miércoles 28 de octubre de 2020
Inicio / Actualidad / Para FEDUN, los docentes de la región deben formar “ciudadanos con fuerte compromiso social”

Para FEDUN, los docentes de la región deben formar “ciudadanos con fuerte compromiso social”

La organización argentina participó de una jornada iberoamericana sobre el rol de los gremios en la actual crisis educativa, producto de la pandemia y los problemas económicos. “La sustancia más importante en las universidades son los trabajadores, los docentes y los estudiantes”, dijo Daniel Ricci, en su presentación.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

A casi 10 meses de que el mundo entrara en pandemia, las discusiones en torno de su impacto en los distintos aspectos de la vida dan paso a aquellas que buscan determinar cómo se saldrá de la actual crisis, y las formas de hacer que el escenario del futuro no sea tan desigual y perjudique a las grandes mayorías. En materia educativa, el cierre de colegios y universidades transformó todo el sistema, por lo cual se necesita un nuevo acuerdo para la post pandemia. A este paso, la organización internacional Kaidós llamó “tercer contrato social en la educación”, que buscará adaptar los planes educativos a las exigencias del nuevo mundo. En esa tarea, los gremios tendrán un rol fundamental, afirmó la entidad, que organizó esta semana un foro de discusión con dirigentes gremiales, docentes, especialistas y estudiantes de Iberoamérica. La Federación de Docentes de las Universidades (FEDUN) fue parte de la discusión, a través de su titular, Daniel Ricci, que llevó la mirada de los trabajadores de la educación argentina a la jornada, que contó con la presencia de representantes de Brasil, Centroamérica y España, entre otros. En su presentación, Ricci planteó

El foro de debate “El rol de los gremios en la transformación de la educación y en el tercer contrato social de la educación” tuvo lugar este jueves de manera virtual, organizado por el quipo educativo de Kairós. Además de Ricci, fueron de la partida Marcelo Di Stéfano, secretario Ejecutivo de la Confederación de los Trabajadores de las universidades de las Américas (CONTUA), Mateus Fiorentini, historiador brasilero y miembro de la Organización Continental Latino Americana y Caribeña de Estudiantes (OCLAE) y Edi López Coordinador General del Consejo de Estudiantes de la Universitat de Girona.

“Todos tenemos un fuerte compromiso social con la universidad pública, todos entendemos que la educación no es una mercancía, sino un derecho que tiene que tener todos los ciudadanos de nuestros países”, afirmó en su presentación Ricci, que destacó que la “sustancia más importantes en las universidades son los trabajadores, los docentes y los estudiantes”. En este sentido, el líder de FEDUN llamó a “no hacer distinciones entre docentes y no docentes, porque todos somos trabajadores, y los sindicatos tenemos un rol fundamental en la construcción del compromiso de las universidades con el desarrollo de Latinoamérica”.

En este sentido, Ricci propuso ir más allá del rol que tienen los sindicatos “en la protección de los derechos de los docentes”, y pensar “más allá de esto, para construir un fuerte compromiso social en nuestro trabajo como docentes”.

“Lo que hagamos como docentes repercute en nuestra sociedad, cuando formamos profesionales no sólo lo hacemos para que sepan de su profesión, sino que además formamos ciudadanos, y tenemos la obligación de formarlos con un fuerte compromiso social”, agregó el dirigente argentino en la charla organizada por Kairós, en la que estuvo presente Gestión Sindical.

Para Ricci, esta tarea es muy importante en Latinoamérica, “que tiene la característica de ser el lugar más desigual del planeta”. “Estamos en un momento donde en la región hay gobiernos con dudosa legitimidad, nosotros tenemos en la Argentina un presidente como Alberto Fernández, que es docente universitario y desde hace muchos años afiliado a nuestro sindicato”, recordó el dirigente, haciendo un repaso de la actualidad política y educativa del país, y respaldó las políticas llevadas adelantes en la lucha contra el coronavirus, que obligó entre otras cosas por la virtualidad de las clases.

“Estamos dando clases en emergencia, no podíamos quedarnos cruzados de brazos, lo que queda demostrado es las debilidades de nuestros sistemas educativos”.

Uno de los interrogantes de la jornada fue intentar pensar cómo será la educación en el contexto de virtualidad que se vive, hasta que haya una vacuna. Para Ricci, a los docentes le faltó preparación para enfrentar esta situación inédita.

“Por eso desde FEDUN organizamos capacitaciones, para ayudar a los docentes”, dijo. Esto no salva “los problemas de conexión que existen en los distintos países, que afectan a trabajadores y alumnos. Por eso, Ricci propuso “fomentar el derecho humano básico de la conexión, en especial para la educación, que hasta que no haya vacuna vamos a transitar por este sistema, quizá hasta mediados del año que viene”. “Necesitamos una fuerte presencia del Estado para el desarrollo, el iPhone no se habría creado si el Estado norteamericano no desarrolla la tecnología GPS, o una universidad la pantalla táctil, todo lo que se hace en ciencia y tecnología se hace a partir de lo que crea la sociedad”, describió Ricci.

De la mano de la cuestión educativa, analizaron los panelistas, está el tema político, una preocupación en la región por los gobiernos conservadores que desplazaron a muchos de corte popular. “No hay más espacio para el neoliberalismo, no podemos seguir en la educación con la lógica de la acumulación del capital”, sostuvo Gustavo Di Stefano, titular de CONTUA.

El dirigente pidió incorporar a la discusión del sector las políticas de medio ambiente, y destacó el rol de los sindicatos: “son el principal interlocutor de la sociedad civil”. Además, Ricci habló de la necesidad de “tener mejores trabajos, mejor remunerados, en eso tenemos que trabajar como líderes sociales que somos los docentes universitarios, en momento donde somos bombardeados por los medios. Tenemos la obligación de construir un relato de una mejor distribución de la riqueza, y una región más justa”.

Por su parte, los dirigentes estudiantiles dieron su mirada de esta discusión, en una realidad que los afecta fuertemente. “Las universidades van a reflejar la discusión por la crisis mundial, necesitamos más presencia del estado en la economía para evitar las salidas ultra conservadoras”, remarcó Fiorentini, desde Brasil. En ese país, destacó, “la universidad pública dio la mejor respuesta a la pandemia, con investigaciones claves”. Por su parte, Edi López, de España, sostuvo que la educación en este contexto “debe no sólo centrarse en la trasmisión de conocimiento, sino acompañar en el proceso de adaptación”. En el cierro, Telemérico Talavera y Juan Carlos Casco, integrantes del equipo de educación de Kairós, realizaron una conclusión respecto de las posturas, y la propuesta de crear el “tercer acuerdo social educativo”. “La educación es vital para un nuevo contrato social, para que nadie se quede atrás”, dijo Talavera.

Si no se logra, alertó Casco, en 15 años “muchas de las universidades que hoy conocemos no existirán más”. Estamos ante un proceso de concentración económica, donde las grandes empresas tienen más peso que los países medianos. A esto no es ajena la educación superior, que es vista como un gran mercado. Debemos reforzar la educación pública para evitar ese futuro”, concluyó Casco, al cierre de la jornada de debate.

También podría interesarte

¿Extorsión? FlyBondi se niega operar desde Ezeiza y amenaza con pérdida de puestos de trabajo

El Gobierno no habilitó el aeropuerto de El Palomar y la empresa low cost manifestó …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *