lunes 10 de mayo de 2021

La Nirva paró su producción y sus trabajadores hace dos meses que no cobran

Comenzaron un acampe en las puertas de la fábrica, ubicada en Lomas del Mirador, en La Matanza. Desde hace más de un año, los nuevos propietarios paralizaron la producción, pero igual hacían cumplir horario al personal y pagaban los sueldos. Ahora directamente la paralizaron por completo.

La empresa La Nirva, ubicada en la localidad bonaerense de Lomas del Mirador (partido de La Matanza) es otra de las firmas que el macrismo deja al borde del colapso. Pero en este caso no a la fábrica en sí sino a sus 65 trabajadores, que hace dos meses no cobran sus quincenas, les adeudan el aguinaldo y, además, en condiciones infrahumanas, están siendo denigrados como personas. Es que hace poco más de un año, los nuevos propietarios decidieron paralizan el proceso productivo y obliga a la gente a presentarse a sus lugares de trabajo, en donde están sin agua, sin luz ni gas y sin hacer nada, según consigna el portal local Primer Plano Online.

Tal como sucede en Mielcitas, la mayoría del plantel son mujeres. Y se pusieron al frente del reclamo, en compañía del gremio Pasteleros. Instalaron allí una carpa en las puertas de ingreso a la fábrica y cortan la calle Dorrego al 800 de a ratos para dar a conocer la desesperación que atraviesan, dado que, en la mayoría de los casos, se trata del único ingreso a los hogares.

“Los nuevos dueños fueron cerrando líneas de producción sin ningún motivo, porque las ventas de estos productos se mantuvieron en el tiempo. Dijeron que era para reestructurar, pero lo primero que hicieron fue echar a 80 compañeros a los que ni siquiera les pagaron las indemnizaciones”, informó a Primer Plano Online Marcelo Cáceres, delegado del gremio y empleado de la firma.

La Nirva cambió de dueños el año pasado y el nuevo titular, Matías Pérez Paradiso, decidió que desde el 1 de octubre de 2018 se suspenda la producción. Los trabajadores asistían a cumplir horario pero sin hacer nada, aunque al menos cobraban los salarios. Aunque desde el lunes pasado se encontraron con una cadena en el ingreso a la fábrica y no pudieron entrar.

La empresa, que cuenta con más de 45 años en el mercado argentino y que se especializa en elaboración de alfajores, pidió un concurso preventivo de acreedores a principios de año en el Juzgado Nacional en lo Comercial N° 25. Ya manifestaba allí que el destino era al que está llegando ahora. Se trata de la firma que elabora el tradicional alfajor Grandote y la línea La Recoleta de conitos de dulce de leche, barras de cereal, minitortas, cubanitos y bocaditos, entre otras cosas.

La Nirva

Karina Albarracín, una de las trabajadoras que permanece bajo la lluvia con el reclamo, contó que la mayoría de ellas trabajaba en la elaboración de los productos, y que incluso en la empresa había matrimonios con hijos que ambos formaban parte de la plantilla, con lo cual la desesperación es completa. “No vamos a aceptar un bolsón de mercadería y pañales. El sueldo nuestro se abona con dinero, que es lo que necesitamos para pagar el alquiler, la luz, el gas y comprar la comida de nuestros hijos”, cerró.

La Nirva

También podría interesarte

Gremio docente nacional alertó sobre el aumento de contagios de covid-19 en niños, niñas y adolescentes

CTERA aseguró que en esta segunda ola se registró un aumento de los casos en …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *