27 de Junio
de 2022
Fuera de Megáfono.

Los posibles ministros de Scioli, con suerte dispar en la consideración de los gremios

19. 10. 2015

Los nombres que circulan para su gabinete fueron puestos bajo la lupa de la dirigencia sindical, con distinta suerte. Urribarri, nombrado en Transporte, generó algún optimismo, pero varias críticas por su cercanía con Viviani. Aval a Perotti desde la nueva federación rural para asumir Agricultura. Cuartango con consenso para ser ministro de Trabajo.

A medida que se acerca el 25 de octubre, los candidatos a presidente buscan seducir el voto de los más diversos sectores, con gestos y anuncios. Una de las estrategias elegidas es adelantar quiénes serían los encargados de los ministerios si se llega a la Casa Rosada. Daniel Scioli y Mauricio Macri son los que más usan este método, y han dejado trascender o incluso anunciar a gran parte de sus colaboradores. En el primero de los casos, los nombres que fueron lanzados, con grado de confirmación, fueron recibidos con suerte dispar por los sindicatos, que tendrán relación con las áreas específicas. la llegada de Sergio Urribarri a Transporte despertó un moderado entusiasmo, y algunas críticas. El posible nombramiento de Omar Perotti en Agricultura fue festejada por la nueva dirigencia gremial del agro, cercana al gobierno La figura de Oscar Cuartango como titular de trabajo, con amplio consenso.

Esta semana, Scioli se mostró con Urribarri en Uruguay, donde lo confirmó como titular de Interior y Transporte en su hipotético gobierno. La idea en principio fue bien recibida por la dirigencia del sector, pero con el correr de las horas comenzaron las internas. Llamó la atención que Roberto Fernández de la UTA y Omar Maturano de La Fraternidad fueran optimistas ante el anuncio. Los dirigentes, que forman un núcleo independiente en transporte, que no reporta a ninguna central obrera y tiene “juego propio”, se mostraron a favor de la experiencia del gobernador entrerriano, aunque no le dieron una “carta blanca” a su posible gestión. Lo que si remarcaron es que tendrá que ajustarse a la agenda de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) para contar con su apoyo concreto.

Menos optimista, otro sector de la dirigencia no acepta al posible funcionario, por su cercanía a Omar Viviani, el taxista que encabeza la vaciada Unión Asociaciones Sindicales de Trabajadores del Transporte (UGATT), formada en el marco de la CGT Alsina para contraponer el peso de la CATT en la pelea sindical. Con las salidas de Maturano y Fernández –secretario general y adjunto respectivamente –el taxista quedó como referente, pero el peso de las salidas licuó su poder, si es que alguna vez lo tuvo. Además, el dirigente formó el Movimiento Sindical Urriarri Presidente (MOSUP), cuando el “pato” era precandidato del oficialismo, lo que marca la cercanía de ambos.

“Viviani no tiene el aval entre los gremios del transporte para imponer a un interlocutor con el gobierno, y menos definir al ministro del área”, le dijo a Gestión Sindical una fuente de los gremios del transporte. Su mirada apunta al rol que cumplirá Urribarri como negociador entre los gremios y el gobierno de Scioli, si es que gana los comicios. La figura del taxista está desgastada entre los moyanistas, que lo acusan poco más de traicionar a Hugo Moyano. El enfrentamiento entre Viviani y el camionero viene de años atrás, y responde entre otras cuestiones cuando José Ibarra, dirigente taxista de salta, intentó disputarle el poder a Viviani en la federación de su gremio, con el apoyo de Moyano. Esto terminó por dividir a la dirigencia, al punto de hacer la relación irrecuperable.

Otro posible ministro tuvo más suerte. La idea de Omar perotti sea el titular de Agricultura fue bien recibida por algunos sectores gremiales. La flamante Federación Argentina de Trabajadores Agrarios (FATA), lanzada hace dos semanas en Capital Federal, festejó la idea. “Si es Perotti no estaría mal, es un compañero que conoce Santa Fe, una zona de mucha producción. Creemos que Scioli está formando un gobierno bien federal, y tenemos plena confianza a lo que decida”, le adelanto a Gestión Sindical Gustavo Arreseygor, titular del Sindicato Argentino de Trabajadores Horticultores y Agrarios (SATHA). El nombramiento del peronista tiene un obstáculo: es candidato en su provincia, y algunos no ven con buenos ojos que no asuma su banca si la gana.

Por último, es muy posible que Oscar Cuartango sea el ministro de Trabajo, un dirigente que deberá negociar en forma directa con la dirigencia sindical. En el oficialismo no quieren adelantar el anuncio, pero parece bastante claro que es el hombre elegido por Scioli. En algún momento se especuló con una suerte de continuidad: que sea la actual viceministra Noemí Rial la reemplazante de Carlos Tomada, que irá a la legislatura porteña. Pero hasta el momento, Cuartango –que recorre el país con la Mesa Sindical Sciili Presidente, y tiene contacto directo con la dirigencia de las provincias –parece número puesto. “Cuartango sería la continuidad política que ha tenido el gobierno del Frente Para la Victoria. Por supuesto que hay grandes desafíos como combatir el trabajo no registrado”, aseguró públicamente Héctor Recalde, diputado nacional y hombre conocedor del mundo sindical.

Temas relacionados /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales