20 de Mayo
de 2022
Fuera de Megáfono.

Luego de los incidentes del Bauen, se tensa la interna de ATE con acusaciones cruzadas

01. 11. 2016

La conducción del gremio y los referentes de la CTA de los Tabajadores se acusaron por los hechos de violencia producidos la semana pasada en un congreso nacional. De fondo, la pelea por el manejo de los recursos, y el posicionamiento político agravan la situación. Cómo afecta la crisis de la CTA Autónoma en el clima de tensión. Para los sectores clasistas, se trata de “una interna decadente”.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

El acercamiento de las dos CTA, que este viernes marcharán juntas contra la política del gobierno, no tiene correlato en el gremio ATE, donde dos sectores bien diferenciados, que reportan a cada espacio, se enfrentan desde hace tiempo. La conducción del gremio, a manos de Hugo “Cachorro” Godoy, está alineada a la CTA Autónoma, aunque hoy vive diferencias marcadas con su líder, Pablo Micheli. En tanto, la oposición, representada por la lista Azul y Blanca, está formada de dirigentes de la CTA de los Trabajadores, referenciada en Hugo Yasky. La semana pasada, los espacios se enfrentaron en el marco de un plenario nacional, y produjeron destrozos en el hotel Bauen de Capital Federal. Así, se volvió a tensar una relación difícil, que se fracturó cuando la CTA de dividió, y que pese a los reclamos de unidad en acción y algunas actividades juntos, puertas adentro parece no tener respuesta. Sectores clasistas criticaron a ambos espacios, y dijeron que se trata de “una interna decadente”.

El oficialismo en ATE convocó la semana pasada un encuentro del Concejo Directivo, que terminó con enfrentamientos entre las fracciones, con el saldo de al menos 10 heridos y serios destrozos en el lugar. Oficialmente la conducción del gremio emitió un comunicado donde repudió lo sucedido, y responsabilizó a la oposición alineada al kirchnerismo por los hechos. Por su parte, “Minutos antes de que comience el Confederal, personas vinculadas a la agrupación Verde y Blanca irrumpieron con violencia dejando un saldo de varios trabajadores heridos y destrozos en el hotel Bauen”, informó el texto, y le apuntó a dos dirigentes: Daniel Catalano (ATE Capital) y Jorge Hoffmann (Santa FE). A ellos se los acusó de ingresar “con barras bravas de diferentes hinchadas” en el lugar, rompiendo vidrios e intentaron impedir que el Confederal se realizara. Luego de los hechos, la discusión pasó a la sede nacional del gremio.

Desde el sector Verde y Blanco desmintieron al oficialismo, y lo responsabilizaron de lo sucedido. En conferencia de prensa, los dirigentes que responden a Yasky denunciaron que “el Confederal resultó ser una puesta en escena para emboscar a nuestros delegados con patotas que responden a las órdenes del Consejo Directivo nacional”. “Hacemos responsable de este triste acontecimiento, de las lesiones sufridas por los compañeros, y de los daños materiales ocasionados en el hotel Bauen al secretario general de ATE Hugo Godoy. Rechazamos estas prácticas, ejercidas en forma constante e ininterrumpida”, afirmó el espacio.

Detrás de los incidentes, la interna que se vive dentro de la CTA Autónoma es parte de la tensión, que ahora se trasladó al sindicato estatal. Fuentes consultadas por Gestión Sindical aseguran que la idea de la dirigencia estatal “es quedarse con el puesto de Micheli”, y quieren el apoyo de ATE para eso. “Están tratando de sacar a Micheli de la CTA, no quieren que haya unidad, como la que se va a ver este 4 de noviembre. Quieren el gremio y la central para ellos solos”, explicó un dirigente en estricto off the record. Las diferencias entre Godoy y la conducción de ATE y el actual secretario general de la CTA Autónoma son conocidas, y volvieron a quedar a la vista cuando el gremio estatal no se sumó a la jornada de este viernes, y lanzó su propio paro.

“A Micheli no le perdonan que haya intentado ser diputado con Margarita Stolbizer, cuando (Víctor) De Gennaro era candidato a presidente. Ahí le empezaron a restar apoyo, le recortan los recursos, lo fueron aislando. Hoy prácticamente toda la dirigencia responde a la gente de ATE”, agregó el mismo dirigente. Sobre los incidentes de la semana pasada, las fuentes apuntan al manejo de fondos. “Cuando los dirigentes opositores decidieron realizar una serie de denuncias por el manejo arbitrario de los recursos, como la gente de Capital Federal o Neuquén, la conducción los castiga reteniendo dinero. Por eso se enfrentaron en el hotel”, expresó otra de las fuentes del sector.

En tanto, sectores clasistas que no están alineados a ninguno de los espacios, repudiaron los incidentes, y hablaron de una “interna decadente”. “La interna decadente de que vienen llevando adelante las conducciones, a espaldas de las necesidades los estatales, nos llena de vergüenza”, afirmaron a Gestión Sindical desde ATE desde Abajo, que nuclea a agrupaciones y dirigentes estatales de izquierda y clasistas, y que entre otras cosas lograron en las pasadas elecciones ganar las elecciones en seccionales importantes, como en Mendoza. “Es una pelea por el manejo de los recursos, pero nunca había llegado a tal grado de violencia”, explicaron desde este espacio. La dirigencia de este espacio está enfrentada a ambos grandes nucleamientos: acusan al oficialismo de Godoy de realizar “maniobras burocráticas” para quedarse con esos recursos, y al otro espacio de trabajar “completamente subordinada a la campaña por el retorno del kirchnerismo”.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales