26 de Junio
de 2022
Actualidad.

La CTA Autónoma lanza una nueva jornada de lucha y ya se habla de un paro nacional

08. 03. 2016

La mesa nacional de esa central se reunió y definió que la tercera semana de marzo realizará una nueva acción de protesta contra las políticas oficiales. Será “la antesala de un paro nacional”, afirman en la central. Buscarán sumar a varios sectores, incluyendo gremios de la CGT. En las bases hay un descontento enorme”, dijo Jorge Yabkowski, titular de la FESPROSA.

La potencia del paro nacional de ATE, que reunió a buena parte de los gremios de las dos CTA, sectores de izquierda y organizaciones sociales, parece abrir el camino a la profundización de la lucha contra las políticas laborales del gobierno de Mauricio Macri. Para esto, la dirigencia comenzó a delinear una estrategia para lograr una continuidad en la protesta, en busca de revertir alguna de las medidas más cuestionadas por los gremios, como los despidos masivos o el intento de limitar –y criminalizar –las manifestaciones callejeras. Parte de esto se discutió la semana pasada, cuando la mesa nacional de la CTA Autónoma se reunió, un encuentro que dejó en claro que el espíritu de muchos sindicatos es continuar con los reclamos. En este sentido, la conducción de la central decidió convocar a una nueva jornada nacional de lucha, antesala de lo que muchos creen es inevitable: un paro nacional. La nueva manifestación buscará la adhesión de otros espacios, fomentando la idea de “unidad en la acción”. Quieren sumar a las tres versiones de la CGT, aunque aseguran que muchos de sus dirigentes apuestan “a la gobernabilidad” con la Casa Rosada. “En las bases hay un descontento enorme”, aseguran.

El encuentro de la CTA Autónoma contó con la presencia de gran parte de sus gremios, como ATE, la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA), CONADU Histórica, la Federación Nacional Docente y la Federación Judicial Argentina, cuyas dirigencias comenzaron a analizar los pasos a seguir para darle continuidad al paro de los estatales, que congregó a una variada cantidad de sindicatos. En el marco de esta cumbre, se aprobó la idea de realizar una nueva jornada nacional de lucha, y se comenzó a hablar de un paro nacional, si no se revierten las políticas del gobierno, en especial los despidos, la criminalización de la protesta y el ajuste.

“La jornada de lucha será en la tercera semana de marzo, entre el 14 y el 18”, le confirmó a gestión sindical Jorge Yabkowski, titular de la FESPROSA y secretario de Salud Laboral de la CTA. “Nosotros sabemos que somos una parte de la clase trabajadora, y necesitamos construir acuerdos con otros sectores, incluidos los de la CGT”, agregó el dirigente. En ese sentido, Yabkowski reconoció que este “es un camino que hay que recorrer, porque si bien la gran mayoría de los gremios de la CGT están apostando a la gobernabilidad con parte del gobierno, o plantean una expectativa como Hugo Moyano, lo que está pasando por abajo en esos mismos gremios es que hay un descontento enorme, sobre todo a partir de la estafa conceptual por Ganancias”.

Esta nueva jornada de protesta podría incluir a la CTA de los Trabajadores, gremios clasistas –que le vienen reclamando a las conducciones de las centrales el lanzamiento de un plan de lucha –y a organizaciones sociales, aunque no está claro si la jornada de marzo será en conjunto, o si se desdoblará. Esta medida podría ser el último escalón hasta el lanzamiento de un paro de alcance nacional. “La convocatoria a la jornada nacional de lucha se da en el marco de la construcción de un gran paro nacional”, adelantó Yabkowski. “Hay signos en Los gremios que la gente quiere salir a la calle, además comenzaron los despidos fuertes en el sector industrial, la construcción está parada, el acuerdo de los petroleros está pendiendo de un Hilo, vemos que podemos transitar un camino con las bases de los sindicatos, con los dirigentes si fuera posible, construyendo un paro nacional contra el ajuste”, remarcó el dirigente de los profesionales médicos.

En el documento aprobado por la mesa nacional, la CTA puntualizó cuatro puntos fuertes para la jornada de marzo: frenar los despidos, aumento salarial, no al tarifazo y no a la criminalización de la protesta. La fecha se definirá con el resto de los sectores que se sumen a la medida, e incluirá movilizaciones en diversos puntos del país. En este punto, al dirigencia habilitó la construcción de “alianzas tácticas y estratégicas en la confirmación de acciones que frenen los despidos, que rompan los techos salariales que intenta poner el gobierno nacional y contra la criminalización de la protesta social, que parece ser la única respuesta a la resistencia organizada”.

En este camino de alianzas y movimientos, la conducción de ATE Capital Federal –que reporta a la CTA de los Trabajadores –se reunión con el metalúrgico Antonio Caló, titular de la CGT Alsina. Además de analizar el momento que se vive en el país, destacaron la contundencia de la jornada del 24, que unió a las dos CTA. El Movimiento Argentino de Acción Sindical (MASA), sector más cercano a Caló, ya se había reunido en el verano con la cúpula de la CTA de Hugo Yasky, para iniciar conversaciones ante las políticas oficiales. Ambos espacios fueron defensores del gobierno anterior, pero el acercamiento de Caló a la mesa unificada de la CGT que se reunió con Macri pareció enfriar el diálogo, algo que se reanudó con esta reunión.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales