20 de Mayo
de 2022
Actualidad.

Palazzo y su grupo se sube a la unidad de la CGT pero pide un “paro activo”

09. 08. 2016

La Corriente Federal y el ex MTA participaron del último plenario de la central, que propuso un triunvirato para conducir la futura unificación. Sostienen al bancario como parte de la conducción. El MASA no participó y se baja del proceso. Sigue la gira de autopostulación de Gerónimo Venegas.

En la que puede ser la última cumbre ante del congreso normalizador del 22 de agosto, las tres versiones de la CGT ratificaron la idea de crear un triunvirato para conducir los futuros de la central unificada, pese al rechazo que genera en algunos sectores. Esta fue la novedad más saliente del encuentro del viernes pasado, donde además se consensuó un duro documento donde se asegura que el país va “de mal en peor”. Al abandonar las posturas más conciliadores, la central obrera prepara el terreno para un posible paro de actividades, que varios dirigentes consideran “inminente”. Esto parece fue fundamental para uno de los sectores más críticos al gobierno participara del encuentro, y se sumara al proceso de unidad. Se trata de al Corriente Sindical federal, que junto al ex MTA postulan a Sergio Palazzo para la conducción. La presencia del bancario en la CGT Azopardo muestra la voluntad de sumarse, pero este espacio insiste con un programa que además de la unidad busque “enfrentar las políticas del gobierno”.

La presencia de este espacio en la cumbre del viernes pasado terminó de confirmar que los gremios que impulsan a Palazzo se mantendrán en el proceso, pese a que rechazan el triunvirato y piden actividades más duras ante la realidad. Por eso, la elaboración del documento “De mal en peor”, donde se lanzan críticas a la política oficial y se deja entrever la posibilidad de una medida de fuerza nacional fue clave para que este espacio se mantenga en el proceso de unidad. “Se escucharon nuestros reclamos, se empezó a hablar de un programa y se está cerca de una medida de fuerza para frenar el ajuste del gobierno, por eso estamos conformes”, sostuvo un dirigente del espacio, en diálogo con Gestión Sindical.

Esta postura fue cristalizada mediante un documento, donde se asegura que “se impone la organización de un paro activo en rechazo de esas estrategias oficiales”. “El Plenario cegetista lo hizo al caracterizar la gravísima situación económico social generada por decisiones del gobierno del Ingeniero Macri que han llevado al mercado interno a la recesión, a una acentuada pérdida del poder adquisitivo de las familias trabajadoras, y a una brutal caída de la producción industrial con la consiguiente pérdida de miles de puestos laborales”, expresa el documento, al que tuvo acceso este medio. El sector ratificó “la necesidad de una conducción colegiada de la CGT que incluya a todos los sectores”, y reiteró la candidatura de Palazzo para integrarla. “Vamos a pedir el lugar que nos corresponde”, insistió el mismo dirigente, que adelantó que este viernes, en el micro estadio del Club Ferro, la corriente y el ex MTA presentarán su propuesta programática que llevarán al congreso de unificación del 22 de agosto.

Uno de los elementos claves para contener a este espacio, además de sumar al bancario en la conducción, fue el documento que se elaboró en el encuentro, y que marca un cambio de rumbo en la tendencia dialoguista que llevaban las tres CGT. “De mal en peor” es prueba de ello. El testo asegura que “es hora de cambiar en serio, antes de que sea tarde”, y se facultó a la conducción surgida del congreso del 22 “a la elaboración de un programa con las principales problemáticas que aquejan al mundo del trabajo y convocar a las acciones gremiales que correspondan en reclamo de las soluciones que requiere la mayoría del pueblo argentino”. “El tan mentado ‘sinceramiento de la economía” se ha reflejado con la peor cara hacia los trabajadores y la gran mayoría de los argentinos”, en referencia al “aumento de la pobreza, una brusca caída del consumo y perspectivas económicas y sociales que ensombrecen aún más el horizonte”, dijo la dirigencia.

Casi a la misma hora, en la sede de las 62 Organizaciones Peronistas, el titular del UATRE Gerónimo “momo” Venegas continuó con su gira de postulación para conducir la futura CGT, pero en solitario. El sindicalista más cercano al macrismo no quiere que Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento), Carlos Acuña (Estaciones de servicio) y Héctor Daer (Sanidad) sean los conductores de la futura central, ya que considera que es “regalarle la CGT a (Sergio) Massa”. Por eso insisten en que se debe respetar el estatuto, y nombrar un único conductor. Para eso, volvió a juntar a sectores cercanos, que desde su entorno afirman fueron casi 60 gremios, y convocó a respetar el modelo sindical del peronismo. “El General Juan Domingo Perón dejó un modelo sindical argentino ejemplar y es preciso sostener ese legado”, remarcó un documento difundido luego del encuentro.

La figura de Venegas es rechazada por varios sectores, que consideran que darle protagonismo es “poner a Macri en la CGT”. Es que el líder de los peones rurales está completamente alineado al gobierno, y su partido FE forma parte del frente Cambiemos. En las últimas semanas reclutó dirigentes que buscan evitar el triunvirato, e incluso se habló de armar una “CGT paralela”. El único que respondió su llamado fue Omar Viviani, al frente del Movimiento de Accción Sindical Argentino (MASA), que no fue al encuentro de la semana pasada. Pro este espacio quiere al ferroviario Sergio Sasia en la conducción, y pese al encuentro entre Viviani y Venegas todo hace indicar que no lograrán una postura unificada en el futuro.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales