18 de Mayo
de 2022
Actualidad.

Grupo de gremios quieren a Pablo Moyano como futuro conductor de la CGT unificada

17. 06. 2016

Más de 30 sindicatos se reunieron esta semana para potenciar la posibilidad que el hijo del Hijo Moyano lo suceda al frente de la central unificada. “Es garantía de lealtad y recambio generacional”, afirman quienes apoyan esta posibilidad. No quieren que dirigentes alineados con Caló o Barrionuevo sean parte de la nueva conducción.

El 22 de agosto próximo, las tres versiones de la CGT se unificarán, como no sucede desde hace más de cuatro años. La confirmación que Hugo Moyano no buscará ser el conductor de la nueva central abrió en la sede Azopardo una puja para instalar el sucesor del camionero, que por el momento no dio ninguna “bendición”. Por el momento, este sector parecía inclinarse por el dirigente de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) Juan Carlos Schmid, que reúne buena parte del consenso de la dirigencia, incluso de otros sectores. Además, enfrente la postulación de Héctor Daer aparece como la más consolidada, a la que se le suman, con menos peso, las de Carlos Acuña (estaciones de servicio) y Sergio Sasia (Unión Ferroviaria). Pero desde un sector quieren que el apellido Moyano siga siendo referencia de la central obrera. Así, postulan a Pablo, adjunto de camioneros, para conducir la nueva CGT. No quieren que gente cercana a Antonio Caló o Luis Barrionuevo estén en la futura conducción.

El grupo de 30 gremios, que puede ser considerado un sector de “moyanistas puros”, se reunieron en los últimos días para acordar fomentar la candidatura de Pablo Moyano a conducir la próxima CGT. En el último encuentro, realizado en gremio de taxistas, se analizó los pasos a seguir para buscar potenciar la candidatura del hijo del actual líder cegetista, que decidió dar un paso al costado a partir de la próxima unificación. En este convite estuvieron entre otros dirigentes del gremio docente UDOCBA, SOEME, Asociación del Personal de los Organismos de Previsión Social (APOPS), empleados estaciones de servicio, comisarios navales, empleados del PAMI, SUPTTIOMA (profesionales del IOMA), Sindicato de Policías y Penitenciarios de la República Argentina (SINPOPE), empleados de Farmacia, entre otros.

“Pablo garantiza lealtad, defensa de los derechos de los trabajadores y un recambio generacional, por eso estamos comprometidos en su candidatura”, expresaron fuentes del sector a Gestión Sindical. En este sentido, si bien no esperan que su padre de un apoyo formal, ratifican que la confianza que le dio en estos años –hoy virtualmente maneja el gremio de camioneros, ya que Moyano está de lleno metido en la presidencia del club Independiente y su rol en la futura AFA –es una muestra de confianza. “Sabemos del apoyo de Hugo a su hijo, no necesitamos que se exprese en palabras, además Pablo tuvo un crecimiento notable como dirigente en los últimos años”, confiaron las mismas fuentes.

Por su parte, Pablo Moyano se puso al frente de la negociación salarial de camioneros, y la semana próxima podría ser parte de un paro nacional, ante el rechazo de la nueva oferta que realizó la cámara empresarial. Con una postura casi intransigente, el secretario Adjunto del gremio insiste con una suba salarial del 40 por ciento, criticó tanto la “caradurez empresarial” por la oferta que no supera el 28 por ciento, como al gobierno, a quien le pide que se elimine el Impuesto a las Ganancias, “como se prometió en campaña”. Por eso, la semana próxima podrían realizar un acto en Plaza de Mayo, y no se descarta un paro nacional.

Por este perfil duro, a los dirigentes de este grupo los seduce la idea de Pablo Moyano conducción. Entre quienes promueven la candidatura está José Ibarra, el taxista que gracias al apoyo de Moyano se hizo de una parte de la federación de su gremio, en una pelea que generó la enemistad todavía marcada entre el camionero y Omar Viviani. Este último se acaba de sumar a la posible unidad, a través de su grupo Movimiento de acción Sindical Argentino (MASA), que candidatea a Sasia, el ferroviario que reemplazó a José Pedraza al frente del gremio. “La unidad de la clase obrera es una prioridad para todos los trabajadores y por eso si nuestro compañero Hugo decide dar un paso al costado e impulsar al compañero Pablo Moyano, respaldaremos esa decisión porque es necesario que los nuevos dirigentes alcancen su espacio y también tengan la posibilidad de aportar nuevas ideas que oxigenen a la conducción sindical”, señaló Ibarra en declaraciones posteriores al encuentro.

Además, este grupo decidió no aceptar que otros sectores tengan lugares en la futura conducción. Para ellos, tanto la CGT Alsina como la que comanda Luis Barrionuevo son parte del proceso anterior, político y sindical. “Caló apoyó al kirchnerimso, y perdió la elección, no pueden ser parte de la nueva conducción. Lo mismo Barrionuevo, que se fue por su voluntad de la CGT. Acá los que bancamos la parada fuimos nosotros, con Moyano. Nos toca conducir”, remarcaron las fuentes. Lo cierto es que para elegir un único secretario general deberán trabajar, y mucho, ya que los gremios masivos no son precisamente moyanistas. La idea de un triunvirato en una primera etapa –que evalúan proponer desde la CGT Azul y Blanca, no es viable para este espacio: “sería como seguir separados, no es una unidad verdadera”.

Temas relacionados /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales