26 de Febrero
de 2024
Actualidad.

Petroleros negocian un aumento del 24% para cuatro provincias

22. 05. 2017

El acuerdo se podría sellar este miércoles.

Se estima que en la reunión de este miércoles en el Ministerio de Trabajo se podría sellar un acuerdo dentro de la paritaria, donde los representantes sindicales de esa provincia solicitaron un incremento salarial del 24% retroactivo a abril.

El encuentro, que estaba previsto para la semana pasada, se pospuso por la ausencia del dirigente de los petroleros jerárquicos, Manuel Arévalo, quien negocia en conjunto con el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa.

El titular del gremio, Guillermo Pereyra, aseguró que los petroleros obtendrán un acuerdo similar al que han recibido otras organizaciones, con una suba porcentual y la posibilidad de actualizar el salario de acuerdo con la inflación. Además, detalló que esta suba se hará, probablemente, en dos etapas y retroactiva al primero de abril.

“No queremos que se extienda mucho más porque va a pasar el mes de junio y van a ser tres meses de ajuste”, señaló el dirigente petrolero en La Mañana de Neuquén en referencia al pedido de que la suba rija desde los sueldos de abril. En ese sentido, señaló que cerrar el acuerdo en junio complicaría a las empresas más chicas, que tendrían inconvenientes para afrontar los incrementos conjuntos con el medio aguinaldo.

Además, Pereyra aclaró que los petroleros rechazan cualquier propuesta que incluya sumas fijas, ya que este acuerdo no surte efecto en relación con las horas extra que, en muchos casos, significan una importante parte del sueldo de los trabajadores. Del mismo modo, aclaró que los valores fijos como aumento los dejan retrasados en función del avance del proceso inflacionario.

En este sentido el dirigente, aclaró que el último acuerdo salarial se dio el año pasado, cuando los trabajadores recibieron una suba del 30% más una bonificación extra de 20 mil pesos. Según calculó, el salario del petrolero quedó desfasado con respecto a la inflación, por lo que los trabajadores perdieron un 10% de poder adquisitivo durante 2016. Tras reuniones informales con las empresas, los petroleros se confiaron en la posibilidad de sellar un acuerdo que se ajuste a sus pedidos, aunque aclararon que están abiertos a las negociaciones.

Situación difícil
Entre tanto, el empleo sigue mostrando señales negativas en la industria petrolera. Entre Santa Cruz, Chubut y Neuquén se calculan de 5.000 a 6.000 suspensiones y unos 6.000 despidos en el sector. Según datos del Ministerio del Trabajo de la Nación, sólo en Neuquén se perdieron en 2016 unos 1.600 empleos que estaban directa o indirectamente vinculados a la producción y exploración de combustibles.

Las Cámaras de Servicios Empresariales neuquinas coinciden con este número. Aseguran que es una consecuencia de los recortes realizados por empresas que debieron ajustar sus planteles por la baja en la actividad. Se trataba de trabajos tanto en pozos como en oficinas administrativas. Otros 1.500 operarios todavía se encuentran cobrando pensiones que representan un 30% de su anterior salario a la espera de que vuelvan las inversiones.

De acuerdo al informe “Explotación de minas y canteras”, durante 2016 el petróleo y el gas perdieron unos 6.000 puestos de trabajo en las principales cuencas del país. En Chubut se vive el caso más dramático, con 3.700 operarios en “estado de latencia” y un número indeterminado de despedidos, pero que algunos cifran en no menos de 1.000 casos entre fines del 2015 y 2016.

Con la caída del precio del barril, de US$ 100 a 46, YPF inició un recorte de hasta el 30% en sus contratos, que se profundizó a lo largo del año pasado. En ese duro 2016, 44 equipos de perforación y explotación dejaron de funcionar en Neuquén ocasionando unos 1.000 desocupados sólo en pozos.

La semana pasada, Guillermo Pereyra, secretario gremial de petroleros, adelantó que a fines este año se podrán en marcha 15 equipos en la Cuenca Neuquina que albergarán a unos 1000 trabajadores. Pero también aclaró que estos puestos serán cubiertos por aquellos que hoy se encuentran en un régimen de emergencia.

Los gremios petroleros de Chubut y Neuquén firmaron un convenio con el Ministerio de Energía, conducido Juan José Aranguren, para flexibilizar las relaciones laborales. En el acuerdo se dejan sin efecto las horas “taxi” (tiempo de transporte entre los hogares y los pozos que engrosaban los salarios) y se establecen condiciones de productividad que aminoren los permisos de parte de los trabajadores.

Temas relacionados /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)

Últimas Noticias en Zonales