martes 11 de diciembre de 2018
Inicio / Actualidad / Nuevos conflictos tensan más la relación de Vidal con los trabajadores estatales

Nuevos conflictos tensan más la relación de Vidal con los trabajadores estatales

Este unes habrá paro docente, luego que los gremios rechazaran la última oferta salarial, con duras criticas por lo baja. Además, los médicos y ATE se retiraron de la última reunión paritaria y acusaron de haber armado una “paritaria irregular”. En tanto, los judiciales rechazan el fallo que traslada al fuero nacional la decisión de convocar a discutir salarios.

A un mes de que se cierre el 2018, el gobierno de la provincia de Buenos Aires no sólo no logra acordar con la mayoría de los estatales, sino que suma nuevos conflictos. Pocas veces un año estuvo tan cargado de conflictividad, empezando por las frustradas discusiones salariales, que dieron lugar a otras situaciones, como la falta de inversión, problemas de infraestructura y persecución gremial.

Para María Eugenia Vidal, los gremios estatales fueron uno de los focos de conflicto más importante de este tercer año de gestión, y lejos de bajar los decibeles, diciembre puede traer un recrudecimiento de las disputas. Es que la última oferta salarial a docentes fue calificada de “irrisoria”, lo que derivó en un paro de actividades para el lunes próximo, el número 28 de este ciclo lectivo.

Además, los médicos acusan al gobierno de armar una “paritaria de salud trucha”, convocando a otros sindicatos que nada tiene que ver con el sector, para intentar finalizar la negociación, que debe acordar el último tramo de aumento para este 2018.

También los judiciales volvieron a expresar su malestar, luego que un fallo judicial desliga a la provincia de Buenos Aires de la convocatoria a paritarias para los trabajadores de la Justicia, trasladando esa responsabilidad a la Corte Suprema nacional.

Sólo el acuerdo con los gremios cercanos, como UPCN, salvan a Vidal de un cierre de año con los estatales “en pié de guerra”.

Las protestas

El paro número 28 de los docentes bonaerenses comenzará este lunes, luego que fracasara la última reunión paritaria. La oferta del gobierno de un 2 por ciento de recomposición para cerrar el año fue calificado de “vergonzoso e irrisorio” por parte del Frente de Unidad, que llamó a la protesta en toda la provincia de Buenos Aires.

Según la dirigencia, ese porcentaje significa “108 pesos de bolsillo”, lo que fue considerado “una provocación”. “La gobernadora quiere cerrar las cuentas con la plata de los docentes”, le dijeron a Gestión Sindical desde el frente, que reúne a los seis sindicatos del sector.

Según explican, la idea es “rebajar un 5 por ciento los salarios de los docentes, una forma de ‘achicar el gasto’, que busca el gobierno provincial y nacional”. Además, acusan a Vidal y sus funcionarios de “mentir” respecto de la actitud de diálogo.

“Ya lo hicieron en otras oportunidades: en la mesa de negociación dicen una cosa, los números reales, y después salen y dicen otra cosa para responsabilizarnos de los paros y la falta de acuerdo”, agregaron las fuentes consultadas. En este sentido, dijeron que la gobernadora “quiere que la sociedad no culpe de su fracaso”, pero rescataron “el apoyo de la comunidad educativa de la Provincia”.

El nuevo paro docente volvió a mostrar el fracaso de la política del gobierno con relación a sus empleados, que se extiende a otros sectores. Esta semana, por ejemplo, se convocó a la paritaria de la ley 10.470, de profesionales de la salud.

Los médicos

Hace unas semanas los médicos lograron firmar el acuerdo salarial, que incluye la revisión del impacto de la inflación. Cuando los representantes del gremio CICOP fueron el jueves a la convocatoria oficial, se encontraron con varias sorpresas.

Según contaron, en el lugar había gremios de otras actividades y ramas (Autoridad del Agua, gráficos, hipódromo, entre otros) que no tienen que ver con la ley de profesionales.

Ante esta irregularidad, decidieron dejar la negociación, y denunciar las “irregularidades” en la convocatoria. La medida, que cumplieron con el gremio ATE, se dio por considerar que no se puede hacer “un abordaje serio de la problemática de los trabajadores de la salud”, y ante la posibilidad que los otros gremios acepten la oferta del gobierno, y cierren una paritaria en la cual “no deben estar”.

Ante esto, CICOP le envió una carta al ministro de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, Marcelo Villegas, donde explicaron los motivos del rechazo de la paritaria, que intentó “confluir en un mismo ámbito de negociación colectiva a diferentes universos de trabajadores, regidos por distintas normativas y con diversos representantes gremiales”.

“Nuestra entidad representa a los profesionales de la salud regidos por la ley 10.471, la representación de la parte trabajadora resulta excluyente, no contando las otras entidades sindicales allí presentes con legitimación para participar en la presente negociación colectiva”, sostuvo la misiva, a la que tuvo acceso Gestión Sindical.

Por esto, los médicos le pidieron a Villegas que “convoque a la paritaria conforme a derecho, con la participación exclusiva de los representantes legitimados para tal fin”.

Los judiciales, también

Como si estos conflictos fueran poco, los judiciales quedaron envueltos en una polémica que podría “nacionalizar las paritarias” de los integrantes de la justicia de la provincia de Buenos Aires.

Es que esta semana, sin mayores repercusiones, los jueces de la Corte Suprema bonaerense fallaron a favor de un recurso extraordinario federal interpuesto por la Fiscalía de Estado e impulsado por el gobierno Vidal, pata que sea la Corte nacional quien convoque a negociar salarios, o actualice los salarios por inflación hasta no se alcance un nuevo acuerdo salarial.

“La decisión de la Suprema Corte completa un proceso por el cual el Poder Judicial garantiza impunidad a un Poder Ejecutivo que decidió mantenerse al margen de la ley, negando sistemáticamente el derecho constitucional a la negociación colectiva de los trabajadores y trabajadoras judiciales”, señala un comunicado de la Asociación Judicial Bonaerense (AJB).

A esta situación se le suma el rechazo al presupuesto, que hará que los judiciales vayan al paro este lunes. “En particular, el proyecto de presupuesto 2019 vuelve a reducir la participación del Poder Judicial en el gasto general de la Provincia, a la vez que no prevé recursos para mejorar las condiciones de infraestructura ni para la efectiva puesta en funcionamiento de decenas de dependencias creadas por ley, indispensables para aliviar el colapso que sufre la justicia provincial”, analizaron desde la AJB.

Los que sí acordaron

En este panorama de conflictos y tensiones, Vidal logró una tregua cuando firmó con gremios aliados la paritaria de empleados de la administración pública. Con el aval de UPCN y la FEGEPPBA (la federación que agrupa a los gremios de salud pública), SOEME, APOC y AERIN, se acordó una suba del 32 por ciento y el pago de un bono de fn de año de 7 mil pesos. En tanto la oferta fue rechazada por CICOP y AMRA (trabajadores de la salud), Aemopba (Obras Públicas), los gremios que representan a trabajadores de casinos y pilotos y ATE.

El bono anunciado por la gobernadora, que incluirá a jubilados, busca bajar el clima de conflicto en el Estado, de cara a diciembre. Pero hasta el momento la iniciativa no cumple con su cometido, ya que el primer día hábil del mes tendrá un paro y movilización de la mayoría de los sindicatos, que rechazarán la aprobación del presupuesto 2019, que el oficialismo piensa concretar el mismo lunes, con apoyo de algunos sectores del peronismo bonaerense.

También podría interesarte

Por las pocas ventas, Motomel suspendió a todos sus trabajadores por dos meses

Los trabajadores, de la planta ubicada en San Nicolás, gozarán de vacaciones forzadas en enero …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *