lunes 1 de marzo de 2021

Piden al gobierno porteño una mesa de diálogo para resolver reclamos de los trabajadores de la salud

La CTA de los Trabajadores le solicitó a la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires que interceda ante Horacio Rodríguez Larreta para crear un ámbito de diálogo donde discutir la problemática del sector. Es por los constantes problemas que existen en la llegada de elementos de protección y las malas condiciones laborales. También quieren discutir el plan de vacunación a nivel local.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Desde que comenzó la pandemia, los trabajadores de la salud de la Ciudad de Buenos Aires vienen reclamando mejores condiciones laborales a la gestión de Horacio Rodríguez Larreta, e incluso tuvieron que recurrir a la justicia para hacer escuchar sus pedidos, como la entrega de material para evitar contagios de coronavirus. Incluso la Organización Internacional del Trabajo (OIT) aceptó una denuncia contra la gestión porteña, por desproteger al personal sanitario. En pleno aumento de casos de Covid-19, la situación está lejos de solucionarse, por lo cual los gremios del sector volvieron a la carga con sus pedidos para que se atienda las necesidades en el sistema de salud pública.

Por eso, le pidieron a la Defensoría del Pueblo que interceda para crear una mesa de discusión de esta problemática. La idea es crear un ámbito donde se puedan plantear las medidas necesarias para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores sanitarios, que están en la primera línea de batalla contra la pandemia. Además, quieren discutir la vacunación del personal que no fue inmunizado. Esta semana, el gobierno porteño anunció como seguirá la aplicación de la vacuna, que incluirá a trabajadores de comedores, según un pedido realizado por organizaciones sociales.

El pedido para que la Defensoría del Pueblo le pida al gobierno de Rodríguez Larreta una mesa de discusión con el personal de salud fue realizado por la CTA de los Trabajadores, y contó con el apoyo de sus gremios, en especial ATE Capital. La solicitud fue realizada directamente al Defensor del Pueblo Alejandro Amor, e incluye una mesa de trabajo que contará con la participación de todos los sindicatos con representación en salud, además de los funcionarios porteños del área.

Según le confirmaron a Gestión Sindical desde la central obrera, el pedido fue realizado por la dirigencia nacional, a la cual se plegaron los integrantes porteños, entre ellos UTE y los metrodelegados. De hecho, el documento entregado al secretario general de la Defensoría del Pueblo, Gustavo Murano, cuanta con la firma del Roberto Pianelli, secretario general de la sociación gremial de trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSyP) y secretario de Salud Laboral de la CTA de los Trabajadores.

“El objetivo de la mesa de trabajo es tratar los diversos reclamos y propuestas que forman parte de la agenda reivindicativa de las y los trabajadores de la salud en contexto de pandemia”, destaca el texto enviado a Amor, donde además se planteó la preocupación “respecto a la situación sanitaria en la Ciudad de Buenos Aires y la necesidad de contar con un plan y cronograma de vacunación claro y abarcativo de toda la población expuesta al Covid-19”.

Los gremios del sector salud vienen reclamando a la gestión porteña por diversos temas, que van desde la entrega de insumos básicos para combatir la pandemia a mejores condiciones de trabajo, licencias y reemplazos y aumento de salarios. En el 2020, hubo varias protestas, e incluso una denuncia ante la OIT.

“Estamos accionando en torno a los fallos y la mediación de la OIT”, recordó Juan Manuel Sueiro, de ATE Capital. En diálogo con Gestión Sindical, el dirigente remarcó que el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires “no planifica y no cumple con lo básico, la entrega de insumos de protección, por ejemplo”. Los gremios que buscan crear esta mesa de diálogo además rechazan la vuelta a clases presenciales, por las condiciones epidemiológicas de la Ciudad y por la falta de medidas preventivas.

“El incumplimiento se hizo durante toda la pandemia, por eso es absurdo que ahora hablen de la vuelta a clases, cuando recortaron la partida en el presupuesto”, dijo Sueiro. Además, agregó que en estos momentos las viandas de comidas que se reparten en los comedores escolares “son lamentables, el acceso a herramientas informática no existe.

Seguiremos defendiendo los derechos de nuestros compañeros de la Ciudad, junto a los docentes y demás sectores”. Por estas cuestiones, que se arrastran del año pasado, los gremios denunciaron al Rodríguez Larreta ante la OIT, que a partir de una resolución de la directora del Departamento de Normas Internacionales del Trabajo Corinne Vargha aceptó la viabilidad de la problemática y decidió establecer un comité tripartito para examinar el reclamo de los sindicatos porteños.

La decisión de la OIT generó entusiasmo en los trabajadores de la salud, que ven como el organismo internacional admite como validez sus protestas, y analiza en estos días la desprotección a la que fueron sometidos desde el inicio de la pandemia, que fueron llevados a la justicia, que ratificó que la Ciudad de Buenos Aires debe entregar elementos de protección, entre otras cuestiones.

“El gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en su carácter de empleador, no otorga los elementos de protección e higiene personal a sus trabajadores y trabajadoras exceptuados del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) decretado a raíz de la actual pandemia”, expresó la CTA de los Trabajadores en la denuncia ante el organismo internacional, que una vez aceptado el reclamo informó que “toda información adicional presentada por sus organizaciones será transmitida al gobierno para que envíe sus comentarios al respecto en un plazo determinado”.

“La respuesta de la OIT constituye la primera vez que logramos que un organismo internacional de la tal magnitud adopte una denuncia de estas características ante los incumplimientos del gobierno porteño en cuidado de sus trabajadores y trabajadoras”, agregaron.

En cuanto a la vacunación, recién esta semana el Ministerio de Salud anunció que abrirá un registro para incluir a mayores de 70 en la inmunización, a partir de la disponibilidad de dosis que lleguen desde Rusia. En este sentido, se seguirá vacunando al personal de salud. La campaña es parte de los reclamos que los gremios quieren llevar a esta mesa de diálogo, que le propusieron a la Defensoría del Pueblo. Por otra parte, organizaciones sociales le pidieron al gobierno porteño que las personas que realizan tareas en los cerca de 700 centros comunitarios de la Ciudad sean parte de los grupos prioritarios a la hora de continuar con la vacunación.

Se trata de los promotores de salud comunitarios, que vienen articulando en los barrios, acercando insumos de protección e higiene, realizando relevamientos en relación a la población de riesgo, informando en cada caso, y colaborando con los testeos del operativo Detectar, según destacaron en la presentación realizada. Según se supo, la gestión tomó nota, y se comprometió a responder este pedido, que incluye a unos 6 mil trabajadores.

También podría interesarte

Trabajadores químicos sumaron un 17% al acuerdo salarial del 2020 y mantienen el poder adquisitivo

La Federación Argentina de Trabajadores de Industrias Químicas y Petroquímicas (FATIQyP) informó que en marzo …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *