18 de Mayo
de 2022
Actualidad.

Las dos CTA patearon el tablero: critican el bono de fin de año y anuncian protesta para noviembre

21. 10. 2016

Las centrales decidieron realizar el próximo mes una nueva jornada de protesta, ante el levantamiento del paro por parte de la CGT. Además, se manifestaron contra el bono acordaron con empresarios: “la discusión genuina de los ingresos es en la paritaria”. Dudas sobre si ATE se sumará a la propuesta, enfrentado con Pablo Micheli.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

El virtual levantamiento del paro anunciado –y aprobado –por la CGT obligó al resto del sindicalismo, en general más crítico al gobierno, a tomar medidas de cara al cierre del año. Los primeros en reaccionar fueron las dos versiones de la CTA, que junto a organizaciones sociales llamaron a una nueva jornada nacional de lucha, una especie de “paro encubierto” que mantenga en alto los reclamos de los sectores más radicales. La idea es incluir a gremios que forman parte de la central mayoritaria, aunque hasta el momento no hubo confirmaciones. El lanzamiento de la medida de fuerza se dio junto con fuertes críticas al bono de fin de año acordado con empresarios y el gobierno nacional, que desactivó el mentado paro. “La discusión genuina es mejores paritarias”, aseguran desde estas centrales, que consideran este pago extraordinario como “un retroceso”.

Luego de un encuentro entre Hugo Yasky y Pablo Micheli, ambos dirigentes confirmaron que el 4 de noviembre se hará una nueva jornada nacional de lucha. A esta se sumarán organizaciones sociales y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), y la modalidad “se definirá la semana que viene”, cuando se vayan acordando las necesidades de cada sector. Por el momento, la medida de fuerza cuenta el apoyo de estos sectores, pero se especula que el moyanismo y la Corriente Federal, ala dura de la CGT, podrían sumarse.

“Hay sobrados motivos para una medida de fuerza y un paro nacional, porque la CGT terminó arreglando por un bono que no está claro a quién se le va a pagar, ya que algunas pymes dicen que no pueden pagarlo y el Estado no define si va a pagarlo a todos los empleados públicos”, sostuvo Micheli a la salida de la reunión donde se acordó la jornada, junto a Yasky y referentes de Barrios de Pie, la CTEP y de la CCC, con quienes ya organizaron otras jornadas, como la movilización a San Cayetano o la Marcha Federal.

La medida de fuerza se da en medio de las críticas al bono de fin de año acordado por la CGT y los empresarios, con el aval del gobierno nacional. Desde la CTA Autónoma considera esta medida “un retroceso”, ya que para el sector “el centro es la discusión paritaria, la posibilidad de reabrir la disputa para el último trimestre del año”. “Ahí está la discusión genuina sobre los ingresos de los trabajadores”, le dijo a Gestión Sindical un dirigente de esa central, en estricto off. Si bien este espacio remarcó que “no desdeña plantear una medida de emergencia, como forma de recuperar en parte lo que se perdió por la inflación este año”, se alertó que “discutir en octubre un bono de fin de año da cuenta de la tremenda perdida que hemos tenido los trabajadores este año, tanto en el ámbito público como privado”.

El anuncio de la medida de fuerza dejó al descubierto nuevamente la interna en la CTA Autónoma, ya que Micheli no cuenta con el apoyo de la mayoría de la dirigencia para esta medida. Así lo confirmó una fuente consultada por Gestión Sindical, que dijo que “Pablo se cortó solo”, y que recién en los próximos días se discutirá la adhesión o no a la medida, en especial de ATE, la columna vertebral de la oposición al actual conductor de esa CTA. Si bien en la medida de fuerza de ayer jueves los estatales bonaerenses anunciaron una medida en conjunto para noviembre, no se sumaron por el momento a la jornada nacional. La disputa entre buena parte de la dirigencia y Micheli se profundizó cuando el actual secretario general decidió acercarse a Yasky y la CGT, y comenzó a plantear una agenda común. Así se enfrenta fundamentalmente a Hugo “cachorro” Godoy, titular nacional de ATE, que quiere una central “más independiente”.

Pese a este enfrentamiento, se cree que ATE finalmente se sumará a la jornada, ya que el propio Godoy criticó al bono, al considerar que la negociación que se hizo en la Casa Rosada “plancha y le pone freno a la discusión paritaria del año que viene”. En este sentido, dejó claro que ATE “seguirá reclamando la reapertura de las negociaciones salariales de este año, debido a que la inflación acumulada hasta este mes superó el porcentaje de aumento acordado por algunos gremios en el primer trimestre”.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales