lunes 25 de enero de 2021

Muerte en el zoológico: la Justicia ordena pagar $101 millones a la familia de la trabajadora que murió atacada por un oso hormiguero

Un tribunal laboral de La Plata determinó que el dueño del ex zoológico de Florencio Varela y una compañía de seguros deben pagar 101 millones de pesos.

Un tribunal laboral de La Plata ordenó pagar 101 millones de pesos a la familia de la trabajadora de 19 años que murió en el año 2007 luego de ser atacada por un oso hormiguero de dos metros en el zoológico que funcionaba en la localidad bonaerense de Florencio Varela, informaron fuentes judiciales.

El fatal hecho ocurrió el 10 de abril de 2007 en el zoológico por entonces ubicado en la Avenida Perón al 800 cuando Melisa Noemí Casco ingresó a la jaula de “Ramón”, el oso hormiguero, para alimentarlo.

El animal atacó a la joven empleada y le provocó graves heridas que produjeron la muerte. Trece años después, el Tribunal Laboral N° 2 de La Plata dictaminó que Claudio Alejandro Quagliata y la compañía de seguros Federación Patronal deberá abonar a la familia de Melisa más de 101 millones de pesos.

Por la muerte de Melisa había sido condenado a 3 años y siete meses de prisión en suspenso por homicidio culposo el propietario del zoológico.

A Quagliata lo condenó en abril de 2014 el Juzgado Correcional N° 2 de Quilmes pero la Cámara de Apelaciones lo terminó absolviendo en la causa penal.

Ahora, el Tribunal de Trabajo N° 2 de La Plata, firmado por los jueces Carlos Mariano Núñez, Juan Ignacio Orsini y Julio César Elorriaga, ordenó a Quagliata y a la compañía de seguros Federación Patronal a pagar más de 101 millones de pesos.

Además, rechazó la demanda que habían entablado contra la Municipalidad de Florencio Varela, que le había otorgado la concesión del predio al empresario Quagliata.

“Estimo que, con la prueba producida en la causa, quedó claramente acreditado que la empleadora vulneró el deber de seguridad e incurrió en una conducta negligente causalmente vinculada con el accidente que le costó la vida a la joven Melisa Casco”, explicó Orsini en la resolución.

“En consecuencia, queda cabalmente demostrado que la empleadora incurrió en un verdadero concierto de incumplimientos de las normas de seguridad, desprecio que la llevó a inobservar incluso las normas que ella misma había dictado, todo lo cual demuestra una grave negligencia causalmente vinculada a la muerte de la trabajadora: es obvio e indiscutible que si hubiera cumplido con esas medidas, el accidente se habría evitado”, concluyó.

Allegados a la familia de Melisa indicaron que la joven no había sido capacitada ni le dieron los elementos de seguridad correspondientes.

También podría interesarte

Dos operarios del tren Roca electrocutados cuando limpiaban el techo de un tren

Recibieron una fuerte descarga eléctrica mientras trabajaban en un depósito ferroviario de Llavallol, que los …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *