20 de Junio
de 2024
Actualidad.

Monotributistas realizan un empadronamiento para tener una “radiografía precisa” del sector

27. 03. 2020

Entidades que reúnen a estos trabajadores pusieron a disposición un formulario online para conocer las necesidades del sector en medio de la pandemia de Covid-19. Es la respuesta al pago de un fondo de emergencia de 10 mil pesos anunciado por el gobierno, que creen insuficiente. Piden un seguro de desempleo de 30 mil pesos, y otras medidas como cobertura médica efectiva de las obras sociales.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

El lunes pasado, el gobierno nacional anunció el pago de un ingreso de emergencia para monotributistas y otros trabajadores informales, que por el aislamiento obligatorio dispuestos por la pandemia de coronavirus se vieron imposibilitados de realizar sus actividades en estos días. La situación de este sector es extremadamente precaria, ya que muchos dependen del trabajo diario para sostener su núcleo familiar. Por eso, el Ministerio de Trabajo confirmó el pago de 10 mil pesos en el mes de abril, y adelantó que el beneficio “se repetirá las veces que sea necesario” en el contexto de la crisis que genera en el país y el mundo el Covid-19. Pero el alcance del pago no es universal, lo que generó críticas de los espacios y organizaciones que nuclean a estos empleados, que desde fin del año pasado se vienen juntando para plantear las necesidades específicas del sector, hoy potenciadas por la actual situación. Para tener una “radiografía precisa” de esto, se lanzó esta semana un empadronamiento de empleados monotributistas, que a través de un formulario de Internet contarán su condición laboral, si fueron alcanzados por el beneficio que lanzó el gobierno y si tienen cobertura médica.

El objetivo es lograr un diagnóstico de la situación del sector, para llevarlo a una mesa técnica con funcionarios de la cartera laboral.

El anuncio del llamado Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) se dio luego de las quejas de miles de monotrobutistas, que obligados a quedarse en sus casas por el aislamiento obligatorio alertaron de los problemas de sostener mucho tiempo la situación. Pero desde Monotributistas Organizados, espacio que nuclea a grupos de estos empleados que se vienen reuniendo para discutir la realidad del sector, aseguran que esos 10 mil pesos ofrecidos “no son suficientes”, y reclamaron otras medidas complementarias.

El pago sólo alcanza a las categorías más bajar del tributo (la A y la B), se paga a un solo miembro del núcleo familiar, entre otras limitaciones. Por eso, pese al anuncio, el espacio aseguró que “continuamos en estado de emergencia”, y recordaron que parte de la visibilidad que tienen las dificultades que atraviesa el sector se debe al trabajo de estos colectivos, que desde fines del 2019 vienen trabajando para mejorar las condicionales laborales, y denunciando el fraude que hay detrás de este tipo de contratación.

Además de criticar por insuficiente el fondo de emergencia, los colectivos que forman Monotrobutistas Organizados pidieron otras medidas, y lanzaron una especie de censo para tener mayor precisión en la realidad del sector. “El empadronamiento es una herramienta para tener un anclaje y saber qué proyección puede tener el reclamo”, sostuvo Verónica Lestrade, integrante de la Coordinadora Provincial de Acompañantes Terapéuticos, que forma parte de Monotributistas Organizados.

En diálogo con Gestión Sindical, Lestrade remarcó que a partir de estos datos –que se podrán cargar en un formulario online –“se hará un análisis para llevar los reclamos y poder dar muestra de la pertinencia de los mismos, con datos concretos”. En este sentido, recordó que “tenemos pendiente una mesa técnica con funcionarios del Ministerio de Trabajo”, luego de los encuentros surgidos en el verano de la protesta que protagonizaron, que comenzaron por el aumento de la cuota que pagan, y que luego de extendieron a las condiciones laborales. “La reivindicación del sector es indiscutida, hasta los mismos funcionarios lo reconocen”, dijo Lestrade.

Además de esta medida, Monotributistas Organizados recordó que tiene cuatro pedidos pendientes que ya realizaron a las autoridades laborales, y que son parte de un petitorio que elaboraron los distintos grupos que forman el colectivo: bonificación del monotributo en su totalidad durante la cuarentena para todas las categorías; seguro de desempleo para los monotributistas independientes y licencias pagas para los contratados en “relación de dependencia encubierta” mientras dure la emergencia sanitaria; cobertura inmediata e irrestricta por parte de las obras sociales; y que se cumpla con la mesa de trabajo y pongan fecha para su realización.

“Más allá de la emergencia sanitaria, los 30 mil pesos que pedimos por ejemplo es por una especia de seguro de desempleo, ya que estamos totalmente descubiertos ante los atropellos de los patrones, ya sean privados o el mismo Estado cuando contrata a través de esta modalidad”, subrayó Lestrade, y recordó que el
IFE “son acotados a una parte muy pequeña del sector, dejando por fuera a gran parte con prácticamente las mismas necesidades, como por ejemplo los que tienen la categoría C y D”.

Monotributistas Organizados es un espacio que busca visibilizar la situación de los trabajadores cuentapropistas, que en los últimos años crecieron notablemente en el país. Su debut público fue el pasado 9 de enero, cuando protagonizaron una marcha a la sede de la AFIP, para pedir se suspenda el aumento de las cuotas del 51 por ciento por seis meses, en el marco de la emergencia económica.

El espacio lo firman agrupaciones de trabajadores privados de distintos rubros, además de grupos de estatales que están en esta condición. Es que en muchas dependencias de la administración pública los empleados están bajo esa modalidad, lo que en muchos casos es considerado “un fraude laboral”.

En cuanto al Ingreso Familiar de Emergencia, además de los monotrobutistas lo cobrarán las empleadas domésticas, otro de los sectores más vulnerables en esta crisis. Desde el Sindicato del Personal de Servicio Doméstico (SIPESEDO), afirmaron que la medida “es positiva”, pero expresaron dudas sobre si “va a incluir a todas las compañeras”.

Continuamos trabajando puertas adentro haciendo cumplir la medida de aislamiento social dispuesta por el gobierno nacional porque cuidamos la salud de las compañeras, de su familia, y la de las familias dónde ellas van a trabajar, salvo las que cuidan mayores o a personas que necesitan atención especial”, expresó uncomunicado del gremio, que es parte de la CTA Autónoma.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)

Últimas Noticias en Zonales