20 de Mayo
de 2022
Actualidad.

La Marcha Federal fue multitudinaria, cerró con el pedido de paritarias y advertencia de un paro general

02. 09. 2016

El cierre comenzó a las 17 frente a la Casa Rosada. Desocupados y trabajadores de todo el país se movilizaron contra el ajuste macrista.

Miles de manifestantes se reunieron con cortes en diferentes accesos de ingreso a la Ciudad de Buenos Aires, para llevar a cabo la Marcha Federal “contra el tarifazo, los despidos y el ajuste”, que culminó con un acto central a las 17 en Plaza de Mayo.

En esta oportunidad la convocatoria de centrales obreras, movimientos sociales, la izquierda y agrupaciones de derechos humanos de todo el país se manifiestaron en contra del aumento en las tarifas, la caída del empleo y el ajuste. La movilización comenzó el miércoles y finalizo hoy, con un acto en Plaza de Mayo.
Aunque convocada por las dos CTA, la iniciativa también fue apoyada por gremios de peso en la CGT, como Camioneros, de Hugo Moyano y bancarios, además del gremialismo de clase, identificado con la izquierda, y agrupaciones políticas ligadas al kirchnerismo.

El titular de una de las la CTA, Hugo Yasky, reclamó durante el acto de cierre la reapertura de paritarias para este año, tarifas más justas en los servicios y advirtió que hay un paro general en marcha.

“La Argentina va a cambiar porque este pueblo no se arrodilla ante el poder económico”, señaló y lanzó una crítica: “Intentaron ocultarnos, ningunearnos porque grandes medios de comunicación ni si quiera hablaron de una marcha federal, alguno decían ‘hay congestión de transito’, para ellos somos apenas una congestión de transito, pero bienvenido sea. Va a haber muchas congestiones de tránsito porque va a crecer, este pueblo no se rinde”.
Luego apuntó a aquellos para los que cuando “el pueblo sale a la calle eso constituye una amenaza para la democracia” pero que “cuando salían en la marcha de la opulencia los caceroleros”, eso “era un canto a la democracia”.

Y señaló que esa “doble vara” está presente “en el discurso oficial, que dice que el Estado no puede sostener el gasto social, los servicios culturales”, pero que “el grupo empresario al que pertenece Maurcio Macri amasó su fortuna mamando la teta del Estado, pero cuando el Estado le da una moneda a un pobre ponen el grito en el cielo”.

“Queremos sacar los palos de la rueda que metieron en nuestro salario, queremos que se reabran las paritarias, no un bono para llegar a fin de mes”, reclamó el sindicalista y acusó: “Macri agarró la ley antidespidos y la rompió en pedacitos”.

También pidió que “la familia no elija entre comer y pagar las facturas”, por lo que pidió movilizarse y participar de las audiencias para discutir las subas en los servicios. Y advirtió: “Hoy empezó la cuenta regresiva de ese paro nacional convocado por todas las centrales para decir hasta acá llegó el ajuste”.

Antes, el titular de la otra CTA, Pablo Micheli aseguró que «vamos a estar en las calles cada vez que echen compañeros y que nos quieran meter la mano en los bolsillos». Y agregó que «ajuste gradual o ajuste violente, ese es el debate que hay hoy en el equipo económico”. A lo cual, el sindicalista advirtió: “Nosotros les decimos ‘ajuste las pelotas’, ajuste con la gente en las calles, eso es lo que van a tener».

«O cambia la política económica o acá va a haber lucha y movilización todo el tiempo, lucha con paros y movilizaciones a lo largo y ancho de todo el país» concluyó.

Además de las personas que pasaron la noche apostadas en los accesos a la zona de Puerto Madero, hubo grupos que se instalaron en la intersección de las avenidas Callao y Corrientes, y algunas agrupaciones del Frente de Organizaciones en Lucha pasaron la noche en los cinco puentes situados en la avenida Córdoba, Perón, avenida Belgrano, Estados Unidos y avenida Brasil.

Las cinco columnas que integraron la protesta comenzaron a marchar desde el miércoles y partieron desde Jujuy, Corrientes, Mendoza, Esquel y Rawson (Chubut).

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales