domingo 17 de febrero de 2019
Inicio / Actualidad / La Corriente Federal le exigió a la CGT que “se ponga a la cabeza de la lucha social”

La Corriente Federal le exigió a la CGT que “se ponga a la cabeza de la lucha social”

El espacio elaboró un duro documento donde pide a la central obrera que convoque a un comité confederal para consensuar “un plan continuo y permanente” contra las medidas económicas del gobierno. En conferencia de prensa, la dirigencia se mostró dura con el triunvirato, y pidió un urgente llamado de la CGT. Alertaron que este año se podrían perder unos 40 mil puestos laborales en la industria. Rechazo a los tarifazos.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

En las vísperas del inicio de varias negociaciones salariales claves para este año, varios dirigentes comenzaron a expresar su preocupación por la pasividad de la CGT, que mantiene la postura de negociar y esperar resultados sin romper lanzas con el gobierno nacional. Por eso, la dirigencia brillo por su ausencia en las marchas y protestas contra el aumento de tarifas, algo que no calló bien en algunos sectores del movimiento obrero, como la Corriente Federal, el espacio que lidera el bancario Sergio Palazzo y que se muestra cercano a Pablo Moyano y los sectores más combativos de la central obrera.

Este lunes, luego de una deliberación interna, el espacio lanzó un duro documento, donde le reclamó a la conducción que hoy encabezan Héctor Daer y Carlos Acuña que convoque a un comité central confederal, para discutir “un plan de acción unificado”.

Una discusión nacional

Además, los gremios que forman parte de esta corriente quiere llevar la discusión a todo el país, a partir de plenarios regionales donde la dirigencia y las bases discutan las medidas a tomar. Con fuertes críticas al plan económico, los dirigentes de la Corriente Federal rechazaron los tarifazos, y le pidieron a la CGT que se ponga “al frente de la lucha” contra el actual modelo económico.

“Es urgente un plan continuo y permanente”, sostuvieron los referentes del espacio. Con este documento, comienza el tironeo interno entre los espacios cegetistas, que miran de reojo la cuestión sindical y el armado político del peronismo.

El documento consensuado de la CGT fue presentado este lunes por la tarde, en una conferencia de prensa en la sede de la Federación Gráfica Bonaerense, e la calle Paseo Colón. Allí, la conducción de la Corriente Federal difundió el texto, que se centra en un duro diagnóstico de la situación del país y los trabajadores, y el reclamo para que la CGT abra la discusión interna para un plan de lucha, sin descartar un paro nacional.

Las demanadas

El pedido de la dirigencia apunta a la que conducción de la central obrera llame a un comité confederal, para “evaluar la situación actual y definir un plan de acción unificado”, con la discusión por delegaciones regionales en todo el país. Además, se pidió “el respaldo activo a todos los gremios en lucha, brindando la solidaridad que corresponde para fortalecer el accionar sindical”.

En este punto, la Corriente Federal expresó el rechazo a lo sucedido en el canal de noticias C5N, donde los trabajadores no cobran por una decisión judicial que no permitió declarar inembargables cuentas destinadas a salarios, y los despidos producidos en el diario La Nación por el cierre de su taller gráfico, con más de 40 años de antigüedad.

La conferencia de prensa, en la que estuvo presente Gestión Sindical, fue encabezada por el secretario de Prensa de La bancaria, Eduardo Berrospe, quien representó al líder del espacio Sergio Palazzo, quien no estuvo en la actividad. Uno de los ejes fue el impacto de la crisis económica en el sector laboral, en especial en el mundo del trabajo

La importación descontrolada

En este sentido, el titular del Sindicato de Obreros Curtidores (SOC), Walter Correa, advirtió que para este año, con estas políticas, se esperan “40 mil nuevos despidos en el sector industrial”. “La situación que está padeciendo la industria, en especial las pymes, es parte de un combo nefasto que se instaló desde que asumió este gobierno, con la apertura de importaciones desmedidas, descontroladas”, sostuvo Correa, que además es diputado nacional por Unidad Ciudadana.

Como ejemplo de esta política, recordó que por la importación de 500 mil pelotas de fútbol de china se fueron cerrando empresas del polo industrial en Bell Ville, Córdoba, que fabricaba estos productos. “La situación es caótica, hemos perdido 20 mil puestos de trabajo, y la proyección para este año es una pérdida de 40 mil puestos industriales más. Alertamos que lo que pretende este gobierno es un pre peronismo sin industria nacional, y llevarnos a un país agro exportador, donde sigan siendo los patrones de estancia”, agregó Correa. Por eso, remarcó que el espacio tiene una defensa “no de los patrones sino de los trabajadores, de la industria y los puestos laborales”.

Por su parte, el anfitrión Héctor Amichetti criticó el “estado de salvajismo” en que lleva adelante el modelo económico, lo que genera “una crisis no sólo económica sino social”, y habló de un “ajuste que repercute en toda la realidad, incluyendo el Estado que quiere achicar este gobierno, incluyendo el vaciamiento del Banco Nación que pretenden llevar adelante”.

No a la precarización

El dirigente dijo que este espacio “no aceptará la reforma laboral, que se pretende imponer empresa por empresa, como sucede en el sector aeronáutico, en el textil o como hicieron hace poco con la UOM”. “En nuestro documento hablamos de la gravedad de la situación que estamos viviendo, por si no lo entiende la conducción de la CGT, tenemos despidos que llegaron a más de 200 mil, desde la primera corrida bancaria del año pasado”, remarcó Amichetti.

Por esto, se pidió “el funcionamiento democrático de la CGT, y se debe convocar a las instancias donde todo el conjunto del movimiento obrera pueda expresar y debatir la problemática que están enfrentando, y de allí que surja una estrategia general que permita dar una batalla en conjunto, porque el origen de todos los conflictos es la política económica y social que lleva adelante el gobierno de Mauricio Macri”.

La crisis no es solo salarial, sino de servicios básicos

El dirigente gráfico se quejó que por la inflación las paritarias “van a ir perdiendo por encima del 10 por ciento del poder adquisitivo, lo que augura mayor recesión menos capacidad d consumo, destrucción del mercado interno y más despidos”. Por eso, “necesitamos una central obrera que se ponga a la cabeza y tenga la conducción de esta lucha social, donde se juega el destino del pueblo y de la Patria”.

Otro de los puntos cuestionados por la Corriente Federal fue el aumento de las tarifas de servicios públicos. En este punto, Carlos Minucci, secretario general de la Asociación del Personal Superior de Empresas de Energía (APSEE). “El tema tarifario es algo que la Corriente Federal viene planteando desde hace tiempo, de las consecuencias que trae el aumento. Nosotros consideramos que las subas corresponden a una transferencia de recursos de los ciudadanos a las grandes empresas que manejan este servicio”, sostuvo el dirigente. Ante esta situación, la Corriente forma parte de las marchas de las antorchas, que se hicieron los últimos jueves, motorizadas por el Frente Sindical, que reclama que no se apliquen estas medidas.

“Hay que poner en claro ante la gente que en estos momentos estamos atravesando una crisis, no sólo salarial, sino de servicios, porque en muchos hogares el pago de las tarifas llega al 20 o 30 por ciento de los ingresos. Creemos que debe ser un tema que debe sr tratado cuando la CGT nos convoque a debatir”, remarcó Minucci. En este sentido, la dirigente adelantó que participará de las audiencias públicas que se llevarán adelante el 26 de febrero en el teatro Astral, para analizar las subas tarifarias y su composición.

El documento que difundió este lunes la Corriente Federal es un duro diagnóstico de la situación actual del país, que insta a la CGT para que llame a discutir un plan de lucha. y abandone su postura de negociación.

El “diálogo” no dio resultados

En la conferencia de prensa, los dirigentes remarcaron que la actitud dialoguista “no tuvo frutos”, ni permitió generar herramientas para evitar el impacto de las medidas del oficialismo en el sector laboral.

En estos momentos, desde que Juan Carlos Schmid del triunvirato, la conducción quedó en manos de Daer (sanidad) y Acuña (estaciones de servicio), respaldados por los grupos de mejor llegada a la Casa Rosada: los “gordos” e “independientes”.

Si bien los gremios de la Corriente Federal no son parte del consejo directivo cegetista, mantienen su afiliación, por eso reclaman la convocatoria.

Este espacio forma parte del Frente Sindical para el Modelo Nacional, y desde hace tres años fomenta un programa de acción para llevar adelante.

En su accionar, se fueron sumando a espacios más combativos, y con otros sectores que están por fuera de la CGT. En este camino, el miércoles participaran de las acciones para reclamar la emergencia alimentaria que fomentan organizaciones sociales. “No podemos esperar a las elecciones, mientras se discuten candidaturas la postura del movimiento sindical debe ser discutir y enfrentar la política económica”, concluyeron desde este espacio, que dio el primer paso para iniciar la puja interna en la CGT.

También podría interesarte

[VIDEO] La emoción de un trabajador de C5n por el apoyo de la gente: “Es muy fuerte este acompañamiento”

Nicolás Munafó es cronista del canal de noticias y se lo vio conmovido por el …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *