sábado 20 de octubre de 2018
Inicio / Actualidad / La rebelión cordobesa se extiende: choferes protestan contra la conducción de la UTA

La rebelión cordobesa se extiende: choferes protestan contra la conducción de la UTA

Este viernes un grupo de autoconvocados se movilizará en Capital Federal, para rechazar el acuerdo salarial firmado por la dirigencia encabezada por Roberto Fernández. Piden reapertura de paritarias y mejora en la atención de la obra social. En Córdoba, se levantó el paro, que dejó como saldo 200 despedidos, y un pedido de desafuero de los delegados locales que lo impulsaron.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Luego de nueve días y mucha tensión, el conflicto de los choferes de colectivos de Córdoba llegó a un principio de acuerdo. Por estas horas se levantó la medida que paralizó la actividad de las líneas urbanas de esa provincia, y que casi termina con un paro provincial, y que dejó como saldo unos 200 despedidos y el enfrentamiento de la conducción nacional del gremio UTA con los delegados locales. Pese a esto, el rechazo al acuerdo salarial del sector –que inició la “rebelión cordobesa” –se extiende, y este viernes habrá una marcha en Capital Federal, donde pedirán la reapertura de las paritarias, entre otras cuestiones. “Hay mucho descontento de las bases”, afirman desde la convocatoria, que se definió como “choferes autoconvocados”. El descontento apunta directamente a la figura de Roberto Fernández, el histórico dirigente que hoy negocia con Sergio Massa su incorporación a su frente político y electoral. La crisis cordobesa renovó viejos proyectos para declarar “servicio esencial” al transporte público, y así prohibir los paros.

La convocatoria de este viernes es a las 11 de la mañana, en Plaza Miserere, en el barrio porteño de Once. Allí, los denominados “Choferes autoconvocados” realizarán una protesta contra el acuerdo salarial de este año que firmó la UTA con las cámaras empresariales, que incluye una suba del 21 por ciento en cuotas más pagos adicionales. El acuerdo es para el sector de corta distancia (transporte urbano de pasajeros), y falta cerrar el acuerdo para media y larga distancia. “La protesta en contra el acuerdo mentiroso de la UTA, que no llega al 15 por ciento si se tienen en cuenta las cuotas”, afirmaron fuentes de la convocatoria, consultadas por Gestión Sindical. El reclamo, remarcaron, es por “la reapertura de paritarias, y por la recuperación de la obra social, que hoy no entrega una atención digna a los trabajadores”. Además, la movida buscará mostrar solidaridad con los choferes de Córdoba, luego del largo conflicto.

El reclamo será un nuevo desafío para el liderazgo de Roberto Fernández, que en los últimos conflictos quedó tocado por los cuestionamientos de agrupaciones de base y sectores vinculados con partidos de izquierda. Según puso saber Gestión Sindical, la marcha del viernes es organizada por un grupo que se desprende de la última movilización contra la conducción de la UTA, que organizó la agrupación Interlíneas. “En este grupo no hay delegados, son choferes de base de muchas líneas, como la 60, la 540 o la 165, es un grupo bastante heterogéneo que tiene en común el rechazo a la conducción de Fernández”, explicaron fuentes consultadas. La movilización del viernes se da en momentos que el líder de la UTA negocia su apoyo político al frente de Sergio Massa, que ya cuenta con el aval implícito de algunos referentes de los gremios del transporte, como el maquinista Omar Maturano e incluso el camionero Hugo Moyano, a través de su partido.

La jornada de protesta tendrá un fuerte mensaje de solidaridad con los choferes de Córdoba, que luego de 9 días levantaron el paro, en el marco de un conflicto que dejó unos 200 despedidos. En este sentido, por estas horas la legislatura provincial trata un proyecto que busca declarar el transporte público “servicio esencial”, por lo cual se limitan los paros y protestas. La iniciativa la motoriza el intendente de la capital cordobesa, el radical Ramón Mestre, y cuenta con el apoyo de los bloques del oficialismo y de Cambiemos, mientras es rechazado por el Frente para la Victoria, la izquierda y otros sectores. La principal cuestión que modifica la iniciativa es el deber de avisar con tiempo sobre las medidas de fuerza en el transporte, y mantener guardias mínimas. Hace tres años que se quiso aprobar un proyecto similar. Desde hace años se discute este tema en el país, y es rechazado por los gremios por considerar que lesiona el derecho a huelga. En estas horas una iniciativa similar podría llegar al Congreso de la Nación, e incluiría a los docentes.

En tanto, la protesta rompió la relación entre la conducción de la UTA y los delegados de la provincia, que motorizaron el conflicto. Según le confirmaron a Gestión Sindical desde Córdoba, la dirigencia nacional avanza en el intento de desafuero de los principales referentes de los paros de estos días, y volverán a intervenir la provincia”. Desde hace unos 18 meses la seccional Córdoba de la UTA tiene al frente a un enviado de Fernández y su consejo directivo, por lo que hace tiempo las agrupaciones locales piden elecciones libres. “No se puede generar tanto descalabro y dejar a los usuarios sin servicio por una medida inconsulta decidida por delegados inorgánicos, ya que la paritaria la cierra UTA a nivel nacional”, se quejó en declaraciones periodísticas Fernández, que incluso avaló que desde el lunes algunas unidades circularan con custodia de Gendarmería Nacional.

También podría interesarte

Insisten: el Gobierno asegura que reimpulsará la reforma laboral

El ministro de Producción, Dante Sica, aseguró en el Coloquio de Idea que debe darse …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *