07 de Julio
de 2022
Fuera de Megáfono.

La denuncia contra Caló: en la CGT Alsina vinculan el caso con la campaña electoral

05. 10. 2015

En la central obrera aseguran que se trata de una “cuestión política”, y descartan cualquier sospecha sobre el metalúrgico. “Confiamos en Antonio”, afirman fuentes de la CGT. Niegan que pueda dar un paso al costado, como insinuó el propio dirigente públicamente.

La imputación del líder de la UOM y la CGT Alsina Antonio Caló por presunto lavado de dinero en su gremio generó preocupación en el entorno del oficialismo, debido a la cercanía y el protagonismo que el dirigente sindical tiene en el último tiempo en la campaña electoral de Daniel Scioli. Casi siempre en primera fila de los actos del gobernador, en estas horas se analiza el impacto de la denuncia, que alcanza a todo el secretariado general del gremio. En el entorno de la central respaldaron al conductor del espacio, y afirmaron que la causa se trata de una “cuestión política”. “Antonio no se va a correr o dar un paso al costado”, agregaron.

La fiscal en lo penal económico Gabriela Ruiz Morales imputó a Caló y buena parte de la dirigencia metalúrgica por el presunto delito de lavado de dinero, en una causa que se inició en 2008 cuando un ex abogado del sindicato fue detenido intentando sacar del país unos 800 mil dólares. Segundo Pantaleón Córdoba, ex jefe del área jurídica de la UOM, declaró que desde 1987 hasta diciembre de 2008, cuando se fue del gremio, el Instituto de Seguros le pagó mensualmente a él y a las autoridades 20 mil dólares que correspondían al 20 por ciento de la recaudación de seguros de vida y sepelios de los afiliados.

En la CGT vinculan la imputación a la campaña electoral, y el protagonismo que Caló asumió para representar a los gremios que apoyan al gobernador bonaerense. “Esto es por la campaña política, hace tres años que está la causa y justo se toman resoluciones ahora”, le dijo a Gestión Sindical una fuente cercana a la CGT. Si bien existe preocupación por los efectos de la denuncia, la dirigencia confirmó que mantendrá el apoyo a Caló. “Confiamos en nuestro conductor”, agregó la misma fuente.

Además, de Caló, varios dirigentes con vinculaciones con el oficialismo quedaron envueltos en la causa judicial, como por ejemplo el diputado nacional Carlos Gdansky, y los intendentes Hugo Curto (Tres de Febrero) y Francisco “Barba” Gutiérrez (Quilmes), ex dirigentes del sindicato metalúrgico.

Apenas conocidas las versiones, el propio titular de la UOM dejó entrever en declaraciones públicas que podría dar un paso al costado en la campaña de Scioli, para evitar un impacto negativo. “Eso habla de la calidad de persona de Antonio, que está convencido de la necesidad que Scioli sea presidente”, dijeron en el entorno de la CGT. Pese a esto, rechazaron cualquier tipo de “renunciamiento”. “No se va a esconder, va a seguir trabajando para el proyecto que toda la CGT apoya”, agregaron.

“-En la UOM no hay lavado de dinero. Hay que ver el currículum del que acusa. A Córdoba lo tengo imputado en cuatro causas. Lo eché del gremio en 2008 porque ‘vendía’ los juicios y así nunca la UOM pudo ganar uno. Hace dos años presentó un papel firmado por Lorenzo Miguel, que murió hace 14 años, y lo quiso cobrar”, dijo Caló en una entrevista, luego que se conociera la imputación.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales