viernes 16 de noviembre de 2018
Inicio / Actualidad / Informe de CONADU denuncia que en dos años el presupuesto universitario cayó más del 15%

Informe de CONADU denuncia que en dos años el presupuesto universitario cayó más del 15%

El trabajo elaborado por su Instituto de Estudios y Capacitación (IEC) analizó el proyecto que el oficialismo pretende aprobar desde la semana que viene. “Este presupuesto educativo se inscribe en la pauta general de recorte y ajuste”, sostuvo Federico Montero, dirigente de la CONADU. El día del tratamiento, habrá un paro educativo, y una movilización al Congreso.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Mañana, los gremios y las organizaciones sociales prometen una masiva movilización al Congreso, cuando se comience a tratar el proyecto de presupuesto. El rechazo a las cuentas que hizo el gobierno nacional cruza a todos los sectores, y se espera que la pelea contra la llamada “ley de leyes” sea tan intensa como compleja. Para ese día, los gremios de la educación plantearon un paro nacional, que incluirá todos los niveles, ya que habrá una reducción nominal de las partidas destinadas a la escuela y universidad pública. En el último de los casos, los sindicatos ya plantearon sus quejas presupuestarias durante la paritaria, que se firmó hace pocas semanas, luego de una larga lucha. El ajuste sobre la educación superior es eje de la protesta que realizan los gremios, y que plasmarán mañana miércoles.

Un informe elaborado por CONADU le puso números a esta reducción: según difundieron, si se aprueba el proyecto del oficialismo, en dos años (2018-2019) los recursos para las universidades se reducirán más de un 15 por ciento. Además, hablan de una reducción de las partidas destinadas a salarios, becas, y otros programas. Para el año que viene, el sector educativo en general dejará de recibir unos 14.660 millones de pesos.

El trabajo elaborado por el Instituto de Estudios y Capacitación (IEC) analiza la forma en que el presupuesto 2019 impacta en la educación en general y las universidades en particular. Este año, las reducciones de partidas fueron denunciadas por los gremios de docentes, que se movilizaron para recuperar esos recursos y para el acuerdo salarial, que salvo un sindicato (CONADU Histórica) se firmó hace unos días. “El proyecto de ley para el año 2019 supone una caída real del presupuesto universitario de 15,9 por ciento en dos años”, destacó el informe, al que tuco acceso Gestión Sindical.

Además, se recalcó que “después de muchos años desaparecen en el presupuesto las metas de becas para los estudiantes de bajos recursos y de carreras prioritarias y se reduce el presupuesto y el número de beneficiarios del plan Progresar”. Este número comparado con las becas entregadas en 2017 llega al 35 por ciento de la reducción de estudiantes incluidos.

En general, el sector Educación y Cultura tendrá una drástica reducción de recursos, que ya se experimentó este año. Según el informe del instituto de CONADU este año se reducirán “14.660 millones de pesos”, un 7,2 por ciento del total de 203.700 millones de pesos asignados originalmente. Para el 2019, el presupuesto prevé una suba nominal de los recursos del 21,3 por ciento, que si se comparan con la inflación real proyectada por el oficialismo da una reducción del 10 por ciento de los fondos reales.

Esto genera la participación más baja del PBI para educación: 1,25 por ciento para el año que viene. En 2018 este número alcanzó el 1,37 por ciento. Desde que cambiemos gobierna el país, la participación de educación en el PBI siempre fue menor de un año a otro. Además, la participación de los recursos para las universidades nacionales cae desde 2015: el año que viene con el proyecto presentado en el Congreso será del 0,76 por ciento del PBI, contra el 0,85 de este año.

“Para mantener la participación a niveles de 2015, en 2018 se deberían haber invertido 11 mil millones de pesos más de los que se estima invertir. Para 2019 el presupuesto debería ser de 15.500 millones de pesos más para alcanzar esa meta”, sostuvo el informe del IEC de CONADU. Además, el informe detalla la caída del 4,5 por ciento de las partidas para el año que viene para salarios de los docentes universitarios. “Si consideramos las diferencias entre la inflación estimada en el presupuesto 2018 y la que ahora reconoce el gobierno, esa caída será aún mayor: 19,6 por ciento”, remarcó el trabajo.

“Este presupuesto educativo se inscribe en la pauta general de recorte y ajuste que venimos viendo desde que asumió Macri, donde la tendencia general es que los recursos que están orientados a sostener las políticas que garantizan derechos, como la educación pública, son disminuidas, y lo único que crece es el pago de la deuda externa”, le dijo a Gestión Sindical Federico Montero, secretario de Organización de CONADU.

Para el dirigente, estas políticas de achicamiento “tienen como resultado la conflictividad que se vio este año en las universidades”, y alertó que “el recorte es mucho más brutal en los otros niveles de la educación”. “En la universidad no hacemos una pelea corporativa de nuestro sector, sino que entendemos que somos parte del sistema educativa, y no hay forma de concebir que la universidad pública y gratuita cumpla su función dentro de un sistema integrado”, remarcó Montero.

“La perspectiva es muy negativa, y de persistir este proyecto va a ser un año muy conflictivo para la educación superior argentina”, agregó. Los gremios ya se reunieron con algunos bloques de diputados (Unidad Ciudadana, FIT, sectores del Frente Renovador y el Movimiento Evita), para intentar avanzar en formas para frenar el recorte.

“Lamentablemente no tuvimos una interlocución clara con el bloque de Cambiemos, para hacerles entender la gravedad de esta situación. Creen que la gobernabilidad se va a resolver aplicando esa política de ajuste”, destacó el dirigente, que además es titular de FEDUBA.

Por otra parte, Montero se refirió al paro que protagonizará todo el sector educativo el próximo miércoles, cuando se trate la ley de presupuesto. “El paro está confirmado, lo estamos coordinando con los otros niveles educativos, será un paro nacional educativo”. Por estas horas, el resto de las organizaciones universitarias confirmaron su adhesión. Desde FEDUN le dijeron a Gestión Sindical que se sumarán a la movida, y pararán ese día.

Lo mismo resolvió la semana pasada un plenario de la CONADU Histórica. En este sentido, si cambia el día de tratamiento, CONADU y el resto de los gremios analizará si realiza igual la movilización, o la suspende para cuando llegue finalmente la iniciativa al parlamento. “Creemos que habrá un alto acatamiento, porque además del tema presupuestario está la cuestión salarial, seguramente haremos un adelantamiento de nuestro acuerdo y una recomposición de emergencia, porque el tema inflacionario se está agudizando”, concluyó Montero. El gremio realizará jueves y viernes un Congreso que analizará el cuadro de situación, y se espera que de allí salgan medidas para profundizar el plan de lucha.

También podría interesarte

La crisis sigue destruyendo puestos de trabajo: denuncian despidos en la histórica fábrica Siam

La emblemática marca de heladeras despidió a 20 empleados de su planta de Avellaneda, y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *