20 de Mayo
de 2022
Actualidad. Informes Especiales.

Paro nacional educativo: gremios forman un “gran frente de unidad” para afrontar políticas macristas

26. 08. 2016

Desde la escuela primaria hasta las universidades se unen en reclamo de la apertura de paritarias y más presupuesto para la educación pública. “Hay que compensar la pérdida del poder adquisitivo de los salarios”, remarcó Daniel Ricci, de FEDUN. El acatamiento rondó el 90 por ciento para los gremios, aunque el gobierno habló de menos. Ya se trabaja para otro paro nacional para mediados de septiembre.

Como hacía mucho tiempo no sucedía, ayer miércoles todos los niveles de la educación estuvieron paralizados en la Argentina. En todas las provincias, los gremios docentes coincidieron en un gran paro nacional, en reclamo de la reapertura de la discusión salarial y por mayor presupuesto para el sector. Fue una jornada calificada como “histórica”, que dejó sin clases a 9 millones de alumnos, desde los niveles iniciales hasta las universidades. Durante la jornada, un mosaico variado de sindicatos, que reportan a diferentes centrales obreras, coincidieron en sus reclamos ante el gobierno de Mauricio Macri, y rechazaron sus políticas. Sin una respuesta en el horizonte, parece tomar cuerpo un gran “frente de unidad educativo”, que promete seguir con su plan de lucha hasta que se den respuestas a sus reclamos. “Hay que compensar la pérdida del poder adquisitivo de los salarios”, coinciden desde la dirigencia. Ya se habla de otra gran jornada de paro para mediados de septiembre.

La jornada del miércoles tiene pocos antecedentes en el pasado reciente, e involucró a todo el arco sindical docente. A nivel universitario, fueron parte de la protesta la CONADU, la Federación de Docentes de las Universidades (FEDUN) y la CONADU Histórica. Además, los cinco gremios nacionales de la educación inicial se sumaron, lo que vaciaron a las escuelas de todo el país. El reclamo común fue el de reapertura de paritarias, mayor presupuesto para educación pública, la eliminación del Impuesto a las Ganancias, y otras más sectoriales, que hicieron que la protesta sea masiva. La mayoría de los espacios coincidieron que el paro tuvo un acatamiento del 90 por ciento.

En el caso de los docentes universitarios, su paritaria tiene una cláusula que reabre la discusión salarial en septiembre, pero los sectores están pidiendo abrir esa mesa de negociación de forma urgente. Así lo confirmó el secretario general de FEDUN, Daniel Ricci, quien recordó que la fecha establecida en mayo para esta apertura fue el 29 de septiembre, pero que es “urgente” adelantarla. “El acuerdo salarial firmado en mayo, de un 35 por ciento en cuotas ha sido superado por una inflación del 42 por ciento o más, según las estimaciones del propio gobierno nacional. Por este motivo, exigimos la urgente reapertura de paritarias, con el objetivo de compensar la pérdida del poder adquisitivo de los salarios los docentes universitarios, perjudicados por la inflación y el aumento desmedido de tarifas”, remarcó en diálogo con Gestión Sindical.

Ricci remarcó además que el aumento en cuotas no fue cobrado en su totalidad, por lo cual recién los docentes universitarios recibieron una suma de bolsillo del 18 por ciento. Además, FEDUN sumó a la lista de reivindicaciones “la urgente modificación del régimen tributario en general y, especialmente, del mal denominado Impuesto a las Ganancias, así como la plena aplicación del Convenio Colectivo de Trabajo en todo su articulado, y la implementación inmediata del Boleto Educativo, que permita garantizar el acceso inclusivo a la educación superior, frente al aumento desmedido de tarifas en el transporte”.

En el resto de los niveles, el paro se hizo sentir con mucha fuerza, y fortalece una unidad del sector hasta ahora impensada. En este sentido, el titular de la Unión de Docentes Argentinos (UDA) Sergio Romero, destacó a la huelga como “excelente” y elogió “la fuerte decisión de los docentes de parar, para la disconformidad con el sistema educativo nacional”. “Cada vez que paramos se cree que es por los salarios, pero el común denominador es un sistema educativo que tiene que funcionar en plenitud. Entre los maestros no hay divisionismo”, sostuvo mediante un comunicado de prensa. Por su parte, el titular de SUTEBA Roberto Baradel dijo que “el paro fue masivo y responde a la convocatoria hecha por todos los gremios docentes nacionales, desde el sector universitario hasta el nivel inicial”. Manifiesta un fuerte llamado de atención al gobierno nacional para que cumpla con los acuerdos paritarios firmados y reabra la discusión salarial. Es imprescindible para nosotros la continuidad de los Programas Socieducativos, la entrega de las netbook, el dinero para infraestructura y comedores escolares y la no modificación del Régimen Jubilatorio Docente”, agregó.

En las declaraciones de los dirigentes se deja ver una unidad en acción que puede convertirse en un frente de conflicto para el gobierno nacional. Fuentes gremiales consultadas por Gestión Sindical hicieron hincapié en que “se está configurando un gran frente de lucha”, y que la unidad se da “por la mala política del gobierno”. “Nos juntan aunque no queramos”, se sinceró un dirigente. Sobre como seguirá el conflicto, la dirigencia ya trabaja en un nuevo paro nacional, que podría ser el 16 de septiembre, cuando se conmemoren los 40 años de la Noche de los Lápices, cuando la dictadura militar secuestró y asesinó a un grupo de estudiantes que reclamaban por el boleto estudiantil gratuito. “Queremos hacer una única acción de todos los sectores, de todos los gremios, e incluso de toda la sociedad, para que el gobierno reaccione y deje de especular y de respuesta a los reclamos”, afirmó la misma fuente.

Desde el gobierno se mostraron rígidos en su postura, y si bien el ministro de Educación Esteban Bullrich aseguró que el diálogo con los educadores “está abierto permanentemente”, remarcó que las paritarias que ya están cerradas “no se abrirán”, y que la revisión en el sector universitario deberá esperar a septiembre. Para intentar minimizar el paro, aseguró que el acatamiento “rondaría el 50 por ciento” en todo el país. “Nosotros llamamos a agotar todas las instancias porque no queremos que la escuela estatal, que es la verdadera herramienta de progreso, esté cerrada”, agregó.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales