta funcionaria detenida por orden del fiscal. Pretenden dejarla hasta el día de mañana como si fuera una delincuente”.

Según el dirigente, la detención de la empleada judicial “es un capricho de un fiscal que se quiere hacer el Rambo” y lo definió como “un mamarracho” y un “personaje siniestro”. En Twitter, Piumato se despachó contra el fiscal Maragliano en duros términos: “Hay que ser muy rata y muy cobarde para tener presa a una funcionaria judicial 24 horas por un incidente menor en la vía pública! Vos conoces al fiscal Maragliano? Si no sos narco, corrupto o proxeneta y si además sos mujer cuídate”.

A las 23 horas, el dirigente seguía encadenado a la comisaría

También podría interesarte

El gremio de los docentes privados denunció una “fuerte ola” de despidos en escuelas

SADOP asegura que es consecuencia de la grave crisis económica que atraviesa el país, y …



Un comentario

  1. Los judiciales en realidad son un conjunto de aprovechados producto de las relaciones con los políticos que se cuidan las espaldas. Tanto los jueces como los empledados viven como si estuvieran en Versailles. Su Señoría, Vuestra Excelencia, Usía . Se creen intocables. Si uno quiere hablar con el juez, la respuesta del empleado es Su Señoría está muy ocupad… Dígame de que se trata. Y ese empleado es un mocoso de 20 años, hijo o sobrino de un Señoría de otro juzgado, que pronto será Fiscal y luego Señoría.-45 días de vacaciones, no pagan impuestos y etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *