21 de Mayo
de 2022
Actualidad.

Los gremios buscan ponerle límites a la reforma tributaria de Dujovne

06. 01. 2017

La conducción de la CGT cuestionó la iniciativa del ministro de Hacienda, destinada a reducir los costos laborales y disminuir los niveles de informalidad.

En línea con lo que sucedió todo el 2106, durante el cual gobierno y gremios se sacaron chispas pero ninguna encendió la mecha, el nuevo año trajo los primeros gruñidos de la CGT. El diputado massista y miembro del triunvirato de conducción cegetista, Héctor Daer, criticó el plan del Ejecutivo de bajar, como parte de su reforma tributaria, aportes patronales para reducir el costo laboral. Además, Juan Carlos Schmid, co-conductor de la central obrera, anticipó que planean una reunión de emergencia si se agrava la situación de despidos y suspensiones que denuncian.

“Es una falacia plantearse que es muy alta la carga patronal”, dijo ayer Daer en declaraciones radiales. Para el sindicalista, no se trata “sólo de un tema impositivo” sino de cómo se financia la seguridad social: “Estamos hablando del financiamiento del sistema de salud, del sistema previsional, de las asignaciones familiares. La seguridad social es la que grafica la calidad de vida que tienen los habitantes de esa sociedad”, aseguró el también diputado del Frente Renovador.

El anuncio lo hizo el flamante ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, apenas confirmado en su cargo: el Gobierno planea lanzar una “reforma tributaria integral”. Para Dujovne, una de las principales causas de la informalidad en Argentina es lo que llama los “impuestos al trabajo”: “Los aportes patronales que deben hacerse al Estado por cada trabajador son altos con respecto a los niveles que se registran en el resto del mundo y explican, en parte, por qué la Argentina tiene hoy 35% de empleo negro”, dijo en una entrevista a medios nacionales.

En su primera reunión con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, el miércoles, Dujovne le habría trasmitido su idea de rebajar aportes patronales para reducir el costo laboral. Pero, al igual que el año pasado, el Ejecutivo no buscará cambios de manera unilateral.

“Lo que plantea Dujovne es una agenda a mediano-largo plazo. En ese camino, la idea es continuar con el diálogo con todos los sectores, empresarios, líderes sindicales y Congreso. Empezar con una agenda con todos ellos. Pero es un camino largo, y probablemente la reforma tributaria no va a estar lista hasta el año que viene”, dijo a este diario una fuente de Hacienda cercana al ministro.

El plan aún está en la nebulosa, pero habría lineamientos más acabados hacia fin de mes. Respecto a la reducción de aportes patronales hay más de una idea: podría focalizarse para favorecer el primer empleo. También se buscaría beneficiar con reducción de cargas a empresarios que blanqueen a sus empleados.

Para el Ejecutivo, la relación con los gremios es buena y las reacciones de los conductores de la CGT son mensajes hacia adentro. “Abren el paraguas. Tienen que mandar mensajes a su propia tropa. Lo de Daer y Schmid va en esa línea”, leen en Hacienda. Si la relación no es “buena”, al menos es beneficiosa para el gobierno.

Según afirmaron en la cartera de Dujovne, hoy podría haber una reunión entre el ministro y Daer. Y, con la reunión, la foto.

Juan Carlos Schmid, anunció ayer que la primera reunión del año del consejo directivo de la CGT está prevista para fin de mes, pero advirtió que si la situación de cesantías y suspensiones “se profundiza” podría haber un encuentro “de emergencia”.

El día anterior, en un comunicado, la CGT advirtió que el acuerdo que firmó con el Gobierno y las cámaras empresariales en noviembre pasado para frenar despidos no se está cumpliendo y las cesantías en varios rubros industriales “atentan contra la paz social”. “Es llamativo que mientras se anuncia una revisión de los costos laborales y una reducción de los tributos continúe habiendo cesantías”, rezaba el comunicado firmado sólo por Schmid.

En el Congreso, el bloque de diputados de FpV criticó ayer la posibilidad de bajar impuestos al trabajo. “Sólo profundizará el deterioro del mercado laboral”, advirtieron los legisladores. Según el bloque comandado por Héctor Recalde, “se desfinanciará la Anses, ya que el pago de las jubilaciones y pensiones se sostiene en gran medida con los aportes y las contribuciones patronales y esta será la excusa para bajar las jubilaciones”.

“Estamos hablando del financiamiento del sistema previsional, de las asignaciones familiares. No se puede banalizar”.
Héctor Daer,
secretario general de la CGT y diputado del FR.

“Los despidos y suspensiones en rubros industriales, como textil, calzado y metalúrgicos, atentan contra la paz social”.
Comunicado de la
conducción de la CGT.

Temas relacionados /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales