martes 26 de enero de 2021

Gremios aeronáuticos critican la política del gobierno y alertan por los conflictos en el sector

Esta semana, las organizaciones que forman el espacio Sindicatos Aeronáuticos Unidos se movilizarán a las carteras de Transporte y Trabajo para alertar de la falta de respuestas a distintos reclamos, marcando un quiebre en el apoyo inicial expresado por la dirigencia gremial a las políticas del gobierno. En el conflicto de Latam, el más grande del momento, buscan garantizar la continuidad laboral a partir de una mesa de negociación.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

El viernes pasado, los trabajadores de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) se movilizaron al Aeropuerto Internacional de Ezeiza para reclamar mejoras en las condiciones de trabajo. En pandemia, la entidad es la encargada de controlar la vuelta de las operaciones de cabotaje, que buscan reactivar el sector. Ese no es el único conflicto en una actividad muy golpeada por el aislamiento y la crisis económica generada por el coronavirus. Los problemas en empresas como Latam, que se retira del país y dejó de pagar los salarios hace unos meses, marcan un aumento de la conflictividad, por lo cual los gremios comenzaron a cuestionar la política aerocomercial que impulsa el Ministerio de Transporte.

De hecho, Mario Meoni quedó en la mira de Sindicatos Aeronáuticos Unidos, que esta semana se movilizarán a la sede de su cartera. La dirigencia critica al funcionario y a su par de Trabajo, Claudio Moroni, a quienes responsabilizan por la falta de respuesta en los distintos conflictos. Los gremios remarcan que por inacción de los ministerios, hay graves problemas laborales en la mencionada Latam además de otras firmas, como Andes, Avian y Eana, y en la propia ANAC.

El malestar entre los gremios del sector y los funcionarios del gobierno nacional se viene acumulando, ante la falta de respuesta a las necesidades de los trabajadores de una de las actividades que en el país y el mundo más golpeó la pandemia. El mayor de los conflictos es el de Latam, la empresa chilena que anunció que dejará de volar las rutas internas argentinas. En junio, Latam Argentina presentó un Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC) y confirmó su salida del país, y resolvió unilateralmente abonar el 50 por ciento de los salarios a los empleados. La semana pasada, los empleados se movilizaron para pedir al gobierno que intervenga y garantice la continuidad laboral.

“La semana pasada nos recibieron tres funcionarios del Ministerio de Salud, que ya nos habían recibido antes, a principio de octubre, en el marco de un conflicto que lleva siete meses”, le explicó a Gestión Sindical Martín Tomé, vocero de un grupo de trabajadores autoconvocados, que organizó con los gremios la marcha de la semana pasada.

“Por el momento se está negociando con los distintos sectores, para lograr un compromiso de continuidad laboral, que según nos adelantaron podría anunciarse esta semana”, agregó Tomé. La idea es que el acuerdo para sostener las fuentes de trabajo pueda en los próximos días, para terminar con la incertidumbre del sector.

Una vez que este compromiso entre el estado, los gremios y los trabajadores se logre, lo que se pide es “una mesa de negociación” para darle forma a la nueva etapa. El objetivo que este espacio esté formado por las cúpulas gremiales, los trabajadores autocomnvocados, la propia Latam y representantes de los ministerios de Transporte y Trabajo. “Después de movilizarnos varias veces logramos que se avance en este sentido, hoy la reanudación de los vuelos es un hecho, Latam vuela sus rutas internacionales con personal extranjero, y se está valiendo de distintas estrategias para reemplazar al personal de la Argentina, denunció Tomé.

En este sentido, las tareas de aeropuerto las hace con jerárquicos, y así “logró reducir la cantidad su plantel de personal a 450 personas, cuando previo a la pandemia fuimos cerca de 3 mil los empleados en actividad, entre personal de contratación directa o tercerizados”.

En este sentido, los empleados afirman que “la empresa se hace la desentendida, sabemos que mantiene su actividad internacional y carguera, que es la principal fuente de ingreso. Por eso esperamos que se logre esta mesa de diálogo que permita sostener las fuentes laborales, lo que queremos los empleados es seguir trabajando con profesionalismo”. Tomé adelantó que si bien no hay medidas acordadas por si se demoran estas resoluciones, “el plan de lucha continúa”.

El conflicto de Latam y otros que se producen en el sector, golpeado por la pandemia, hacen que los gremios pidan una política más activa por parte del gobierno nacional. Luego de un tiempo donde tuvieron buen diálogo con los funcionarios, esta semana los integrantes del espacio sindicatos Aeronáuticos Unidos se movilizarán a las carteras que lideran Moroni y Meoni, para mostrar sus descontentos. La marcha será el miércoles 11 a las 10 de la mana, según anunciaron en un comunicado.

La jornada estará protagonizada por el personal de tierra (APA), los técnicos (APTA), los pilotos (APLA y UALA), los jerárquicos (UPSA) y los controladores aéreos (ATEPSA), que tuvieron una política conjunta durante el gobierno de Mauricio Macri, rechazando la llamada “revolución de los aviones” del ex ministro de Transporte Guillermo Dietrich. La llegada de Alberto Fernández a la Casa Rosada generó expectativa entre los dirigentes, pero la falta de respuestas comenzó a cambiar el clima, hasta llegar a la protesta de esta semana.

“El propósito de la jornada es trasmitir a los ministros de ambas áreas el malestar generalizado en toda la actividad aeronáutica por su pasividad e insensibilidad ante el conjunto de problemas que afecta a la situación laboral de miles de empleados”, afirmaron los gremios en un documento conjunto, al que tuvo acceso Gestión Sindical. Además, adelantaron que la jornada serán “también para criticar, una vez más, de una verdadera política aérea que permita superar la crisis generada por la fracasada ‘revolución de los aviones’ del gobierno de Cambiemos, agravada por una pandemia que ha golpeado durante el transporte aéreo nacional y mundial”. Para los sindicatos convocantes, muchas empresas del sector aprovecharon esta crisis para “descargar todo el peso sobre su propio personal, condenando a miles de familias al desempleo, la pobreza y el hambre”.

En el plano político, los sindicatos aseguran que “hemos luchado y contribuido para que el triunfo del proyecto nacional y popular pudiera erradicar las políticas del neoliberalismo que tanto daño y sufrimiento han causado al pueblo argentino. No pensamos abandonar esas banderas”.

También podría interesarte

Pablo Moyano apoyó la decisión del Gobierno de extender la prohibición de despidos

Por otra parte, señaló a los empresarios que «sacan ventajas» o se «abusan» en medio …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *