miércoles 12 de diciembre de 2018
Inicio / Actualidad / La fábrica de alimentos Canale le debe dos meses a 1.000 trabajadores y hay tensión en sus plantas

La fábrica de alimentos Canale le debe dos meses a 1.000 trabajadores y hay tensión en sus plantas

La firma posee una planta llenadora de legumbres en Catamarca; tres plantas llenadoras de tomates y duraznos en Mendoza y la planta de Llavallol, en el Conurbano, que hace los envases de hojalata y litografía.

En medio de la crisis económica que atraviesa el país, mil trabajadores se encuentran en la incertidumbre por no cobrar su sueldo hace dos meses y no percibir los aportes por parte del Grupo Canale.

El grupo empresario Canale, cuyo presidente es Camilo Carballo, vicepresidente de la COPAL (Cámara que nuclea a las alimenticias), se dedica a la producción y venta de alimentos enlatados.

Posee una planta llenadora de legumbres en Catamarca; tres plantas llenadoras de tomates y duraznos en Mendoza y la planta de Llavallol , en el sur del Conurbano bonaerense, que hace los envases de hojalata y litografía. También cuenta con fincas propias.

En total son 500 empleados efectivos y 500 temporarios que están siendo afectados por los incumplimientos salariales.

En planta Llavallol (REDEPA S.A.) los trabajadores afiliados a la UOM iniciaron un plan de luchasaliendo a reclamar a la calle.

Ya marcharon dos veces a la sede del Ministerio de Trabajo en Banfield, participaron y expusieron en el Concejo Deliberante de Lomas de Zamora y están haciendo choriceadas todos los días en la puerta de la fábrica, para recaudar fondos para sobrellevar la situación.

Por estas horas se esperan novedades de la reunión que llevaban adelante las autoridades de la firma con el líder metalúrgico, Antonio Caló, para intentar buscar una solución a un conflicto que amenaza con llevarse consigo cientos de puestos de trabajo.

También podría interesarte

La Aerolínea “modelo” de Dietrich, solo pagó el 15% del sueldo a sus trabajadores

Hace apenas un año, el ministro de Transporte destacó a Andes como un “paradigma” de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *