sábado 15 de mayo de 2021

Incendiaron el auto a una médica con Covid-19: «Ratas infestadas. Váyanse»

Claudia Salguero es jefa de la Terapia Intensiva del Hospital Vera Barros, donde se infectó tratando pacientes. Desconocidos le prendieron fuego el coche y le pusieron en el parabrisas: «Ratas infestadas. Váyanse».

Una doctora de La Rioja que se contagió de coronavirus al atender pacientes con esa enfermedad en el Hospital Vera Barros de la capital provincial, donde es jefa de la Terapia Intensiva, sufrió un ataque de vandalismo por parte de desconocidos que esta madrugada le incendiaron el automóvil y le dejaron en el parabrisas un cartel con la inscripción «Ratas infestadas. Váyanse».

Se trata de Claudia Salguero, a quien el pasado 7 de abril le dio positivo el test por Covid-19 y ahora espera el último control por el que podrían darle el alta.

La mujer subió a su perfil de Facebook las fotos de su vehículo prendido fuego y del cartel que le dejaron.
«Tengo una tristeza profunda. Yo puedo entender que tengan miedo, todo esto es nuevo y cada uno reacciona como puede ante una situación determinada. En otros lugares aplauden a sus médicos. Aquí reaccionan así. Nunca lo voy a entender», señaló en su cuenta de la red social. Asimismo, sostuvo que no tenía miedo, pero sí «tristeza» por lo sucedido.

En declaraciones a Radio 24, la doctora explicó que el auto, «una pick up Ford», estaba estacionada en la casa donde viven su marido y su hija, en el barrio CGT Sur, ya que ella tiene otro domicilio, en el que pasó su cuarentena, en el centro de la capital riojana.

«A las 5.30 de la madrugada me llamó mi hija, me dijo que salieron porque ladraban los perros y vieron que la camioneta estaba ardiendo en llamas por dentro y se acercaron y vieron el cartel», contó la médica, que se contagió de coronavirus en el hospital donde trabaja por intermedio de la pediatra Liliana Ruiz, la primera paciente con esta patología en la provincia, quien luego murió a causa de la enfermedad.

Respecto a cómo la afecta el Covid-19, reveló: «En mi caso cursé una enfermedad de leve a moderada que no requirió internación. Es una experiencia desagradable, como una gripe fuerte, dolores musculares, cefalea, falta de apetito, falta de aire, fiebre, tos».

«Uno no sabe cómo va a evolucionar la enfermedad y cómo una sigue adelante. Además, en mi caso estuve sola, aislada, sin la presencia de la familia, todas son cargas negativas. La pasé bastante mal», agregó.

También podría interesarte

Gremio CICOP se suma al pedido de liberar patentes de las vacunas contra el Covid-19: “Sería estratégico”

Desde la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (CICOP) se sumaron al pedido mundial …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *