29 de Junio
de 2022
Actualidad.

Las vacaciones de Isela Costantini despertaron la furia sindical

15. 02. 2016

Luego de anunciar un estado «insostenible» en Aerolíneas Argentinas, la CEO de la empresa resolvió tomarse vacaciones. Ese hecho desató la bronca gremial «se pide un esfuerzo muy grande a los empleados de planta, están revisando contratos, y la presidenta de la compañía se raja a la mierda”, fue la queja.

Y sí, Aerolíneas Argentinas está en problemas. No es un secreto, por supuesto, pero igualmente, siempre se puede estar peor. Y si no que le pregunten a los sindicalistas de la aerolínea de bandera, enojadísimos con Isela Costantini la CEO que, luego de declarar como «insostenible» la situación en la empresa se fue de viaje.

La brasileña, responsable de la compañía, «se tomó unos días, porque el año pasado no se pudo tomar»,según informaron oficialmente y agregan que “Tenía un viaje precomprado desde el año pasado”.

Pero hay algo que no cierra: esto sucede apenas un mes después de su asunción, en reemplazo de Mariano Recalde, motivo por el cual no debería tener días de vacaciones. Eso sí, algunos hablan de un «paracaídas de Oro». ¿Cómo es eso? Un acuerdo extraoficial por el cual se le respetaría la antigüedad laboral (En General Motors, donde ella era CEO), entre otros beneficios que incluso podrían incluir cifras mínimas de indemnización.

El malestar aumenta, ya que hace muy poco,unas semanas apenas, Constantini dio a conocer un informe económico demoledor, en el cual advirtió que el déficit operativo estimado para 2016 estará en el orden de los 15 mil millones de pesos. Ante eso, envió una carta a los sectores de la empresa con la siguiente orden: «Que cada área que identifique oportunidades de reducir en un 30% costos no operativos (es decir aquellos que no afectan ni la operación ni el mantenimiento ni los Recursos Humanos)”.

Es por eso que la bronca sindical, ante estas «vacaciones» de Isela en un momento, mínimo, inoportuno, se encuadra dentro de lo esperable. “Son las barbaridades que hace esta gente”, aseguró un dirigente sindical en declaraciones al sitio La Política Online.

El mismo hombre completó: «Quieren bajar un 30 por ciento de los costos -que para una línea aérea es demasiado y puede dejar gente en la calle-, se pide un esfuerzo muy grande a los empleados de planta, están revisando contratos, y la presidenta de la compañía se raja a la mierda”, se quejó y advirtió: «No vamos a permitir la privatización de la compañía».

Al mal clima se suman los poco claro acuerdos con la Aerolínea rosarina Sol que quebró y la cercanía de LAN, la Aerolínea de bandera de Chile.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales