23 de Mayo
de 2022
Actualidad.

Gremios alertaron sobre la “grave situación energética que vive el país” y pidieron ser recibidos por Macri

24. 08. 2016

Fue durante el Congreso Ordinario anual de CATHEDA, que reúne los principales sindicatos del sector energético y donde además se renovaron las autoridades. Emitieron un documento final con duras críticas al gobierno y a los empresarios.

La Confederación Argentina de Trabajadores y Empleados de los Hidrocarburos, Energía, Combustibles, Derivados y Afines (CATHEDA) realizó el miércoles 24 su Congreso Ordinario anual para la renovación de autoridades. Además, en el encuentro llevado a cabo en la sede de la Federación Sindicatos Unidos Petroleros e Hidrocarburíferos (SUPeH), se suscribió un documento con la posición conjunta de los trabajadores del sector, en el cual se hace referencia a “la grave situación energética que vive el país” y donde se pide ser recibidos por el presidente de la Nación, Mauricio Macri.

La nueva mesa de CATHEDA quedó conformado por el legendario titular de YPF, Antonio Cassia, como presidente, al ser renovado en su cargo. Y secundado, entre otros, por Guillermo Pereyra, de petroleros privados; Guillermo Moser, de Luz y Fuerza; Oscar Mangone y Guillermo Serafini, de trabajadores del gas; José Luis Lingieri, de Obras Sanitarias; José Escoda, de Estaciones de Servicio; y Hugo y Pablo Moyano por Camioneros.

Luego de ser aprobados en el Congreso los nuevos cargos, los principales representantes de los gremios que nuclean a los trabajadores de la energía se hicieron escuchar, coincidiendo en la importancia de poder exponer, ante el Presidente de la Nación, la visión del movimiento obrero. “Queremos aportar a la discusión sobre la hora difícil que vive el país en este tema, y el Gobierno tiene la obligación de escucharnos”, dijo Antonio Cassia. Y agregó: “Estamos siempre abiertos al diálogo y a aportar, pero lamentablemente esto no pasa. Hemos pedido ser escuchados pero no lo han hecho, y los problemas se multiplican porque la desinversión que durante años ha habido en el sector está explotando en toda su magnitud”.
Por su parte, Pereyra afirmó que “este Gobierno no entiende y, lo que es peor, no se deja ayudar”, además de decir que “necesitamos inversiones para el sector, y las empresas no están a la altura del esfuerzo se los trabajadores”. Mientras que Moser se quejó de “años de subsidio eléctrico a los countries, el Sheraton y el Jockey Club, que estamos esperando que el Presidente corrija de un modo que beneficie a los trabajadores. La gente en la calle nos reclama a nosotros como si fuéramos la empresa, y hasta toman de rehenes a los operarios para que terminen las reparaciones. Nosotros queremos que también las empresas expliquen dónde fueron a parar los subsidios”.

Cuando fue su turno, Hugo Moyano agradeció primero “al Congreso (de CATHEDA), que permitió que mi gremio se incorporé a esta Confederación”, para enseguida prometer que “mi organización aportará toda la experiencia que tenemos para colaborar en lo que podamos”. Y finalizó con una broma: “Pero no me comprometan a mí con nada más porque yo ya estoy en retirada, y debo ocuparme nada más que de uno de los temas más complejos que tiene una sociedad, como es un club de fútbol”, en referencia a Independiente.

Comunicado oficial
La nueva conducción de CATHEDA emitió, al final del Congreso, un documento en el que se destaca que, “mirando a futuro, deberán replantearse y actualizase los marcos regulatorios de los servicios públicos y de los mercados energéticos, cuyos lineamientos atendieron la necesidad de un momento histórico totalmente diferente del actual”.

El texto también está dirigido al sector empresario, “que es significativo y que menos aporta y más escapa a la discusión. Terminan en un rol especulativo sentados arriba del petróleo y del gas que tenemos en una de las cuencas más importantes del Cono Sur, en lugar de encarar las decisiones estructurales para facilitar la producción que es lo que nos va a dar trabajo, pero además la energía y el combustible que el país necesita dramáticamente”.

En el documento también se subraya que “la realidad de la baja rentabilidad del negocio en este momento no significa que debamos desalentarlo como Nación, y mucho menos que sea sencillo y barato importar. El impacto social de esta fuente de trabajo en regiones claves es, para los gremios, un tema relevante que nos preocupa”.

Por último, plantean la necesidad de que el sector trabajador participe del diseño de la nueva política energética, y que se los convoque no solamente para hablar sobre los temas paritarios y de condiciones laborales, “porque cualquiera de nosotros está a la altura, e incluso más, de los famosos siete secretarios. Y tenemos más derecho a opinar porque somos los que estamos en el frente de la obra”.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales