23 de Mayo
de 2022
Fuera de Megáfono.

La foto de UPCN con Macri antes del paro de ATE recalentó la interna estatal

25. 05. 2016

Durante el paro nacional, hubo críticas a la actitud del gremio que conduce Andrés Rodríguez, que formalizó la suba salarial acordada con el gobierno. “Fue una provocación” afirmaron. Acusaron al dirigente de ser “siempre oficialista”. A esto se le suma las disputas internas en la CTA Autónoma.

“Fue una provocación”. Con esas palabras, la dirigencia de ATE calificó la reunión que en las horas previas al paro nacional que protagonizaron tuvo la dirigencia de UPCN con el presidente Mauricio Macri. Con la escusa de celebrar el reciente acuerdo salarial, la dirigencia gremial se sentó con el jefe de Estado y ratificó su “predisposición al diálogo”. El encuentro tensó más la relación entre estos sindicatos estatales, que hace tiempo caminan por veredas separadas, y que protagonizan una de las disputas más “calientes” del movimiento obrero organizado. “Son siempre oficialistas”, fue la queja que se escuchó en la marcha de hoy artes, cuando se volvió a reclamar una suba salarial y el fin del ajuste. Puertas adentro, ATE está envuelto en otra lucha intestina: el control de la CTA Autónoma.

La semana pasada, UPCN confirmó el acuerdo salarial con el Estado Nacional, una suba del 31 por ciento en tres tramos. La firma del convenio fue un alivio para el gobierno, que busca aislar a ATE en su pelea por una suba salarial superior, y por la reincorporación de miles de cesanteados. La visita de Andrés Rodríguez a la Casa Rosada se dio poco antes que miles de estatales marcharan en Capital Federal, en el marco de un nuevo paro nacional, que además denunció una segunda ola de despidos, en organismos como el Anses y el RENATEA, el registro de trabajadores rurales que maneja un alfil sindical de Macri como Gerónimo Venegas.

“Es una vergüenza lo de estos muchachos, son oficialistas de cualquier oficialismo”, se quejó la dirigencia de ATE durante la marcha realizada al Ministerio de Economía. En diálogo con Gestión Sindical, un dirigente recordó que “por estos acuerdos, a espaldas de los trabajaodres, después terminan escrachados por sus propios afiliados”. Las palabras hacen referencias a incidentes que protagonizó Rodríguez la semana pasada en la sede del Ministerio de Trabajo, cuando un grupo de empleados lo abucheó y al grito de “traidor” lo increparon. En la cartera laboral está uno de los puntos de mayor conflicto en el Estado nacional, y ya se tomó varias veces el edificio para reclamar reincorporaciones. Incluso los delegados de ATE de ese sector no responden a la conducción de Hugo “cachorro” Godoy, a quien enfrentaron en los últimos comicios del gremio con una lista clasista.

Las diferencias entre ATE y UPCN ya son históricas, y se remontan a la década del 90, cuando Rodríguez ganó poder al frente de un gremio que se alineó al gobierno de Carlos Menem. En ese momento, la dirigencia que hoy encabeza Godoy comenzó a formar la CTA, que sería un punto de conflicto con el gobierno nacional. Desde ese momento sus caminos se separaron. Durante el kirchnerismo, UPCN fue cercana al gobierno, e incluso rompió con la CGT Azopardo para forjar la central Alsina. Internamente, Rodríguez es parte del denominado grupo “de los independientes”, dirigentes como Gerardo Martínez o José Luis Lingeri que no se forjaron en el peronismo tradicional, y que llegaron a la CGT con cierto aire renovador.

En ATE, recordaron que UPCN también firmó la paritaria en la provincia de Buenos Aires. “Son cómplices del intento ilegal de la gobernadora de cerrar la discusión salarial”, se quejó el mismo dirigente consultado, que además agregó que en el caso provincial “con el agravante de ser parte de la sospechada conducción del IOM”. En este sentido, la gran unidad estatal que se formó para enfrentar a Vidal no cuenta con el apoyo del gremio, que se mantiene alineado al gobierno.

En esta disputa, la conducción que encabeza Godoy tienen además un condimento interno: por estos momentos está en juega la hegemonía dentro de la CTA Autónoma. Pablo Micheli es cuestionado por ATE, en especial luego que se perdiera la seccional Capital federal por la falta de unidad entre la lista que le respondía y la que se alineó con Víctor de Gennaro. El enfrentamiento entre ambos no es nuevo, pero en estas horas es mucho más notable. Micheli no participó de las marchas ni los actos que hizo ATE, y el apoyo de la central llega a través de su secretario Adjunto, Ricardo Peidro, hoy alienado con la “línea ATE”. Como contrapartida de esto, en el reciente 5º Consejo Federal de la CTA Autónoma no estuvo ni Godoy, ni De Gennaro no Peidro. En un clima tenso, Micheli llamó a no permitir que se rompa la central, y algunos dirigentes aseguraron que recibieron llamados para no concurrir a la cita.

Paro y movilización
En cuanto a la jornada nacional de protesta, desde ATE destacaron el acatamiento de la medida, que protestó contra la nueva ola de despidos en algunas dependencias y en reclamo de un aumento salarial del 40 por ciento, lejos de lo firmado por UPCN. “El problema es la política que se está implementando, y hay que ponerle freno y otras organizaciones deberían avanzar en esa dirección”, dijo Godoy durante la jornada, que conto con apoyo de otros sectores estatales, como los médicos bonaerenses de CICOP y los judiciales, que siguen en conflicto con el gobierno provincial.

Godoy, aseguró que “los conflictos continuarán creciendo ante las políticas que aplica el gobierno”, y reseñó que “la primera huelga del 24 de febrero último fue un campanazo y, desde entonces, las protestas siguieron y se profundizaron, como ahora en Santa Cruz, Comodoro Rivadavia y la provincia de Buenos Aires o en la docencia y universidades”. El dirigente señaló que ello demuestra que a “la política de transferencia a los sectores más privilegiados los trabajadores le oponen un límite”.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales