lunes 10 de mayo de 2021

Metrodelegados piden más medidas para frenar el coronavirus: declaran el estado de alerta

Desde la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP) afirman que medidas como el cierre de estaciones no alcanza para bajar el número de usuarios, y piden que se tomen cuestiones complementarias, como el control de acceso a las líneas. Además, denunciaron la falta de medidas para evitar contagios entre los trabajadores. Desde que comenzó la pandemia, casi 500 empleados del servicio contrageron Covid-19.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

A partir del sábado pasado, en el marco de las medidas anunciadas el viernes pasado tanto por el gobierno nacional como sus partes de la provincia y la Ciudad de Buenos Aires, siete estaciones de las distintas líneas del subte porteño se mantendrán cerradas. La medida anunciada por la gestión de Horacio Rodríguez Larreta, fue una de las novedades que se conocieron ante el avance de la segunda ola de contagios de coronavirus en la zona metropolitana del AMBA, y que enfrenta a los mandatarios por diversas circunstancias, en especial la presencialidad de las clases. Más allá de esto, todos coinciden en la necesidad de bajar la circulación de personas, por lo cual se tomó esta medida. Para los trabajadores del subte, este tipo de cierres “no baja la cantidad de usuarios”, por lo cual no cumple su objetivo final.

En las primeras dos semanas de restricciones, la cantidad de personas que usaron este transporte disminuyó menos del 20 por ciento, lo que marca para la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) del sector la necesidad de nuevas medidas.

En este sentido, los metrodelegados se declararon en los últimos días “en estado de alerta”, por la situación general del servicio, en especial la falta de definiciones en las burbujas laborales, que buscan evitar los casos de Covid-19. Ya son cerca de 500 los integrantes del subte que se contagiaron de la enfermedad desde que se inició la pandemia.

La decisión de cerrar siete estaciones de subte se anunció por la gestión porteña la semana pasada, como parte del paquete de nuevas medidas tomadas para intentar frenar la segunda ola de casos de coronavirus, que tensiona al máximo el sistema sanitario, en especial en la zona metropolitana.

Los lugares que desde el sábado no se pueden usar son las estaciones de Acoyte (línea A), Dorrego y Callao (línea B), Palermo y Callao (línea D), Boedo (línea E) y Caseros (línea H). Al inicio de la pandemia, en el 2020, se tomaron medidas similares, pero con el correr del tiempo el gobierno porteño las fue abriendo paulatinamente en función de la demanda por la apertura de actividades.

Una medida insuficiente para frenar los contagios

Hasta hoy estaban operativas 60 de las 90 estaciones de la red. Para los metrodelegados, la media no alcanza para lograr el objetivo de bajar la cantidad de personas que circulan en las líneas del servicio.

“El tema cierre de estaciones no disminuye la cantidad de usuarios, la clave está en los controles de los accesos, que chequeen que solo sea personal esencial quien viaja”, afirmó Enrique Rositto, secretario de prensa de la AGTSyP. En diálogo con Gestión Sindical, el dirigente remarcó que las primeras restricciones realizadas desde mediados de abril “no se notó demasiado”, por lo que hablaron de la necesidad de hacer nuevas restricciones.

En esos primeros días, cuando se comenzó a restringir la actividad nocturna y se decidieron los primeros cierres, el impacto en los viajeros del subte no fueron demasiados importantes.

Exigen más controles

Según puso saber Gestión Sindical, en la primera semana de las primeras restricciones la baja de pasajeros en el subte tuvo un promedio inferior al 20 por ciento. Como ejemplo, el lunes 5 de abril hubo más de 240 mil pasajeros, mientras que el viernes 9, primer día de las restricciones, bajo un 17,5 por ciento. Esto es algo así como 42 mil pasajeros menos ese día.

Por esto, desde el gremio reclaman controles más que cierres de estaciones, como una forma de buscar evitar que haya acumulación de personas en un lugar que es considerado de “alto riesgo” en materia de contagios, por la falta de ventilación.

Problemas con los protocolos

En tanto, la AGTSyP está en “estado de alerta” desde el fin de semana, cuando se detectaron anomalías en las burbujas que se arman para frenar los contagios de coronavirus en el transporte. Según denunciaron, la empresa Metrovías y el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se demoran en algunos sectores en resolver estos esquemas que ayuden a prevenir contagios de Covid-19.

“Si bien estaremos atentos a las nuevas medidas que anuncie el gobierno nacional en las próximas horas, es importante señalar que en las reuniones mantenidas hasta el momento con Metrovías y Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), han quedado algunos sectores de Instalaciones Fijas y de Estaciones, turno de día y de noche, donde no se avanzó en solucionar este tema clave para la salud de los trabajadores”, afirmó el gremio al respecto.

En el último informe de la secretaría de salud laboral de los metrodelegados, se confirmaron cuatro nuevos casos hasta el 1° de mayo, llevando el total de los contagios a 498, con 11 fallecidos hasta el momento.

Los gremios se organizan contra «la intransigencia» de Larreta

El estado de alerta se da en un contexto de movilización de la mayoría de los gremios porteños, contras las políticas en general que lleva adelante la gestión de la Ciudad de Buenos Aires, que se enfrenta a las restricciones del gobierno nacional, en especial en materia educativa.

En este sentido, los metrodelegados participaron junto a la CTA de los Trabajadores de la Ciudad de Buenos Aires y la CTEP Capital de una jornada de lucha en toda Capital Federal, bajo el lema: “Lo esencial es la vida, no a la campaña de Larreta”. Los sindicatos del sector acusan al jefe de gobierno porteño apunta a las medidas asumidas, como mantener la presencialidad de las clases, que afirman son una “irresponsabilidad”.

En cuanto al subte, el gremio viene pidiendo medidas para bajar la cantidad de pasajeros. “Llamamos a la reflexión a la empresa Metrovías y al Gobierno de la Ciudad sobre la importancia de resolver un tema tan sensible, como la salud y la vida de los trabajadores de un sector estratégico como el subterráneo y el premetro”, concluyó el gremio.

También podría interesarte

Gremio docente nacional alertó sobre el aumento de contagios de covid-19 en niños, niñas y adolescentes

CTERA aseguró que en esta segunda ola se registró un aumento de los casos en …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *